En esta entrevista, realizada el pasado 4 de Julio, en el marco del IX Congreso Europeo de Psicología de Granda, Juan Carlos Duro, director de Infocop entrevista a la Catedrática de Evaluación Psicológica Rocío Fernández Ballesteros, ganadora del Premio Aristóteles 2005 de Psicología, concedido por la EFPA cada dos años a un psicólogo Europeo "con reconocimiento internacional por su contribución a la psicología como ciencia y como profesión". En esta entrevista, Fernández Ballesteros reflexiona sobre la importancia del Psicólogo en la futura Ley de dependencia.

Tuomo Tikanen, presidente de la EFPA, Thalis Papadakis, Presidenta de la Asociación Griega de Psicólogos, y Maria Kaila, Presidenta de la Asociación Helénica de Psicólogos entregando el premio a Rocío Fernández Ballesteros

Juan Carlos Duro: ¿Qué supone para ti el que se te haya concedido el Premio Aristóteles en este IX Congreso Europeo de Psicología?

Rocío Fernández Ballesteros: Estoy realmente emocionada desde que el Colegio me propuso como candidata, solamente eso era ya un reconocimiento por parte del Colegio Oficial de psicólogos. Cuando después me lo concedieron, me sentí extraordinariamente complacida y con una enorme responsabilidad porque nunca un premio es algo que merece una sola persona, el premio lo merecen un montón de psicólogos, desde José Luis Pinillos hasta tantos otros muchos psicólogos que trabajan en múltiples temas en psicología, de los cuales muchos son alumnos míos por cierto . Así que expresar mi gratitud al Colegio y por supuesto a la EFPA.

JCD: Supongo que este premio también es para seguir profundizando en algunos temas en los que estás trabajando como el del envejecimiento ¿verdad?

RFB: Bueno, por supuesto que sí, este es un tema que tiene que ver con la evaluación, porque lo que he hecho a lo largo de toda mi vida tiene que ver con la evaluación. Al final de mi intervención te voy a hacer una confesión o una primicia y es que espero seguir teniendo dos cualidades que creo que son importantes para cualquier psicólogo y que están representadas en los colores de la facultad, en ese malva violeta que son igual proporción de azul que es inteligencia y de rojo que es pasión. Espero seguir manteniendo ambas y si es posible, aumentarlas en el futuro para no defraudar a las personas que han tenido la amabilidad de concederme este honor.

JCD: En relación a la problemática del envejecimiento y a la futura Ley de Dependencia ¿qué crees que los psicólogos podemos aportar a esta Ley?

RFB: Todo, el tema de la prevención de la dependencia es un tema extremadamente psicológico porque lo que tenemos que hacer es prevenir la dependencia e incrementar los años de vida saludable de los individuos. Para eso, en este momento no hay nada más que el cambio del comportamiento y ahí el protagonista de esas acciones que han de llevarse a cabo es el psicólogo.

JCD: Ante la polémica que hay en la actualidad acerca de si el psicólogo es un profesional sanitario y su conveniente inclusión en la LOPS, ¿cuál es tu opinión?

RFB: Bueno, yo creo que el psicólogo necesita formación para poder aplicar sus conocimientos al ámbito de la salud y de la clínica. Por supuesto esa formación tiene que ser lo más amplia posible en un primer momento, pero después tiene que hacerse específica del contexto en el que el psicólogo va a trabajar y va a aplicar esos conocimientos. En este caso concreto que estamos hablando, necesitará conocimientos sobre envejecimiento y sobre clínica y salud para tratar de prevenir la dependencia y tratar de dar más vida a los años en lugar de más años a la vida que aunque sea una frase de Jose Luis Pinillos utilizada muchas veces y algo manida, nos sigue sirviendo.

Artículos Relacionados
LA VEJEZ Y LA LOCURA TEMAS DESTACADOS EN LA PRIMERA JORNADA DEL IX CONGRESO EUROPEO DE PSICOLOGIA