La coordinación entre el contexto educativo, social y sanitario es fundamental para ofrecer una atención coordinada a los niños, niñas y jóvenes con discapacidad y necesidades complejas. Así lo establece la nueva guía del Instituto Nacional de la Excelencia para la Salud y la Atención del Reino Unido (National Institute for Health and Care Excellence, NICE), que lleva por título Disabled children and young people up to 25 with severe complex needs -NG2013. La guía está centrada, por tanto, en la atención que se proporciona a niños, niñas y jóvenes de hasta 25 años que requieren este tipo de atención especializada.

Las recomendaciones de la guía abordan los principios que deben guiar la atención a estas personas y sus familiares, las pautas de coordinación entre servicios y la evaluación y la elaboración de planes para la respuesta a las necesidades de educación, salud y sociales, entre otras cuestiones.

 

Fuente: www.pexels.com Artista:
Nataliya Vaitkevich Fecha descarga: 17/03/2022

Asimismo, la guía del NICE dedica un apartado al apoyo a padres, madres y cuidadores, a la importancia de la participación social y a la transición de los servicios de pediatría al de los adultos..

Entre las necesidades que se contemplan en la guía se incluyen los cuidados paliativos y al final de la vida, el establecimiento de apoyos para la comunicación, las adaptaciones a nivel ambiental o la formación y apoyos para mejorar la empleabilidad de estas personas.

En relación con los principios generales que deben guiar la atención a estos niños, niñas y jóvenes, el NICE establece que los profesionales de la educación, la sanidad y la asistencia social deberían siempre situar las opiniones, los objetivos vitales y las ambiciones y preferencias del niño o joven con discapacidad y necesidades complejas graves en el centro de la planificación y la toma de decisiones y tener en cuenta las opiniones de los padres y cuidadores, así como los antecedentes culturales del niño o joven y de sus padres y cuidadores. Si estos jóvenes no pueden participar activamente en la planificación o en la toma de decisiones, los profesionales de la educación, la salud y la asistencia social deberán tener en cuenta las opiniones de las personas que mejor los conocen y no dar por sentado que todos los niños, niñas y jóvenes con un determinado diagnóstico necesitan el mismo apoyo.

La guía puedeconsultarse en el siguiente enlace:

Disabled children and young people up to 25 with severe complex needs -NG2013

Artículos Relacionados
Atención sanitaria y social integrada para personas sin hogar, nueva guía del NICE
Asegurar un ambiente laboral de apoyo y positivo, clave para el bienestar del trabajador - guía del NICE
1 de cada 3 estudiantes de ESO podría tener ya un uso problemático de Internet, según advierte UNICEF
Cómo ofrecer ayuda a jóvenes varones refugiados víctimas de abuso sexual, guía de UNICEF
Guía del NICE sobre rehabilitación después de una lesión traumática
Cómo incorporar acciones basadas en la evidencia en los programas de prevención de la violencia contra la infancia