El pasado mes de enero de 2012, se publicó en la revista International Journal of Clinical Health Psychology, un estudio de la Universidad de Sevilla sobre las relaciones de pareja de mujeres entre 13 y 25 años.

El Instituto de la Mujer en España matiza la existencia de mujeres adultas que se autoperciben como maltratadas y las técnicamente maltratadas (víctimas que soportan algún tipo de violencia pero no le atribuyen la etiqueta de maltrato). El objetivo de este estudio fue verificar los porcentajes de ambos tipos de maltrato y desarrollar alternativas de evaluación en parejas jóvenes.

Para la realización de esta investigación, se utilizó la combinación de 13 ítems conductuales y de una pregunta sobre percepción de maltrato. A través de las preguntas contenidas en el Cuestionario de Violencia de Novios (CUVINO), se realizaron dos estudios diferenciados con muestra de mujeres adolescentes y jóvenes escolarizadas. El primero de los estudios (709 mujeres con una media de 18,5 años) replicó la evaluación llevada a cabo por el Instituto de la Mujer, y detectó un 6,2% de maltrato percibido y un 71% de maltrato técnico. En un segundo estudio sobre 1.327 jóvenes de 18,5 años de media, se evaluó la concordancia entre percepciones generales (sentirse maltratada, sentir miedo y sentirse atrapada en la relación), y se encontró un 5,8% de mujeres maltratadas, un 11,9% atemorizadas y un 26,8% atrapadas en sus relaciones.

Tras más de 10 años de estudio, los resultados del CUVINO, orientado a la evaluación de la violencia de género entre parejas de novios universitarios, con una muestra de más de 2.000 personas de Sevilla, Oviedo, A Coruña, Pontevedra y Huelva, arroja como resultado una estructura en ocho factores: violencia por coerción, emocional, sexual, de género (por la simple condición de ser mujer), instrumental, social, física y por desapego. Asimismo, el estudio señala que la edad de inicio de la relación problemática es temprana, especialmente en las mujeres, que ya indican relaciones conflictivas a los 13 años, mientras que en el caso de los varones solo es detectada a partir de los 16.

Según revelan los datos, el 26,8% de las jóvenes españolas se sienten atrapadas en su relación, mientras que un 11,9% asegura haber tenido miedo. Además, cerca del 12% se han sentido atemorizadas por su pareja.

Respecto a la duración de estas relaciones, este grupo de investigadores ha determinado que sólo en el 15,25% de los casos de mujeres que se declaran maltratadas, la relación llega a los seis meses, mientras que en el 57% ha sido mayor a un año. Los hombres, por su parte, denuncian sentirse indefensos ya que en el 80% de los casos de varones que se perciben como maltratados afirman no recibir apoyo. En la misma situación se encontraron el 42,10% de las mujeres.

Este estudio concluye que los niveles de tolerancia al maltrato en jóvenes de entre 13 y 25 años es sorprendente. La tolerancia a situaciones de violencia (en muestras pre y universitarias) es elevada tanto en personas que se perciben como maltratadas como no maltratadas, especialmente en el caso de las mujeres.

Otra importante conclusión que se deriva de los datos es que, especialmente en preuniversitarios, el nivel de información acerca de qué es la violencia de pareja es muy escaso y habitualmente es identificada por ellos como de naturaleza exclusivamente física. Este puede ser uno de los factores que justifiquen los altos niveles de tolerancia hacia conductas constitutivas de violencia de pareja, que quedan relegadas de una actitud crítica al considerarse o bien normal o bien algo ajeno a lo que es la violencia de pareja.

Referencia bibliográfica:
Rodríguez-Franco, L.; López-Cepero, J.; Rodríguez-Díaz, F.J.; Bringas, C.; Estrada, C.; Antuña, M.A. & Quevedo-Blasco, R (2012).
Labeling dating abuse: Undetected abuse among Spanish adolescents and young adults. International Journal of Clinical and Health Psychology, 12, 55-67.

Fuente:
www.sinc.es