Sacramento Pinazo Hernandis
Profesora Titular de Psicología Social. Universidad de Valencia

Leíamos no hace mucho en estas mismas páginas de Infocop: "Una existencia larga es siempre interesante y fecunda. Tanto por lo que se sabe de ella como por lo que se desconoce. Miquel Siguán es un hombre culto, cultivado, viajado y atento a los grandes movimientos de fondo que se producen y se han producido en su larga vida."

Miguel Siguán ha cultivado los artículos periodísticos desde hace muchos más años, es autor de numerosos libros y una figura respetada y reconocida en el mundo de las letras.

Hace unos días, justamente publicaba en su blog –lugar en donde depositaba sus reflexiones a modo de "regalos" para sus asiduos lectores- un par de artículos sobre la muerte. Quizás intuía que su existencia llegaba al fin… Sus artículos Pensando en la muerte, -publicado en su blog el 2.02.2010- y El lado oscuro de la existencia. Formas de morir, –publicado el 20.02.2010-, así lo muestran.

Todas las personas en algún momento de nuestras vidas nos hemos preguntado: ¿por qué se muere la gente? ¿Por qué se tiene que morir la gente que queremos? Los muertos viven mientras los vivos así lo queramos… Miguel Siguán ha muerto a los 92 años pero seguirá vivo porque forma parte de los pilares en los que se asienta la psicología actual y seguirá ejerciendo su magisterio a través de sus libros y artículos. Autor de gran impacto en la psicología española actual a través de las numerosas investigaciones realizadas en psicología industrial, experimental, diferencial, social…

Tras su muerte, Miguel Siguán, ha dejado generaciones de psicólogos formados bajo sus enseñanzas, no sólo a través de sus innumerables cursos y conferencias, sino también de sus libros y artículos, algunos de los cuales han sido traducidos a otros idiomas. Su protagonismo inicial se fue diversificando en diferentes personas (profesores y profesionales de la psicología) que, con los años, han ido desarrollando la psicología en Cataluña y en España. En su Autobiografía intelectual: De mi vida como psicólogo (1985) dice Siguán: "En esta evolución mi papel ha sido puramente de incitador y de animador, fomentando el pluralismo en todas las direcciones y proponiendo como única exigencia el rigor intelectual y la cordialidad mutua". Maestro de Maestros -Carme Triadó es un buen ejemplo de ello-, Caparrós, Coll, Anguera, Arnau…se encuentran entre los más de cien discípulos. Decía Caparros: "Somos muchos los que hemos tenido la suerte de estar a su alrededor, que sabemos que somos lo que somos en la psicología y mucho como personas, justamente por haber tenido la suerte de haber topado en la vida con el Dr. Siguán". Por todo ello, podemos afirmar que su papel en el desarrollo de la psicología en Cataluña y en España fue crucial.

Nació en Barcelona en mayo de 1918. Ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras y tuvo que interrumpir sus estudios por la guerra. Después de haber ocupado un puesto directivo en la organización de los estudiantes catalanes –Federación Nacional de Estudiantes de Cataluña- se incorporó al ejército republicano en una unidad que reunía antiguos elementos de una columna anarquista, experiencia que ha relatado en el libro (La guerra als vint anys, 2002). Acabada la guerra y después de diversas vicisitudes –"acabé a trancas y barrancas" dijo él mismo-, completó sus estudios de filosofía. En 1943 se trasladó a Santander como catedrático de filosofía del Instituto de Enseñanza Media de esta ciudad y en 1947, se trasladó a Londres donde, en la London School of Economics, entró en contacto con una nueva manera de entender la psicología industrial. A su vuelta, se doctoró en Madrid con una tesis doctoral que llevaba por título La psicología del amor en la mística del siglo XII. En 1948 se fundó el Departamento de Psicología Experimental, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, con Jose Germain, de director y Mariano Yela, de secretario. Entre los jóvenes investigadores que allí se reunieron estaban: Siguán, Pinillos, Secadas...El Departamento organizó cursos y conferencias, en los que participaron eminentes psicólogos extranjeros, como Piaget, Michotte o Gemelli. Por eso en la formación cientifica de Miguel Siguán influyeron autores como Piaget, Vygotski, Chomsky, Wallon, Inhelder o Bruner. De regreso a Barcelona ocupó la cátedra de Psicología de la Universidad de Barcelona, de la que fue nombrado con posterioridad vicerrector de planificación y más adelante presidente del Patronato de la citada universidad. En los últimos años se ha ocupado, entre otras muchas actividades, de la vicepresidencia del Centre Mondial d'Information sur l'Education Bilingue et Plurilingue y de la International Society of Applied Psycholinguistics.

Sus publicaciones son muchas y muy variadas, pero el tema que le ha ocupado más tiempo de reflexión es el de la psicolingüística, el lenguaje, la comunicación humana: se interesó por el lenguaje infantil y publicó el manual Metodología para el estudio del lenguaje infantil (1983) y Estudios sobre la psicología del lenguaje infantil (1982). Hablando del estudio del lenguaje infantil diría que éste debe incluir no sólo lo que dice sino todo lo que forma parte de la intención comunicativa, sus gestos y actitudes. Y no sólo lo que dice y comunica sino también lo que hace, las actividades que acompañan a lo que dice, estudiando el lenguaje en el marco real en el que se desarrolla desde una perspectiva ecológica del ser humano. Como en Cataluña coexisten dos lenguas, realizó investigaciones sobre el bilingüismo y sus implicaciones psicológicas y sociológicas- Estudi experimental del bilinguisme (1985)- una temática que ha seguido cultivando desde entonces en un sentido más amplio en: España plurilingüe (1992), La Europa de las lenguas (1996 con versiones en francés, portugués, alemán, inglés, y croata), Bilingüismo y lenguas en contacto (2001). Y ha abordado también los problemas educativos que presenta la educación de los inmigrados especialmente en el aspecto lingüístico: La escuela y los inmigrantes (1998), Inmigración y adolescencia. Los retos de la interculturalidad (2003), Lenguas y educación en el ámbito del estado español (1983), Educación y bilingüismo (UNESCO, 1986 con versiones en francés, inglés, chino e italiano). Defensor de la coexistencia de diferentes lenguas, "que deben unir y no dividir a los pueblos", fue nombrado asesor de la Unesco y la Comisión Europea. Por encargo del Bureau International d’Education de Ginebra redactó el manual Educación y Bilingüismo en 1986 que fue publicado en español, francés, inglés, italiano, ruso y chino. Organizó en Barcelona el Congreso fundacional de la International Society of Applied Psycholinguistics (1986).

Interesado siempre por la Universidad como Institución al servicio de la sociedad escribió La tercera edad de la Universidad, -en Pinazo, El viatge de la Nau Gran (2006)-. Recientemente ha publicado La fecha en blanco (Horsori, 2008), una selección de sus artículos escritos en La Vanguardia.

"Vivimos inmersos en el presente pero en un presente que no es un presente instantáneo sino que tiene alguna duración, en cada momento estamos intentando realizar proyectos de futuro apoyándonos en nuestra experiencia pasada" –decía Siguán- y es que era ejemplo de envejecimiento productivo; desde 1986 en que se jubiló no ha cesado su actividad como escritor, columnista y conferenciante. Fue nombrado Profesor Emérito y poco después formó parte del Colegio Libre de Eméritos. Posteriormente también fue nombrado Director Honorario del ICE de la Universidad de Barcelona y Decano Honorario de su Facultad de Psicología. Continuaba dirigiendo el Anuario de Psicología de la Universidad de Barcelona -que fundó en 1969- y durante varios años asumió la presidencia de la Sociedad Española de Psicología.

En reconocimiento a su papel en la psicología española, le fue otorgada en 1988 la Creu de Sant Jordi -máximo galardón de la Generalitat de Cataluña- y fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Ginebra y por la Universidad del País Vasco, Sevilla y Barcelona.