COP Madrid

El pasado 15 de junio el Consejo de Gobierno aprobó el proyecto de Ley de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid.

La Vocal de Intervención Social de la Junta de Gobierno del Colegio, Silvia Garrigós, destaca que “el proyecto no responde a las necesidades sociales de las personas y de las familias, ni toma en consideración las crecientes tasas de pobreza y exclusión social en nuestra Región. Es importante fortalecer el Sistema Público de Servicios Sociales y que sea considerado un servicio esencial en la nueva Ley de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid”.

Una de las mayores preocupaciones compartida por todas las entidades sociales, sindicales y colegios profesionales que conforman la Marea Naranja Madrid, de la que forma parte activa el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, es que el proyecto de Ley no garantiza que los centros de servicios sociales de atención primaria continúen siendo de titularidad pública y gestión directa, ni regula de manera efectiva los servicios, la configuración de los equipos interdisciplinares ni las ratios de atención en la organización funcional, lo que supone una desregulación efectiva del sistema.

Por esta razón, hoy la Marea Naranja Madrid ha registrado en la Asamblea de Madrid dos documentos, que contienen consideraciones generales y una propuesta alternativa a la redacción de la mayoría de los artículos recogidos en el proyecto de la Ley de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid.

 

Artículos Relacionados
El COPM refuerza sus alianzas con el Colegio Oficial de Médicos de Madrid mediante la firma de un convenio marco
Las revistas del COPM se sitúan entre las mejores revistas científicas españolas de Psicología
El COPM fue la sede elegida para presentar la nueva canción que ha compuesto Rozalén sobre el suicidio "Agarrarte a la vida"
El COPM firma un convenio con el CSIC y la Universidad Complutense de Madrid para la actualización de Tesauro ISOC de Psicología
Acto de entrega del 0,7% del COPM al proyecto solidario “atención biopsicosocial y educativa en el alumnado con síndrome 22q11 que ha sufrido bullying”