La intervención psicológica debe ofrecerse a todas las personas que presentan conductas autolesivas. Esta es una de las recomendaciones de la última guía que el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica del Reino Unido (National Institute for Health and Clinical Excellence, NICE) ha publicado para el abordaje de este tipo de problemas.

A diferencia de la anterior versión de esta guía del NICE, centrada exclusivamente en la atención en urgencias durante las primeras 48 horas después de un episodio autolesivo, esta nueva guía contempla la atención que se debe ofrecer a estos pacientes a largo plazo, ya que es posible prevenir y reducir la incidencia de estos comportamientos.

Tal y como se recoge en la guía, las personas que presentan comportamientos autolesivos tienen una probabilidad mayor de depresión, así como un elevado riesgo de fallecimiento por suicidio. Además, pueden sufrir a largo plazo las consecuencias derivadas de anteriores episodios autolesivos, como diferentes discapacidades o lesiones físicas crónicas. De ahí la importancia de proporcionar un cuidado a largo plazo para este tipo de pacientes, que contemple la atención de sus necesidades individuales y que incluya la prevención de nuevos intentos autolesivos.

A este respecto, la guía recomienda un programa de intervención psicológica estructurada, de entre 3 y 12 sesiones de duración, que incluya componentes cognitivo-conductuales, psicodinámicos o de resolución de problemas. Las sesiones deben ser aplicadas por terapeutas entrenados, bajo supervisión, y dirigidas a identificar los problemas que están provocando el malestar o activando el comportamiento autolesivo.

La guía del NICE también recomienda el establecimiento de un plan de cuidado a largo plazo, siempre que el paciente esté de acuerdo y contando para ello con el consentimiento y colaboración del paciente, familiares, o cuidadores principales. Este plan de cuidado, según el NICE, debe establecerse sobre la base de metas realistas y optimistas a largo plazo, que contemplen la reincorporación al puesto de trabajo e identifiquen las metas de tratamiento a corto-plazo y los pasos intermedios para alcanzarlas.

La guía, disponible en inglés, puede descargarse a través del siguiente enlace:

Self-harm (longer term management): NICE guideline

Artículos Relacionados
NUEVA GUÍA DEL NICE SOBRE TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA
NUEVA GUÍA DEL NICE SOBRE TRASTORNOS DE SALUD MENTAL COMUNES
GUÍA SOBRE ENFERMEDAD MENTAL Y SUICIDIO, DE LA FEDERACIÓN MUNDIAL PARA LA SALUD MENTAL