En el marco de los estudios periódicos que la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, el pasado 7 de diciembre de 2010, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad publicó los resultados de la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas, que se realiza con el objetivo de conocer la evolución del consumo de sustancias psicoactivas en España. En esta edición, ha participado un total de 20.109 personas de edades comprendidas entre los 15 y los 64 años.

Así, en relación con las diferentes sustancias los datos indican un ligero aumento del consumo de tabaco, alcohol y cannabis:

  • En concreto, el 31,8% de la población española consume tabaco de manera habitual, si bien la noticia positiva es que se confirma el descenso de este hábito (del 30% al 28%) en las mujeres jóvenes (15-34 años).
  • Por su parte, el alcohol continúa siendo la sustancia psicoactiva más consumida, detectándose, incluso, un incremento de tres puntos desde el pasado año 2007, puesto que algo más de un 63% lo ha consumido en el último mes y un 11% lo toma a diario, estimándose que un 4,4% de éstos últimos son consumidores de riesgo. Así mismo, los datos referidos a su consumo abusivo son también preocupantes, ya que "el 18,4% de la población encuestada se ha emborrachado hasta 10 veces durante el último año (...). El 14,9% se ha dado un atracón de alcohol al menos una vez en los últimos 30 días". Este consumo abusivo de alcohol, concentrado principalmente en los fines de semana, es más habitual en varones de edades entre los 15 y los 34 años, pero es importante también que en las mujeres ha aumentado unos dos puntos el consumo abusivo de bebidas alcohólicas.
  • Finalmente, el consumo diario de cannabis se ha incrementado tres décimas respecto a 2007, situándose en el 2% de las personas encuestadas, el 10,6% lo ha tomado en el último año y el 7,6%, en el último mes. Sin embargo, a pesar de que 32,1% de las personas reconocen que lo han probado alguna vez en su vida, se constata una estabilización en cuanto a la consolidación de este hábito, puesto que sólo el 25% lo continúa consumiendo después de tomarlo por primera vez. Al igual que ocurre con el alcohol, los varones de 15 a 24 años son los que muestran un mayor consumo, con diferencias significativas respecto a las mujeres.

Por el contrario, los datos de esta encuesta indican un cambio de tendencia en el consumo de cocaína, drogas de síntesis, heroína e hipnosedantes:

  • A este respecto, el MSPS destaca que por primera vez en los últimos quince años ha descendido el consumo de cocaína, situándose en cifras similares a las de 2001 -el 1,2% la ha consumido en el último mes y el 2,6%, en el último año-. Estos datos tan positivos se explicarían, según la Ministra de Sanidad, Leire Pajín, por la eficacia del Plan de Actuación frente a la Cocaína 2007-2010, que la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas, en colaboración con las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos y las ONG´s, ha puesto en marcha.
  • Respecto a las drogas sintéticas, se mantiene la tendencia en el descenso de su consumo, con datos inferiores al 1%. Del mismo modo, se estabiliza el bajo consumo de heroína (0,7%), siendo lo más destacable que también se ha reducido el consumo de manera experimental.
  • Por último, también es menor la ingesta de hipnosedantes respecto a 2007, tanto mensualmente (del 5,9% al 5,1%), como diariamente (del 3,1% al 2,7%), siendo las mujeres de mediana edad (35-64 años) el sector de la población que más los consumen.

En conclusión, parece que los datos arrojados por la última edición de esta encuesta indican ligeros aumentos en el consumo de drogas legales (alcohol, tabaco), así como del cannabis y, por el contrario, descienden los hábitos de consumo de cocaína, heroína e hipnosedantes. No obstante, sigue siendo preocupante el inicio precoz en cuanto a la toma de contacto con las drogas, comenzándose habitualmente por el alcohol y el tabaco, así como en cuanto a la facilidad para conseguir cualquier tipo de sustancia. Respecto a la percepción de riesgo asociado al consumo de drogas, preocupa que, frente a 2007, dicha se considera menos peligroso el consumo esporádico de cannabis, hipnosedantes y alcohol los fines de semana; mientras que se ha elevado la percepción de riesgo asociada al consumo habitual de alcohol, tabaco o cocaína.

Por todo ello, el MSPS considera que la mejor inversión de cara a la prevención del consumo de sustancia continúa siendo la educación en las escuelas y a los ciudadanos, en general.

Fuente:
Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas
– Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.