¿Por qué algunas personas en situaciones de emergencia ponen en juego sus propias vidas innecesariamente?, ¿por qué algunos individuos corren hacia el lugar equivocado ante un incendio?, ¿por qué son incapaces de seguir las instrucciones de seguridad?... El alto nivel de estrés que suponen estas situaciones puede afectar seriamente a los procesos de atención controlada, hasta el punto de impedir la realización de las acciones necesarias para la supervivencia. Así lo ha demostrado un estudio publicado recientemente en la revista Applied Cognitive Psychology, donde se demuestra que al menos uno de los errores que cometen las personas sometidas a un fuerte nivel de estrés tiene que ver con el deterioro de esta función.

Los autores evaluaron las capacidades cognitivas de una tripulación aérea mientras realizaban un ejercicio de superviviencia en el norte de Inglaterra. El ejercicio consistía en el simulacro de un accidente aéreo que tenía lugar durante el invierno bajo condiciones de nieve y granizo.

Para evaluar la atención selectiva, los participantes debían identificar una serie de localizaciones en un mapa durante la realización del simulacro. Los resultados evidenciaron un deterioro en esta función al comparar los resultados con un grupo control (tripulantes aéreos no sometidos a una situación de estrés), y con su propio rendimiento durante los ejercicios de formación previos a la realización del simulacro. Además, el nivel de rendimiento en la ejecución de la tarea de atención selectiva no se recuperó hasta 3 días después de la realización del simulacro.

También se evaluó la atención sostenida mediante una tarea consistente en detectar dígitos presentados verbalmente durante un periodo de 10 minutos. En la ejecución de este ejercicio los participares también mostraron un deterioro significativo. Sin embargo, no se observaron diferencias en la ejecución de otras tareas relacionadas con la memoria de trabajo verbal o auditiva ni con la reorientación atencional involuntaria.

Según los autores, el patrón de deterioro en los procesos de atención selectiva y sostenida, apunta hacia problemas específicos en la atención controlada o voluntaria. Un peor rendimiento en estas funciones hace que determinados estímulos ambientales interfieran con la realización de conductas de supervivencia orientadas hacia metas específicas, lo que explicaría por qué determinadas personas se ponen en situaciones de riesgo innecesariamente cuando se enfrentan a una situación de estrés elevado.

Fuente:

Leach, J., Ansell, L. (2008). Impairment in attentional processing in a field survival environment. Applied Cognitive Psychology, 22(5), 643-652.

Artículos Relacionados
ANSIEDAD Y ATENCIÓN HACIA ESTÍMULOS EMOCIONALES DE VALENCIA NEGATIVA
TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO ASOCIADO A MUERTE PREMATURA POR CARDIOPATÍA
INTELIGENCIA EMOCIONAL EN SITUACIONES DE ESTRÉS LABORAL
REDUCCIÓN DE ESTRÉS MEDIANTE CONCIENCIA PLENA. UN ENTRENAMIENTO PROGRESIVO PARA RESPONDER EN VEZ DE REACCIONAR
ESTRÉS LABORAL Y BURNOUT EN LOS SERVICIOS DE URGENCIA EXTRAHOSPITALARIA
ESTRÉS Y PÁNICO: LA INFLUENCIA DE LOS CAMBIOS VITALES
EL AFRONTAMIENTO DEL ESTRÉS EN EL ÁMBITO DEPORTIVO