La aplicación de la evaluación psicológica en todas sus vertientes al mundo del trabajo y las organizaciones se caracteriza por una larga tradición. Se ha demostrado claramente que los diferentes procedimientos y metodologías de evaluación psicológica en dicho ámbito (entrevistas estructuradas, assessment centres, cuestionarios, test e inventarios psicológicos, obtención de perfiles profesionales, etc.) son eficaces tanto para la empresa u organización (reclutamiento, selección de personal, optimización de recursos humanos, desarrollo de competencias, etc.) como para los propios empleados (autoconocimiento), lo cual repercutirá positivamente en el desarrollo de las competencias laborales, satisfacción y bienestar laboral. En relación a esto, la International Organisation for Standardisation (ISO) ha iniciado un nuevo proyecto para asegurar que dichos procesos y métodos de valoración se utilizan adecuada y éticamente.

¿Por qué son necesarias estas normas ISO?

Desde hace tiempo, la Psicología del Trabajo y las Organizaciones viene demandando el desarrollo de un estándar internacional que guíe el proceso de evaluación en sus diferentes fases (planificación, aplicación, toma de decisiones, seguimiento, etc.). La implementación de este conjunto de normas internacionales aumentaría la objetividad de todo el proceso, minimizándose la toma de decisiones inadecuadas, justificándose la relevancia de las evaluaciones, etc., y beneficiándose no sólo la propia empresa u organización, sino también los propios empleados, candidatos, potenciales trabajadores, etc.

 

¿Qué incluirán las normas ISO internacionales?

Este estándar internacional supondría el establecimiento de un conjunto de criterios cuyo seguimiento garantizaría la adecuación del proceso y la metodología de evaluación. En concreto:

  • La selección, aplicación y valoración de los propios procedimientos de evaluación desarrollados.

  • La interpretación de los resultados de la evaluación y devolución de los mismos.

  • Los criterios mínimos de cualificación de la persona que realiza la evaluación.

  • Los principios éticos que guiarán todo el proceso.

  • La toma de decisiones relacionada tanto con el reclutamiento, selección de personal, plan de carrera, etc.

¿Cómo se desarrollarán las normas ISO?

La ISO ha creado un comité propio para el proyecto, denominado PC 230. Este comité está compuesto por especialistas en el desarrollo de estándares internacionales y expertos en evaluación psicológica en el trabajo y en las organizaciones de diferentes países miembros de la ISO (la mayoría de la UE, EEUU, China); su cometido será la evaluación, tanto a nivel internacional como por países, de la adecuación de las diferentes propuestas que realice el grupo de trabajo creado para ello. De esta forma, se espera que dichas normas ISO estén totalmente desarrolladas para 2010, si bien a lo largo de 2009 se podrán empezar a conocer ciertos avances.

¿Cuáles son las implicaciones prácticas que tendrían las normas ISO para la evaluación ocupacional tendrán para empleados y empresas?

 

  • Las normas serán un criterio que muestre que la persona que realiza la evaluación está capacitada para ello (experiencia y competencia).

  • Supondrán también un criterio que guiará la toma de decisiones personales dentro de todo el proceso de reclutamiento y selección, tanto de los propios departamentos internos de RRHH como de servicios externos dedicados a ello (consultoras y otros).

  • La aplicación de estas normas ISO será una garantía del propio proceso de evaluación (selección, evaluaciones internas, etc.), siendo un estándar objetivo externo e independiente de calidad.

  • ¿Cómo se desarrollará en la práctica?