Bajo el lema "Para salvar vidas: seguridad en las situaciones de emergencia", la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha celebrado este año el Día Mundial de la Salud, señalando con ello la importancia de la seguridad de los servicios de salud y la preparación del personal sanitario que atiende a los afectados por situaciones de emergencia.

Con motivo de la celebración de este día, Infocop Online ha querido profundizar en este tema entrevistando a Isabel Vera Navascués y Elena Puertas López, psicólogas del Equipo de Psicología de Catástrofes de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y con una amplia experiencia en la intervención directa con afectados por emergencias y catástrofes.


Isabel Vera


Elena Puertas

ENTREVISTA

Con la celebración del Día Mundial de la Salud, este año la OMS destaca la importancia del entrenamiento y preparación de los diferentes grupos de intervención (personal sanitario, bomberos, policías, etc.) para la actuación en situaciones de catástrofes y emergencias. Como expertas en este ámbito, ¿qué lugar debería ocupar el proceso de entrenamiento en habilidades de apoyo psicológico, autocontrol emocional o manejo del estrés en dichos colectivos?

La formación en manejo del estrés y apoyo psicológico debería ser una formación transversal en el entrenamiento de todos los grupos de Intervención.

Teniendo en cuenta las tareas de los grupos de intervención (Bomberos, Policía, Guardia Civil, Actuantes de Protección Civil, etc.), se debería diseñar un programa completo de prevención del estrés en el ámbito organizacional que incluya actividades antes del desempeño profesional, (adecuada selección de personal y formación orientada a cada puesto de trabajo), durante (rotación del escenario de trabajo, periodos de descanso, apoyo psicológico del equipo, etc.) y después (técnicas grupales y psicoeducativas, seguimiento, etc.)

Este abordaje global, desde nuestro punto de vista, conseguiría reducir en los intervinientes los efectos del estrés, mejorando su salud, mejorando el funcionamiento de las organizaciones (menor absentismo y menores bajas laborales), y finalmente en la sociedad en general, reduciendo los costes de distintas enfermedades potenciadas por el estrés.

¿Qué puede aportar la Psicología en el campo de las emergencias y las catástrofes? Desde su punto de vista, ¿qué función tiene el psicólogo en estas situaciones?

La Psicología en el campo de las emergencias aporta conocimientos substanciales desde distintos ámbitos de su disciplina (clínica, social y organizacional).

El ámbito de la Psicología social aporta un conocimiento del comportamiento colectivo en catástrofes y de la dinámica de los grupos en estas situaciones, así como las técnicas para cubrir las necesidades de información pública por parte de los afectados.

En el ámbito clínico, proporciona información sobre las posibles reacciones de los afectados ante incidentes críticos y sobre cómo desarrollar una intervención psicológica en situaciones de crisis y, en el campo organizacional, proporciona información sobre cómo asesorar en las repercusiones psicosociales de la gestión de la emergencia: organización de equipos, comunicación intergrupal y coordinación, toma de decisiones, resolución de conflictos y gestión del estrés en estas situaciones.

El papel del psicólogo en intervención inmediata en catástrofes es fundamentalmente preventivo.