Miguel Ángel Alcázar Córcoles(1), Antonio Verdejo García(2) y José Carlos Bouso Saiz(3)
(1) Ministerio de Justicia y Universidad Autónoma de Madrid, (2) Universidad de Granada y (3) Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona

El psicólogo adscrito a las Fiscalías y Juzgados de Menores pertenece al llamado Equipo Técnico que se compone de un psicólogo, un educador y un trabajador social (Alcázar et al., 2005), según dispone la Ley Penal del Menor que se aplicará para exigir la responsabilidad de las personas mayores de catorce años y menores de dieciocho por la comisión de delitos o faltas. El Equipo Técnico tiene la responsabilidad de orientar la medida que la justicia de menores impondrá al adolescente, objetivando el superior interés del menor que se ha de tener en cuenta por los Jueces y los Fiscales de menores. Aunque los dictámenes del Equipo no tienen carácter vinculante, serán una poderosa influencia para sustentar la acusación del Fiscal y motivar la sentencia del Juez de Menores. En consecuencia, es muy importante que la Psicología, tanto la académica como la profesional, contribuyan a mejorar el trabajo diario de estos Psicólogos Forenses.

Las medidas de la Ley del Menor que puede ser impuestas a los menores son las siguientes:

  • Internamiento en régimen cerrado, semiabierto, abierto o terapéutico.
  • Tratamiento ambulatorio.
  • Asistencia a un centro de día.
  • Permanencia de fin de semana.
  • Libertad vigilada.
  • Convivencia con otra persona, familia o grupo educativo.
  • Prestaciones en beneficio de la comunidad.
  • Realización de tareas socio-educativas.
  • Amonestación.
  • Privación del permiso de conducir ciclomotores o vehículos a motor, o del derecho a obtenerlo, o de las licencias administrativas para caza o para uso de cualquier tipo de armas.
  • La prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima o con los familiares de la víctima u otras personas que determine el Juez.
  • Inhabilitación absoluta. Produce la privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos.