Como Infocop anunciaba al comienzo de esta semana, ayer miércoles 14 de septiembre, se votaba en el Pleno del Senado la Ley de Salud Pública, en la que había sido incluida, finalmente, la enmienda 126 a la Ley de Salud Pública que regulará la profesión de psicólogo general sanitario.

Como saben nuestros lectores, el pasado mes de marzo, el Congreso de los Diputados ratificaba la enmienda que el Senado había introducido en la Ley de Economía Social para reconocer el ejercicio de actividades sanitarias de psicólogos y psicólogas.

 

Se trataba ésta de una medida con la que venía a darse una solución provisional al problema de inseguridad jurídica creado hace años con la aprobación de la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), en la que se había excluido a la psicología como profesión sanitaria, generando un grave problema para miles de profesionales.

Este texto recogía los requisitos que debían cumplir los psicólogos y psicólogas para solicitar la inscripción de sus consultas o gabinetes de psicología en el correspondiente registro de centros y poder así continuar ejerciendo sus actividades sanitarias, y establecía que en el plazo de 12 meses, desde la entrada en vigor de esta norma, el Gobierno debería remitir a las Cortes un proyecto de ley que regulase la actividad de la "psicología sanitaria" como profesión sanitaria titulada y regulada. Según establecía este mismo texto, en este proyecto habrían de definirse las condiciones de acceso a dicha profesión, teniendo en cuenta los criterios seguidos en la formación del psicólogo en los países del entorno de España.

Como consecuencia de las últimas conversaciones mantenidas por el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, con los Ministerios de Sanidad y Educación, se acordó que esta disposición legal prevista en la disposición adicional sexta de la Ley de Economía Social, se incluyera en la Ley de Salud Pública que estaba en tramitación en el Senado.

Asimismo, nada más acceder al texto de la enmienda que iba a presentarse, el COP consideró que, aunque el contenido era bastante satisfactorio, presentaba algunas carencias importantes, motivo que le llevó a elaborar y enviar un documento, junto con la Conferencia de Decanos de Facultades de Psicología, que fue remitido a portavoces y ministros, y en donde se formulaban las propuestas de modificación a la enmienda que, a juicio del Consejo y el de la Conferencia de Decanos, debían introducirse.

Finalmente, ayer fue aprobada en el Pleno del Senado, por unanimidad, la enmienda que debe ordenar la profesión de psicólogo general sanitario (enmienda transaccional sobre la base de la enmienda 126 a la Ley de Salud Pública), con el texto definitivo que puede leerse en el enlace que se incluye debajo:

Enmienda Transaccional sobre la base de la enmienda nº 126 del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.

El último paso para su aprobación definitiva, será su votación en el Congreso de los Diputados que tendrá lugar la próxima semana.