Para detallarnos los desarrollos del coaching psychology, tanto dentro como fuera de nuestro país, así como los retos a los que se enfrenta esta nueva profesión, entre ellos la acreditación de profesionales, Infocop ha entrevistado a la psicóloga Maite Sánchez-Mora García.

Maite Sánchez-Mora posee una amplia experiencia realizando funciones ejecutivas en el área de gestión de personas. Desde hace ocho años trabaja acompañando a directivos y profesionales en procesos de coaching, siendo actualmente Coach Senior certificada por AECOP/EMCC. Es vicesecretaria de la Junta de Gobierno del COPC, miembro del comité internacional del International Coaching Psychology Congress y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Coaching y Consultaría de Procesos (AECOP), que está vinculada al Consejo Europeo de Mentoring y Coaching (European Mentoring and Coaching Council: EMCC).


Maite Sánchez-Mora

ENTREVISTA

Cada vez es más habitual escuchar términos como coach, mentor o supervisor. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? ¿Qué se entiende por coaching?

El coach o la coach es el profesional que atiende la demanda de acompañamiento de clientes particulares o miembros de organizaciones en procesos de cambio. Es experto en el acompañamiento en el proceso, lo que permite que su cliente clarifique y logre sus metas y conlleva establecer una alianza de simetría.

La persona toma conciencia a través de sí misma y el coach facilita este hecho.

Encontramos sus orígenes en el ámbito del deporte, donde el descubrimiento del "juego interior" de cada deportista pone de manifiesto que éste es peor adversario que el contrincante con quien compite. Las creencias, valores, identidad y la diversidad (género, edad, raza, estilo de vida…) son factores que intervienen en la relación de coaching en múltiples situaciones y es conveniente que los protagonistas los sepan gestionar.

Los dos ejes principales para ejercer la profesión son las competencias y el código ético. Es frecuente hablar de "la caja o kit de las herramientas del coach". Las herramientas están orientadas a distintos fines como son la exploración, la evaluación, la reflexión y la gestión de la acción, de individuos o grupos.

El mentor o mentora, sin embargo, es un experto que guía, que ayuda a su mentorado a encontrar la dirección correcta y le ayuda a desarrollar la toma de decisiones. Habitualmente, el mentor o mentora aporta experiencia profesional en el mismo campo y es un modelo a seguir. Entre ellos se da una relación de complementariedad donde una parte es experta y la otra aprende de esa experiencia. Por lo tanto, hay una transmisión de conocimiento desde la experiencia y normalmente es una persona interna de la organización y no el jefe directo.

Coaching y mentoring tienen similitudes. No en vano las competencias diseñadas por el European Mentoring and Coaching Council (EMCC) son comunes a las dos profesiones. Ambos deben ser capaces de llevar a los individuos más allá de las limitaciones que éstos presentan y también de sus propias limitaciones del conocimiento. Tanto el mentoring como el coaching son herramientas de desarrollo organizacional en las empresas con políticas avanzadas de gestión de personas. La medición del retorno de la inversión (ROI) pone de manifiesto los beneficios de estas intervenciones en la organización.

Por otro lado, el supervisor o supervisora es un coach mentor que evalúa la competencia de su supervisado o supervisada y que apoya su desarrollo profesional. Según información proporcionada por la publicación Coaching at Work en 2011, el 55% de los compradores de coaching valoran la supervisión regular de los coaches como indicador de alta calidad profesional y como factor a tener en cuenta a la hora de contratar a un coach externo.

La Asociación Española de Coaching y Consultoría de Procesos (AECOP/EMCC) reconoce como supervisor sólo a sus coaches seniors certificados y los psicólogos coaches de la Swiss Society for Coaching Psychology (SSCP) sólo pueden elegir supervisores de una lista proporcionada por la Föderation del Swizer Psychologinnen und Psychologne (FSP), que es el equivalente al colegio profesional nacional de psicólogos y psicólogas en Suiza.

Como puede observar, son tres roles profesionales diferentes y, al mismo tiempo, con semejanzas.

El coaching tiene un amplio abanico de definiciones. Se acepta tanto que sea una ciencia como un arte. Es importante la influencia de la mayéutica, el método socrático basado en la pregunta para guiar la comprensión del mundo y el aprendizaje. En su esencia está la toma de conciencia de los coachees y la de asumir responsabilidad para cumplir sus compromisos de futuro. Las metas pueden ser tanto personales como alineadas con la organización que contrata el servicio. Para maximizar el potencial personal y profesional del coachee, se parte de la base de que el coach reconozca las fortalezas de su coachee y crea en su potencial y en la viabilidad del proceso. Las intervenciones pueden ser individuales o grupales.

Este proceso es el puente que se tiende entre una situación actual y una situación futura deseada. Hay dos macroescenarios "de la situación actual" y son los relativos al ámbito organizacional y al ámbito personal. La gran diferencia entre ellos es el tipo de contrato, pues en el primero es triangular y en el segundo sólo intervienen dos partes.

Hablar de coaching es hablar de cambio. Los seres humanos estamos conectados con el mundo, con nuestro entorno más próximo y con nosotros mismos y, por lo tanto, el entorno nos influye. En las circunstancias actuales conviven objetivos de cambio, como los cambios para poder conservar lo que se tiene. Para conservar necesitas proyectar cambios, tal como manifestó el psicólogo coach Joan Quintana i Forns, en la conferencia plenaria impartida durante el 1st International Congress of Coaching Psychology - Spain.

La psicología ha realizado importantes contribuciones en este campo, constituyéndose una nueva disciplina y movimiento denominado coaching psychology. ¿Podría explicarnos cuáles son las aportaciones específicas y las características que diferencian la coaching psychology de otras corrientes similares? ¿De dónde surge y cuáles son sus ámbitos de aplicación?

La aparición del fenómeno del coaching se dio simultáneamente en diversos puntos del mundo. La falta de exigencia y aseguramiento de su calidad es lo que dio lugar a la aparición de organizaciones que velaran por la competencia profesional y ética de esos nuevos profesionales llamados coaches. Es el caso de la International Coach Federation (ICF), el European Mentoring and Coaching Council (EMCC) y la Asociación Española de Coaching y Consultoría de Procesos (AECOP).

En paralelo, psicólogos del ámbito de las organizaciones y el trabajo, principalmente, e interesados por la actuación profesional de estos nuevos profesionales que hacían intervenciones relacionadas con personas, se organizaron en red y fue en Internet donde se encontraron los dos grupos pioneros de estos psicólogos.

En Europa, en el año 2004, se realizó la Inaugural Coaching Psychology Conference en Londres y, a partir de esa fecha, se han ido sucediendo eventos anuales para reunir a la comunidad internacional que se va gestando.

En diciembre del 2006, se realizó la 1st International Coaching Psychology Conference, donde debatieron sobre la conveniencia de crear una asociación internacional.