El Departamento de Salud de Reino Unido ha publicado una nueva guía con la que pretende formar a los responsables de la administración y a los técnicos locales para que establezcan medidas que aseguren que las personas con problemas de salud de larga duración, como las enfermedades mentales, tomen partido en las decisiones sobre su enfermedad y tratamiento.

 

En la elaboración de este documento, denominado "Supporting People With Long Term Conditions: Commissioning Personalised Care Planning", han participado más de 80 responsables y expertos en salud e incluso asociaciones de pacientes.

Con esta iniciativa el gobierno británico se ha comprometido a que en el año 2010 todas aquellas personas afectadas de dolencias de larga duración (unos 15 millones de habitantes en este país) tengan acceso a un plan personalizado de tratamiento. Este programa se basa en:

- Promover la elección y el control del paciente sobre su dolencia, situándole en el centro del proceso terapéutico.

- Centrarse en metas realistas que las personas deseen alcanzar, tales como recuperar su capacidad para trabajar y vivir independientemente.

- Compartir información con los pacientes, de tal manera que puedan sentirse involucrados en la toma de decisiones sobre su tratamiento.

- Proporcionar apoyo a las personas para auto-cuidarse y ganar autocontrol sobre su dolencia.

- Coordinar el trabajo de los servicios sanitarios y sociales con el objetivo de conseguir el retorno del paciente, lo más pronto posible, al mercado laboral.

El manual se enmarca dentro de la campaña "Putting People First" ("Poniendo a las personas en primer lugar"), que persigue que los servicios asistenciales sean más personalizados, y se centra especialmente en la prevención de las enfermedades, así como en la implantación de un nuevo modelo asistencial basado en la toma de decisiones informadas por parte del paciente, en la eliminación de las desigualdades en los tratamientos y en el acercamiento de los servicios asistenciales a los domicilios.

Estas y otras novedosas medidas que se han puesto en marcha en este país en los últimos meses, como el programa Improving Acess To Psychological Therapies, parten de la preocupación del gobierno británico ante la elevada incidencia de bajas laborales derivadas de problemas de salud mental (estrés, ansiedad y depresión), y que suponen el 42% de los casos de prestación por incapacidad en el Reino Unido.

Para acceder al documento original pincha en el siguiente enlace:
Supporting People With Long Term Conditions

Artículos Relacionados
LOS BENEFICIOS DE LOS TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS, ¿QUÉ DICEN LOS EXPERTOS?
REDUCCIÓN DEL TIEMPO DE ESPERA PARA RECIBIR TERAPIA PSICOLÓGICA, EN EL PUNTO DE MIRA DE LOS EXPERTOS
“EL AVANCE MÁS IMPORTANTE PARA EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD” EN EL REINO UNIDO
"UNA SOCIEDAD MADURA DEMANDA LA PRESENCIA DE LOS PSICÓLOGOS/AS EN ATENCIÓN PRIMARIA" – ENTREVISTA A JUAN I. CAPAFONS, PRESIDENTE DE LA SEPCYS
ANALIZANDO LOS BENEFICIOS DE INTEGRAR LA ATENCIÓN PRIMARIA Y LA SALUD MENTAL
LA IMPORTANCIA DE ASEGURAR LA SALUD MENTAL EN LOS PRÓXIMOS AÑOS
NUEVO INFORME DE LA OMS SOBRE SALUD MENTAL EN EUROPA