El pasado mes de febrero de 2011, el Instituto Nacional para la Salud y Excelencia Clínica del Reino Unido (National Institute for Health and Clinical Excellence; NICE) ha hecho pública una nueva guía sobre el manejo del abuso excesivo de alcohol, titulada Alcohol use disorders: diagnosis, assessment and management of harmful drinking and alcohol dependence (Trastornos por abuso de alcohol: diagnóstico, evaluación y tratamiento del consumo nocivo y la dependencia de alcohol).

Esta guía completa la serie que el NICE ha elaborado para el manejo de los problemas de abuso de alcohol, junto con dos guías más:

  • Trastornos de abuso de alcohol: prevención del desarrollo del consumo peligroso y dañino de alcohol (Alcohol-use disorders: preventing the development of hazardous and harmful drinking): NICE public health guidance 24 (2010), disponible en: http://www.nice.org.uk/guidance/PH24.

  • Trastornos de abuso de alcohol: diagnóstico y manejo clínico de complicaciones físicas asociadas al consumo de alcohol (Alcohol-use disorders: diagnosis and clinical management of alcohol-related physical complications): NICE clinical guideline 100 (2010), disponible en: http://www.nice.org.uk/guidance/CG100.

A través de este último manual, el NICE pretende mejorar la identificación temprana de los pacientes con problemas de abuso de alcohol y ofrecer herramientas e información precisa para que los profesionales de la salud implicados puedan determinar el grado de severidad del trastorno de dependencia al alcohol que presenta el paciente y ofrecer el mejor tratamiento.

Tal y como establece el NICE, basándose en la evidencia científica recogida y en la revisión de expertos, el diagnóstico de los problemas de abuso de alcohol debe realizarse a través de entrevistas clínicas estructuradas o de instrumentos de evaluación avalados científicamente, tales como el AUDIT (Alcohol Use Disorder Identification Test) y el SADQ (Severity of Alcohol Dependence Questionnaire). Además, se debe ofrecer tratamiento psicológico (en concreto: terapia cognitivo-conductual individual o de pareja y terapias basadas en redes sociales) a todos aquellos pacientes que presenten una puntuación igual o menor a 15 en el SADQ.

Los pacientes que muestren un patrón de consumo de alcohol más severo (más de 15 consumiciones de bebidas alcohólicas al día o una puntuación igual o mayor a 20 en el AUDIT) deben completar un programa de abandono de la dependecia estructurado y supervisado, antes de iniciar el tratamiento farmacológico. En cualquier caso, el NICE establece que el tratamiento farmacológico (por ejemplo, con naltrexona), siempre "debe ir acompañado de un tratamiento psicológico individual, especialmente centrado en el abuso de alcohol".

Todas aquellas personas que deseen más información sobre los principios que deben guiar el tratamiento, los aspectos clave del proceso de identificación y evaluación de los problemas de abuso de alcohol y sobre las intervenciones basadas en la evidencia científica, avaladas por el NICE, pueden consultar la guía a través del siguiente enlace:

Alcohol use disorders: diagnosis, assessment and management of harmful drinking and alcohol dependence

Artículos Relacionados
USO DE ALCOHOL COMO ESTRATEGIA PARA CONSEGUIR MANTENER RELACIONES SEXUALES NO CONSENTIDAS
LA RIOJA PUBLICA UNA GUÍA PRÁCTICA DE INTERVENCIÓN SOBRE EL ABUSO DE ALCOHOL Y OTRAS DROGAS PARA LOS PROFESIONALES DE AP
PROYECTO ALADO, UN NUEVO PROGRAMA PARA LA PREVENCIÓN DEL CONSUMO ABUSIVO DE ALCOHOL EN ADOLESCENTES
LA OMS APRUEBA UNA ESTRATEGIA MUNDIAL CONTRA EL CONSUMO NOCIVO DE ALCOHOL
POLITOXICONSUMO EN ADOLESCENTES Y PERCEPCIÓN DEL RIESGO
CAMPAÑA DE PREVENCIÓN DEL CONSUMO DE ALCOHOL ENTRE LOS JÓVENES