Representantes del mundo educativo, como la Conferencia de Decanos de Psicología (CDPUE), el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (COP), la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (FEDADI) y la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y de Padres de Alumnos (CONCAPA), están solicitando el máximo apoyo al acuerdo que han establecido en defensa de la cualificación profesional y de las iniciativas parlamentarias en la mejora de la calidad educativa, para lo que han iniciado, esta misma semana, una campaña de recogida de firmas, dirigida a toda la población.

 

El acuerdo mencionado, enlaza con la demanda que, desde hace ya meses, viene haciéndose desde los ámbitos educativo, universitario y colegial, y en la que se insiste en la necesidad de la cualificación profesional de los servicios de orientación educativa de los centros escolares. Para ello, demandan que los profesionales que integren estos servicios sean licenciados en Psicología, Psicopedagogía o Pedagogía, y se establezcan másteres específicos para cada una de estas disciplinas, que habiliten para el ejercicio de la orientación educativa.

Estas propuestas tienen como fin afrontar, a través de especialistas debidamente cualificados, los nuevos retos a los que se enfrenta el sistema de enseñanza español, como son, los elevados índices de fracaso escolar, la mayor diversidad del alumnado o el aumento de los problemas de conducta y de la conflictividad en las aulas, entre otros muchos.

De hecho, tal y como se ha venido insistiendo desde los distintos sectores, con el actual ordenamiento normativo (el Real Decreto 1834/2008 de 8 de noviembre, Real Decreto 860/2010, de 2 de julio y la Orden EDU/849/2010), las condiciones de formación para ejercer las funciones de Orientación Educativa alejan al sistema educativo de nuestro país de los estándares europeos de cualificación, dado que establecen que cualquier docente puede desempeñar el rol del orientador, tanto en centros públicos como privados, con independencia de su titulación universitaria (ej., licenciado en ciencias políticas, empresariales, etc.), y tras haber cursado el Máster de Formación del Profesorado. Frente a este marco legislativo, los representantes de estas instituciones consideran que la puesta en marcha de intervenciones eficientes (que den respuesta a los problemas reales del contexto escolar) y la mejora de la calidad educativa no son posibles sin la garantía de la presencia de profesionales adecuadamente formados.

CDPUE, COP, FEDADI y CONCAPA continúan buscando el máximo apoyo y difusión de estas demandas y, con tal objetivo, como se mencionaba al comienzo de esta noticia, han iniciado una campaña de recogida de firmas a través de una página Web habilitada para ese efecto.

Las personas interesadas pueden apoyar el acuerdo firmando en la página Web que se incluye a continuación, donde, además, podrán acceder al texto completo del mismo.