El "preocupante" aumento de los casos de violencia doméstica de hijos a padres requiere una exigencia de esfuerzo por parte de las administraciones implicadas. Ésta es una de las conclusiones del informe anual de la Fiscalía General del Estado, dado a conocer este mes de septiembre, y cuyos resultados se han hecho eco en numerosos medios de comunicación estos días.

Según el informe, en el año 2008 el número de denuncias presentadas por progenitores contra sus hijos fue de 4.200, lo que supone un aumento del 56% con respecto al año anterior (donde se presentaron un total de 2.683 denuncias). El análisis de los casos denunciados revela que la violencia de hijos hacia padres afecta indistintamente a cualquier clase social y además se trata de un problema mantenido en el tiempo y que requiere intervención especializada, ya que los jóvenes que cometen este tipo de delitos suelen ser reincidentes.

Para los autores del informe, es prioritario buscar soluciones a este grave problema social. En este sentido, la Fiscalía no aconseja el internamiento de los jóvenes agresores debido a la probabilidad de agravamiento del problema y de deterioro del menor y de su relación familiar, sino la adopción de otras medidas alternativas basadas en la reeducación y reinserción de estos menores. Según se recoge en el documento, el "recurso más adecuado" para hacer frente a estas infracciones es la "convivencia con un grupo educativo", acompañado de la "mediación interfamiliar e intergeneracional", donde la figura del psicólogo juega un papel fundamental.

Los fiscales también recomiendan que se prioricen los castigos en beneficio de la comunidad, ya que la conexión entre la actividad a realizar y la infracción cometida facilita un proceso reflexivo en el menor -aunque advierten que para poder promover este tipo de medidas sería necesario proporcionar más recursos destinados a la reeducación de estos menores, ya que los existentes no son suficientes-.

En el informe, la Fiscalía advierte sobre las graves deficiencias que presenta el sistema actual para la reinserción de los menores que ingresan en los centros de protección y acogida, y que presentan problemas psicológicos y trastornos de conducta. La falta de profesionales cualificados y la ausencia de una normativa precisa que regule la atención que se presta en estos centros, hace que la intervención con estos menores se "particularmente complejo y problemático". Por otro lado, el informe alerta sobre la situación de especial desprotección en la que se encuentra el colectivo de menores extranjeros no acompañados, a los que se destinan menos recursos humanos y materiales.

Estas y otras irregularidades ya fueron puestas en conocimiento de la Comisión Mixta del Senado el pasado 17 de febrero, en un informe realizado por el Defensor del Pueblo. En dicho trabajo se destacaba la carencia de personal especializado en Psicología infantil y la falta de intervenciones terapéuticas eficaces para estos menores que presentan en muchos casos serios problemas de conducta, graves trastornos mentales, altos niveles de fracaso escolar o serios problemas de abuso de sustancias (más información en: http://www.infocoponline.es/view_article.asp?id=2262).

La estrecha relación entre conducta violenta y fracaso escolar es uno de los motivos por lo que numerosos expertos abogan por la aplicación de medidas preventivas y de intervención temprana en los centros educativos. En esta línea, Andrés González Bellido, experto en psicología de la educación y Secretario del Área de Intervención Profesional de Psicología Educativa del COP, en declaraciones realizadas a El País, ha señalado que "la clave está en la prevención y que ésta, hoy por hoy, sólo se puede hacer en el sistema educativo".

Por este motivo y tal como viene defendiendo el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, es imprescindible asegurar la figura del psicólogo en todos los centros escolares, así como en los centros de protección y acogida a menores, ya que es el profesional mejor preparado para tratar estos problemas de conducta.

Fuente:
Europa Press