El Observatorio de Salud de la Infancia y la AdolescenciaFundación FAROS- del Hospital San Joan de Déu ha publicado un informe titulado, Trastornos del comportamiento en la infancia y la adolescencia: ¿qué está sucediendo?. Este informe se ha desarrollado con el objetivo de actualizar el conocimiento, fundamentado en la evidencia empírica, sobre psicopatología infantil y adolescente, dirigiéndose especialmente dirigido a todos aquello profesionales que desarrollan su labor en este campo (profesionales de la salud, profesores, educadores, etc.).

La importancia de los problemas psicológicos propios de la infancia y de la adolescencia se explica no sólo por su prevalencia, su gravedad y, consecuentemente, su necesidad de tratamiento, sino también en el hecho de que pueden ser precursores de otros trastornos psicopatológicos propios de la edad adulta.

En este tercer informe, se abordan cinco trastornos propios de la infancia y la adolescencia: el trastorno de conducta en la infancia o trastorno disocial, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los trastornos de la conducta alimentaria, el trastorno negativista desafiante y los trastornos de personalidad en la infancia.

Este material, elaborado por expertos y especialistas en el área, presenta información contrastada sobre la conceptualización de cada uno de estos trastornos (definición y características diagnósticas), sobre la epidemiología del mismo, sobre la evolución y curso, así como sobre la posible presencia de otros trastornos comórbidos. Igualmente, establece pautas sobre el proceso de evaluación que ha de realizarse (áreas de la entrevista, datos necesarios para la historia clínica y cuestionarios, inventarios, baterías y escalas que deben aplicarse); en la mayoría de los casos, la evaluación es de carácter interdisciplinar (psicológica y médica) y en todos ellos es necesario valorar, además de al niño, a los padres y a los profesores. Finalmente, se ofrece una guía para la elección del tratamiento psicológico para cada trastorno que siempre ha de dirigirse a los tres contextos principales de desarrollo del niño –paciente, familia y colegio-, así como de los tratamientos farmacológicos disponibles en aquellos casos en los que sean necesario. 

En conclusión, es fundamental disponer de materiales actualizados y fundamentados empíricamente para poder realizar un correcto diagnóstico y desarrollar la mejor de las intervenciones.

Fuente:

Fundación FAROS
Trastornos del comportamiento en la infancia y la adolescencia: ¿qué está sucediendo?

Artículos Relacionados
LA IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN PRECOZ DE LOS TRASTORNOS DEL DESARROLLO
LAS LESIONES NO INTENCIONADAS PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA
LOS TRASTORNOS MENTALES EN LA INFANCIA OCUPAN EL TERCER LUGAR DE PREVALENCIA EN ESPAÑA, SEGÚN DATOS DEL INFORME FAROS
UN ESTUDIO LONGITUDINAL SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA AUTONOMÍA EMOCIONAL DURANTE LA ADOLESCENCIA
TRASTORNOS DE ANSIEDAD EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA
NECESIDADES EN LA INFANCIA Y EN LA ADOLESCENCIA. RESPUESTA FAMILIAR, ESCOLAR Y SOCIAL.
DIFERENCIAS DE GÉNERO EN LA PSICOPATOLOGÍA DE LOS ADOLESCENTES
EL ESTRÉS Y LA FALTA DE LÍMITES COMO FACTORES DE RIESGO PARA EL CONSUMO DE DROGAS EN LA ADOLESCENCIA
PROGRAMA DE DESARROLLO PSICOLÓGICO EN LA ADOLESCENCIA, UNA INICIATIVA PIONERA QUE APUESTA POR LA PREVENCIÓN