En el último número de la revista American Psychologist, publicación de la American Psychological Association (APA), se ha editado un artículo de revisión sobre la eficacia de la psicoterapia psicodinámica. El artículo tiene como uno de sus objetivos rebatir la creencia generalizada sobre la ausencia de evidencia empírica a favor de los conceptos y tratamientos psicodinámicos, así como la idea de que otras formas de tratamiento presentan una eficacia superior. 

En el artículo, Shedler, autor del mismo, comienza describiendo con detalle lo que se considera terapia psicodinámica y pasa después a realizar una revisión exhaustiva sobre la evidencia empírica disponible acerca de la eficacia de esta psicoterapia tanto a corto como a medio-largo plazo.

Las Características de la Terapia Psicodinámica

El autor define la psicoterapia psicodinámica o la psicoterapia psicoanalítica, -términos que en el artículo se utilizan de manera indistinta-, como un amplio rango de técnicas y tratamientos que se fundamentan en conceptos y métodos psicoanalíticos, y que se basan en un menor número de sesiones, tratándose de intervenciones más cortas en el tiempo que el psicoanálisis propiamente dicho. Así, según manifiesta el autor, la esencia de la psicoterapia psicodinámica es la de explorar aquellos aspectos del self que no se conocen en profundidad y, en especial, aquellos que se manifiestan a lo largo de la terapia y podrían estar influyendo en la propia relación terapéutica y en la vida cotidiana de la persona. Para ello, continúa explicando el autor, habitualmente la frecuencia de las sesiones es de una o dos por semana y la terapia puede ser delimitada en el tiempo o bien sin tiempo definido.

En relación con esta definición, el autor especifica las características que, a su juicio, definen y representan a la terapia psicodinámica, tal y como hoy se conceptualiza y se aplica, fundamentándose en la revisión realizada por de Blagys y Hilsenroth (2000).