Las situaciones de emergencias y catástrofes (acontecimiento natural, ataque terrorista, etc.) requieren en muchas ocasiones de la ayuda y la intervención internacional para la reconstrucción de las infraestructuras y las necesidades básicas (cobijo, alimentación, atención médica).

No obstante, en la mayoría de las ocasiones también se requiere una intervención psicosocial eficaz para minimizar el impacto del suceso en la salud mental de la población afectada. En este sentido, son muchos los psicólogos que desarrollan su labor profesional en lugares de alto riesgo de catástrofes, pero también son muchos los profesionales que, ante un suceso de este tipo, se desplazan al lugar de la catástrofe. 

Por ello, la American Psychological Association (APA) ha publicado en su página Web una serie de consejos para estos profesionales. Estas recomendaciones se basan en dos guías de buenas prácticas. Una de carácter más general -Guidelines on Mental Health and Psychosocial Support in Emergency Settings de la IASC (Inter-Agency Standing Committe), que asumen la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la mayoría de las ONG´s internacionales y locales-, y otra de carácter más específico para los psicólogos elaborada por la APA´s Response Network (DRN) y el APA´s Committee on International Relations in Psychology (CIRP), las International Guidelines for Psychosocial Intervention.

Recomendaciones de la APA y la IASC para el Desarrollo de una Intervención Psicológica Eficaz en Situaciones de Emergencias y Catástrofes

  • Los psicólogos que acudan a desarrollar una intervención en una situación de emergencia y catástrofe concreta han de hacerlo a través de una organización internacional o local que ya esté operativa en el lugar del desastre.
  • Únicamente los psicólogos que cumplan los siguientes criterios podrán acudir sin haberse vinculado previamente a organización alguna:
    • Tener experiencia en intervención en situaciones de emergencias y catástrofes.
    • Tener experiencia en el trabajo con poblaciones y personas con valores socioculturales diferentes.
    • Disponer de las habilidades y competencias básicas para el desarrollo de las intervenciones requeridas.
    • Tener conocimientos de Psicología comunitaria y de los principios de salud pública del lugar donde ha ocurrido el desastre.
    • El objetivo de la intervención internacional en situaciones de catástrofes y emergencias es el de desarrollar programas de apoyo a un nivel general, lo que ha de incluir el entrenamiento a los profesionales locales en las habilidades necesarias para dicho programa, de forma que sean ellos los encargados de implementarlo".
  • Desarrollar la intervención internacional en situaciones de catástrofes y emergencias desde un modelo psicosocial y desde una perspectiva multicultural que favorezca el respeto de dichas diferencias y desarrolle un apoyo coherente con los valores, normas, etc., de la sociedad afectada. Asimismo, esta intervención ha de tener un carácter amplio, es decir, en cooperación con la comunidad y los especialistas sanitarios del lugar.  

Por otro lado, cuando ocurre una situación de emergencias y catástrofes, también pueden verse afectadas otras personas que, aún viviendo en nuestro país, se encuentren vinculadas al lugar del desastre –ya sea por su nacionalidad, por tener seres queridos en dicho lugar, etc.-. En muchos de estos casos, se requiere intervención psicológica. Por ello, la APA también da una serie de recomendaciones a este respecto:

  • Dar apoyo a las personas que viven en nuestro país y que están afectadas por el desastre.

  • Divulgar las guías y criterios de una intervención eficaz.

  • Desarrollar programas de intervención efectivos para el tratamiento de los síntomas y el malestar derivado de un suceso traumático, para el trastorno por estrés agudo o el trastorno por estrés postraumático.

  • Dar apoyo social basado en una perspectiva multicultural.

  • Preparase para el futuro, aumentando la propia formación y experiencia en este campo.

En los últimos meses, han ocurrido dos grandes desastres naturales, como el terremoto de Haiti y, más recientemente, el terremoto en Chile con devastadoras consecuencias para ambos países. Posiblemente, muchos psicólogos puedan beneficiarse de este tipo de recomendaciones.

Fuentes:
American Psycological Association
.
Guidelines on Mental Health and Psychosocial Support in Emergency Settings
(IASC)
.