El 30 de diciembre de 2004, el Gobierno aprobó el anteproyecto de Ley que permitía equipar jurídicamente el matrimonio entre homosexuales al de heterosexuales, lo que abrió la posibilidad de adopción para estos nuevos matrimonios que concluyó el 30 de Junio de este año cuando el pleno del Congreso de los Diputados aprobaba definitivamente la ley.

Durante estos meses, el debate sobre la adopción homoparental ha sido muy intenso y ha tenido muchas voces diferentes. El pasado día 1 de Junio, la ponencia de la Cámara Alta que tramitaba la reforma del Código Civil para la admisión de este derecho, acordó aceptar una propuesta del PP, apoyada por CiU, de que los grupos parlamentarios pudiesen proponer la comparecencia de expertos en Salud Mental para enriquecer el debate.

Así, el 20 de Junio, once expertos propuestos por los grupos parlamentarios del Senado comparecieron para hablar de los pros y los contras de la adopción por parte de personas del mismo sexo. De los once comparecientes propuestos se contaban un total de seis psicólogos tres abogados, un psiquiatra, y un médico.

 

RELACIÓN DE EXPERTOS COMPARECIENTES EN EL SENADO

  • D. Aquilino Polaino Lorente, psiquiatra y catedrático de psicopatología en la Universidad San Pablo CEU a petición del Grupo Parlamentario del PP en el Senado.
  • D. Ángel Bao Pérez, psicólogo y técnico de Acogimiento Familiar y D. José María Gonzalo Casal, abogado y responsable de Berdindu, a petición de la senadora del Grupo Mixto, Isabel López Aulestia (IU).
  • Dña. María del Mar González Rodríguez, Profesora de Psicología Evolutiva en la universidad de Sevilla e investigadora responsable del estudio "Dinámicas Familiares, organización de la vida cotidiana y desarrollo infantil y adolescente en familias homoparentales", a petición del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.
  • Doña Nuria Gispert Catala, abogada y ex consejera de Justicia de la Generalidad de Catañulña, a petición del Grupo Parlamentario en el Senado de Convergencia i Unio (CIU)
  • D. Fernando Chacón Fuentes, Decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, compareciendo por petición de Coalición Canaria.
  • Dña Patricia Martínez Peroni y Mónica Fontana Abad, del Departamento de psicología de la Universidad San Pablo Ceu, a petición del Grupo de Senadores del PP.
  • D. José Luis Linaza Iglesias, catedrático de Psicología Evolutiva de la Universidad Autónoma de Madrid, a petición de la Entesa Catalana de Progrés.
  • D. José Luis Pedreira Massa , doctor en Medicina especializado en paidopsiquiatría por parte del Grupo Parlamentario Socialista.
  • D. Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla, a petición del Grupo Parlamentario Socialista.

De las comparecencias de estos expertos en el Senado hay que resaltar la opinión ampliamente mayoritaria de que no existe ningún estudio científico que demuestre alguna desventaja en el desarrollo psicológico de los hijos de parejas homosexuales. Al final de esta sección pueden consultarse la comparecencia de José Luis Linaza Iglesias, Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, y los artículos "ad hoc" que han realizado para Infocop Ángel Bao, Responsable Técnico de Acogimiento Familiar y Adopción de la Diputación Foral de Bizkaia y Mª del Mar González, Profesora de Psicología Evolutiva de la Universidad de Sevilla y autora de la primera investigación en España sobre el desarrollo de los hijos de parejas homosexuales.

Esta postura favorable de la adopción homoparental, se defendió desde la psicología y también desde otras disciplinas afines como el derecho. José María Gonzalo, abogado y responsable de Berdindu y autor de la Legislación Vasca (Ley y Reglamento de Parejas de Hecho) nos hizo llegar su comparecencia en la que realizaba algunas consideraciones a la luz de los datos del Registro de Parejas de Hecho de la Comunidad Autónoma de Euskadi y de los datos actuales sobre parejas del mismo sexo que han obtenido la coadopción o adopción coparental de sus hijos/as.

Hay que aclarar que Euskadi es una de las cinco comunidades Autónomas que contemplan la equiparación entre las parejas del mismo sexo y las parejas de hecho de distinto sexo y los matrimonios en lo relativo al acogimiento familiar y a la adopción de menores.

De los datos de adopción Coparental, Jose María Gonzalo señala lo siguiente:

"(...)Como se acaba de señalar son 12 las leyes de parejas de hecho aprobadas por otros tantos parlamentos autonómicos hasta la fecha. Todas ellas dan idéntico tratamiento a las parejas del mismo y de distinto sexo, superando la discriminación por razón de orientación sexual imperante hasta el momento de su aprobación, y 5 de ellas, las de Navarra, Euskadi, Aragón, Catalunya y Cantabria, contemplan el mismo tratamiento para las parejas del mismo sexo que para las parejas de distinto sexo y para las parejas casadas en materia de adopción y acogimiento de menores. Hasta la fecha se han producido 8 pronunciamientos judiciales firmes en otros tantos casos de parejas compuestas por dos hombres o dos mujeres que han solicitado la adopción conjunta, dos en Navarra y 6 en el País Vasco. En todos los casos el juez que dicta el auto fundamenta la estimación de la petición de la pareja en la parte dispositiva sobre adopción de la ley autonómica conforme a la cual la pareja se ha constituido como pareja de hecho y en el modelo familiar de la pareja, constitutivo de un núcleo estable e idóneo para el menor. Lo importante para cada juez ha sido la existencia de una pareja adulta comprometida entre sí y comprometida con el bienestar del menor.

Cabe añadir que en Euskadi son 5.436 las parejas constituidas conforme a su ley de parejas de hecho en el periodo de dos años, entre finales de mayo de 2003 y finales de mayo de 2005, de las cuales aproximadamente el 7% son parejas del mismo sexo. En este periodo se han cancelado, por ruptura de la pareja, un total de 102 parejas, y curiosamente todas ellas, el 100 %, son parejas de distinto sexo, lo que disipa otro de los muchos tópicos existentes acerca de las parejas del mismo sexo".

En su comparecencia, exponía también los resultados arrojados del trabajo de revisión de las investigaciones psicológicas sobre menores criados en familias homoparentales encargando por Berdindu a un equipo de psicólogos profesionales y que finalizó en Junio de 2003. La revisión en cuestión se hacía sobre una base de cincuenta estudios y sucintamente concluía que no se encontraban diferencias en la prevalencia de la orientación homosexual en menores criados en familias homoparentales con respecto a los criados por parejas heterosexuales. Tampoco aparecían diferencias en la identidad y rol de género, ni el bienestar psicológico o el ajuste social de los niños/as con sus iguales.

Entre las opiniones opuestas a la adopción por parte de parejas homoparentales destacó por su repercusión en los Medios de Comunicación las del psiquiatra Aquilino Polaino quien, afirmo que: "las personas con conducta homosexual padecen una patología" y que tienen un perfil psicopatológico caracterizado por un padre "hostil, distante y alcohólico, una madre sobreprotectora para los niños o fría para las niñas, ausencia de juegos y destrezas motoras, ausencia de identificación con sus iguales del mismo sexo, timidez extrema y en algunos casos haber sufrido abuso sexual"

Estas opiniones fueron contundentemente rebatidas por falta de rigor científico desde el ámbito académico y los Colegios Profesionales de Psicólogos. Algunas de las voces más relevantes fueron:

Jose Luis Linaza: "Ni como académico, ni como psicólogo, pero sobre todo como ser humano, puedo compartir las descalificaciones que el Dr. Aquilino Polaino se ha permitido expresar en la sede del Senado. Es un insulto a muchos millones de seres humanos y, además, es un insulto a la inteligencia".

Luis Aguado Aguilar, Catedrático de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid: "La ciencia empírica, no la ideología, ha echado por tierra todas y cada una de las afirmaciones del profesor Polaino acerca de la homosexualidad. Sorprende que quien se dice especialista en el tema desconozca la abundante información al amparo de su supuesto carácter científico es un triste servicio al prestigio de la psicología y no hace más que reforzar la ignorancia y fomentar los prejuicios y la homofobia. La psicología, como las demás ciencias, trata de descubrir la verdad, no de inventarla".

ver carta completa

El Consejo de Dirección del Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid también expresó su queja.

A la comunidad universitaria

Ante las numerosas protestas recibidas en este Rectorado en relación con las manifestaciones efectuadas por D. Aquilino Polaino en el Senado acerca de la homosexualidad, deseo manifestar que ya en su momento expresé públicamente mi rechazo y el del Consejo de Dirección que presido hacia tales afirmaciones, tal como se recoge en el comunicado hecho público el pasado 22 de junio y que para tu conocimiento te envío.

Carlos Berzosa, Rector de la Universidad Complutense de Madrid

COMUNICADO DEL CONSEJO DE DIRECCIÓN DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

El Consejo de Dirección de la Universidad Complutense manifiesta que:

  1. Aquilino Polaino no es en la actualidad profesor de la UCM, sino de una universidad privada.
  2. Rechazamos totalmente las opiniones sobre la homosexualidad manifestadas por Aquilino Polaino en su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Senado, opiniones que consideramos inaceptables y carentes de base científica.
  3. Asimismo, declaramos nuestra total solidaridad con las personas que se han visto ofendidas por las opiniones del señor Polaino. La libertad es el primer derecho del ser humano y debe ejercerse sin más cortapisa que el respeto a los otros, y en particular en algo tan consustancial como el ejercicio de la sexualidad en sus diferentes opciones.

Madrid, 22 de junio de 2005

 

Y el Colegio de Psicólogos de Madrid, distribuyó el siguiente Comunicado:

 COMUNICADO DE PRENSA

El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid ante la demanda de información que se está produciendo con motivo de las declaraciones realizadas ayer, por determinados comparecientes en la Comisión de Justicia del Senado en relación con el Proyecto Ley por la que se modifica el Código Civil en materia del derecho a contraer matrimonio y, en particular, sobre la homosexualidad y los efectos que tiene en el desarrollo de los menores la convivencia con parejas homosexuales, quiere aclarar los siguientes puntos:

  • El ponente D. Aquilino Polaino Lorente no es Psicólogo, su profesión es Psiquiatra por lo que no pertenece a este Colegio.
  • El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid quiere destacar que al igual que la Asociación Americana de Psicología y la Asociación Americana de Psiquiatría y las grandes organizaciones profesionales de salud mental consideran desde hace más de tres décadas que la homosexualidad no es un trastorno mental. La Asociación de Psiquiatría Americana retiró en 1973 la homosexualidad de su manual oficial de diagnóstico, Manual Estadístico y Diagnóstico de los trastornos Mentales (DSM). Está acción fue tomada tras realizar una revisión científica y consultar con numerosos expertos en este campo. La Asociación Americana de Psicología urgió a rechazar toda legislación discriminatoria contra gays y lesbianas.
  • La Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid acordó la siguiente declaración en relación a la adopción por parte de parejas homoparentales: "Según los estudios científicos existentes en la actualidad no puede afirmarse que los niños educados por familias homoparentales sufran perjuicios en su desarrollo psicológico".

 

Madrid 21 de junio de 2005

 

Su Decano, Fernando Chacón Fuertes, también experto compareciente en el Senado declaraba a Europa Press, el pasado día 21, que las afirmaciones del psiquiatra "van en contra de toda evidencia científica y las consideraciones de las mayoría de asociaciones internacionales de psicólogos y psiquiatras".

Al margen del revuelo que estas declaraciones pudieron generar entre los psicólogos y la opinión pública en general, es innegable que esta Ley tiene muchísima relevancia para el colectivo de psicólogos que trabajan en adopción lo cual se muestra en diferentes eventos y publicaciones en Revistas profesionales. Entre los primeros destacamos la Jornada realizadas por el Colegio Oficial de Psicólogos de Bizkaia, sobre "Sexualidad y Adopción" celebrada el pasado 22 de Junio que contó con la presencia del Defensor del Pueblo del País Vasco el Ararteko Iñigo Lamarca, el psicólogo Ángel Bao y el abogado Txema Gonzalo.

En esta jornada se debatió sobre el nuevo contexto legal, las condiciones sociales, las expectativas personales e intervención psicológica en el ámbito de la Adopción por Parejas Homosexuales.

Iñigo Lamarca, Ararteko

El Ararteko vasco nos envió amablemente a redacción las siguientes declaraciones:

La institución de la adopción tiene por objeto ofrecer a menores que no están insertos en un núcleo familiar (bien porque han sido abandonados por sus progenitores en una entidad, pública o privada, de acogimiento, o bien porque se les ha retirado a sus padres la patria potestad) la oportunidad de que puedan crecer y educarse en el marco de una familia que les dé amor, protección y las condiciones para que puedan llegar a la mayoría de edad como personas bien formadas. Resulta innegable que la realidad familiar de hoy en día ha experimentado un cambio muy notable en las últimas décadas. Si en un pasado, muy reciente aún, la familia se articulaba en torno a un hombre y una mujer unidos en matrimonio indisoluble, a esta modalidad se le han ido sumando otras: las parejas no matrimoniales, llamadas "de hecho", las unidades familiares monoparentales, las parejas y familias reconstituidas tras procesos de divorcio; últimamente, se han hecho visibles, y han reivindicado su dignidad y su igualdad, las parejas formadas por dos mujeres o dos hombres.

La ley debe reconocer, en igualdad de condiciones, a todas las formas de amor conyugal y a todas las modalidades familiares, y no debe excluir a priori a ninguna de ellas para que pueda acoger a un menor en adopción. Naturalmente, la Administración competente debe examinar con el mayor rigor posible toda solicitud de adopción antes de concederla, y debe velar en todo momento por el interés y derechos del menor adoptado. Así las cosas, desde una posición de defensa de los derechos fundamentales de la persona debe aprobarse que una pareja homosexual pueda solicitar menores en adopción (lo podían hacer hasta la reciente reforma legal de forma individual pero no conjuntamente) y pueda, por tanto, considerarse apta para educar debidamente a menores carentes de familia.

Iñigo Lamarca Iturbe
Ararteko, Defensor del Pueblo del País Vasco

Otra ocasión importante para reflexionar sobre este tema se dará en el I Congreso sobre Homosexualidades e Identidad de Género que se celebrará en Cáceres los días 13 y 14 de Octubre y que dirigirá el catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla, Jesús Palacios.

El propio Palacios, expresó su postura ante los medios tildando el debate sobre la adopción homoparental de ideológico y criticando la dificultad de una parte de la sociedad para aceptar no los hechos en sí, sino los nombres que se dan, el carácter sagrado de algunas palabras como matrimonio u adopción.

... Algo parecido ocurre con otra palabra sagrada en este debate: la adopción. Puesto que el Código Civil vigente se lo permite, son varias y de variado matiz ideológico las comunidades autónomas que en los últimos años han legislado sobre la posibilidad de acogimiento familiar por parte de parejas del mismo sexo. En el acogimiento familiar, un niño o una niña pasa a vivir con sus acogedores durante un tiempo, que puede prolongarse hasta su mayoría de edad en el caso del llamado acogimiento permanente. Funcional y psicológicamente, muchos de los acogidos se convierten en hijos de sus acogedores, que son su referencia personal y afectiva fundamental. Pues bien, cuando se ha legislado sobre el acogimiento por parte de homosexuales no ha habido ni debate ni manifestaciones. El problema parece ser, de nuevo, el carácter sagrado de algunas palabras, en este caso la adopción.

Para Palacios, el verdadero escándalo social reside en los cientos de niños que viven institucionalizados sin padres dispuestos a hacerse cargo de sus características y necesidades y que podrían ser felices viviendo en familias homoparentales.

Respecto a la segunda cuestión que adelantábamos, los artículos publicados en español y otros idiomas sobre este tema, puede consultarse la Tabla de Referencias Bibliográficas que la profesora Maria del Mar González ha elaborado para acompañar su artículo y que da cierre a esta sección.

Ver artículo completo

Añadir también que durante el mes de Julio el Gobierno remitió al principal partido de la oposición, en respuesta a una pregunta parlamentaria, un listado con los títulos de más de sesenta trabajos que respaldan la adopción por parejas del mismo sexo y afirman que no perjudican 'en absoluto' la salud psicosocial de los adoptados. La lista en concreto se envió a la diputada popular Alicia Castro a través de una respuesta parlamentaria y enfatizaba las conclusiones de la Asociación Americana de Psicología que sostiene que: "no hay ni siquiera un estudio que demuestre que los niños de padres homosexuales tengan desventaja alguna en ningún aspecto significativo" y asegura que las pruebas hasta la fecha demuestran que el ambiente que procuran en el hogar es "tan adecuado" como el de padres heterosexuales para permitir el desarrollo psicosocial de los niños.

Se abre un nuevo campo de trabajo y reflexión para los profesionales de la psicología, abogados y políticos que tratan de defender los derechos de los menores.

COMPARECENCIA EN EL SENADO DE JOSE LUIS LINAZA IGLESIAS

 

EL PAPEL DE LOS ADULTOS EN LA SUPERVIVIENCIA Y EN LA CRIANZA DE LOS SERES HUMANOS.

 

Jose Luis Linaza Inglesias

Hablar de adopción supone plantearse el complejo problema de la crianza y la educación de los niños, un fenómeno que se extiende a lo largo de muchos años y que significa la construcción y adaptación continua de una relación enormemente asimétrica en sus inicios y cuyo objetivo es lograr la autonomía del miembro más joven para que pueda incorporarse como miembro de pleno derecho en la sociedad. La paradoja de esa enorme dependencia es, precisamente, proporcionar las condiciones para una progresiva independencia. Nacemos con una gran  INMADUREZ, somos mucho menos capaces de valernos por nosotros mismos que ninguna otra especie. También tenemos una prolongadísima infancia, mayor que la de ninguna otra especie, antes de poder incorporarnos como miembros activos de nuestras sociedades. El significado de esta inmadurez es una mayor flexibilidad para adaptarnos a medios muy distintos y cambiantes. Otras especies disponen de mecanismos biológicos, de preadaptaciones, que garantizan su interacción con su medio natural. Los osos pandas, por ejemplo. Están tan bien adaptados a los bosques de bambú que, cuando estos desaparecen, corren peligro de extinción. Nuestro medio es siempre un medio cultural y en permanente transformación.