Como informamos anteriormente, la American Psychological Association (APA) está participando de manera activa en las reuniones en la Casa Blanca sobre la reforma del sistema sanitario que está teniendo lugar en EE.UU. Fruto de estos esfuerzos han sido aprobadas dos proposiciones de ley (en el Senado y en la Cámara de los Representantes), donde los psicólogos juegan un papel fundamental en el nuevo sistema de salud. En uno de los últimos comunicados de la APA a sus miembros, se especifican los objetivos alcanzados en estas dos vías:

1. La acción legislativa en el Senado:

Respecto a las acciones emprendidas en el Senado, el Comité de Salud, Educación, Empleo y Pensiones ha hecho público un borrador del proyecto de ley sobre la reforma del sistema sanitario de 615 páginas (The Affordable Health Choices Act). Esta propuesta, que ha sido aprobada el pasado 15 de julio, recoge dos prioridades fundamentales para los profesionales de la Psicología: la inclusión de tratamientos específicos para problemas de salud mental y abuso de sustancias en las prestaciones sanitarias y la integración de los servicios psicológicos y de los psicólogos dentro de los equipos de profesionales sanitarios de Atención Primaria. Así mismo, esta propuesta contempla, por primera vez, ampliar la disponibilidad de psicólogos y de programas de tratamiento psicológico en el ámbito de las personas mayores.

Además, gracias a los esfuerzos de la APA, este proyecto de ley incluye una partida económica de 10 millones de dólares para el desarrollo de programas de acreditación doctoral y postdoctoral y periodos de prácticas, exclusiva para los profesionales de la Psicología.

Otro de los aspectos a destacar es que la proposición de ley del Senado entiende por profesionales sanitarios a los profesionales de la salud mental y específicamente a los psicólogos. De acuerdo al comunicado difundido por la APA, este resultado se deriva de su empeño decisivo en el reconocimiento de que la salud mental forma parte integral de la salud de las personas y de que los psicólogos tienen un papel crítico a este respecto.

2. Desarrollos legislativos en la Cámara:

En relación al proyecto de ley presentado en la Cámara de Representantes, también se han incluido una serie de disposiciones favorables y de suma importancia para los profesionales de la Psicología. Esta proposición, que fue presentada el 14 de julio, ha recibido también un apoyo importante de los representantes de la Cámara.

Al igual que el proyecto de ley del Senado, el proyecto de ley de la Cámara exige a todos los planes de seguros médicos que incluyan la cobertura de la salud mental y del tratamiento de abuso de sustancias. Con respecto al programa de asistencia a mayores de 65 años (Medicare), el proyecto de ley especifica un aumento del 5%, con respecto al presupuesto anterior, para los psicólogos en los servicios de psicoterapia.

También se ha incluido con éxito una enmienda al proyecto de ley de la Cámara que contempla la puesta en marcha de un programa de capacitación interdisciplinaria para los psicólogos y otros profesionales de la salud mental y conductual y que incluye la financiación de periodos de prácticas y becas, de tal manera que, de los 60 millones de dólares disponibles a este respecto, el 15% debería emplearse para la formación de profesionales de la Psicología.

Tal y como recoge el comunicado de la APA, esta intensa actividad política ha supuesto una valiosa oportunidad para "educar" a los representantes sobre las indudables contribuciones de la Psicología al nuevo sistema de atención sanitaria.

Actualmente la APA está trabajando en posibles mejoras a estos proyectos de ley, como la ampliación de las funciones de los profesionales sanitarios en el ámbito de las personas mayores, la integración de este colectivo de profesionales en los servicios de Atención Primaria, la inclusión de programas de formación de profesionales en el ámbito del envejecimiento, la eliminación de las diferencias en la prestación de servicios sanitarios a los grupos étnicos minoritarios y la expansión de iniciativas sobre investigación de la eficacia de los tratamientos, con el objetivo de ampliar la oferta de tratamientos en el sistema de salud, así como la presencia de psicólogos.