Las Fuerzas Armadas españolas cada vez se encuentran más profesionalizadas. En este sentido, los militares que han de acudir a misiones especiales reciben atención psicológica específica con el objetivo de prevenir la aparición de problemas psicológicos como el trastorno de estrés postraumático, optimizar las estrategias de afrontamiento a las situaciones al las que han de enfrentarse durante la misión y facilitar una buena adaptación al regreso a España. Sin duda los resultados de la aplicación de este tipo de intervenciones han supuesto importantes beneficios para el conjunto de profesionales que trabajan en este tipo de misiones, así como para las Fuerzas Armadas en su conjunto.

Dada la relevancia de los mismos, Infocop Online tiene el placer de entrevistar a José Ignacio Robles Sánchez, Comandante Psicólogo Jefe del Departamento de Psicología de la Escuela Militar de Sanidad, para que nos explique en detalle en qué consisten estos programas como experto en el área. José Ignacio Robles es además Doctor en Psicología, Especialista en Psicología Clínica, está acreditado como Especialista en Neuropsicología Clínica por el COP y es Profesor Asociado del Departamento de Clínica de la Facultad de Psicología de la UCM. 

 
José Ignacio Robles

En la actualidad, los profesionales de las Fuerzas Armadas que acuden a misiones militares reciben atención psicológica antes del inicio de dicha misión. Como experto en el área, ¿podría explicarnos por qué es importante este apoyo psicológico?

Uno de los objetivos fundamentales de las Fuerzas Armadas españolas desplegadas fuera de territorio nacional es que los hombres y las mujeres que las componen regresen, a ser posible, en las mismas condiciones en que marcharon y, para eso, resulta necesario tener en cuenta el factor psicológico. Los aspectos mentales son importantes variables moduladoras en las misiones y pueden influir de forma decisiva en el éxito o fracaso de una operación militar. Actualmente, nadie pone en duda la necesidad de la preparación psicológica de nuestras tropas. Si me permitís, me gustaría citar una frase del General George C. Marshall: "Considero la vida espiritual del soldado incluso más importante que su equipamiento... A menos que su alma le sostenga, el soldado no puede levantarse y al final se fallará a sí mismo y a su país".

¿Desde cuándo se comenzó este tipo de servicio? ¿Por qué surgió esta necesidad?

Mediados los ochenta, España, como consecuencia de las responsabilidades en política exterior, se fue incorporando a las tareas de defensa y seguridad internacionales. El apoyo psicológico directo a las tropas desplegadas en el exterior se comenzó, de forma oficial, en el año 1992 con el despliegue de la Agrupación Táctica Málaga en Bosnia-Herzegovina. Con la agrupación, iba un equipo de apoyo psicológico (EAP) compuesto por 4 oficiales psicólogos; cada uno desplegado en un destacamento y otro de jefe de equipo. La necesidad vino como consecuencia de la revisión de las publicaciones científicas en las que se reflejaban los problemas de salud mental que habían tenido los ejércitos de otros países con amplia experiencia en misiones en el exterior: Estados Unidos, Canadá, Australia, Noruega, etc.

¿En qué consiste esta atención psicológica? ¿Cuáles son las áreas que se abordan con mayor frecuencia?