Recientemente, la Alzheimer’s Society (Sociedad de Alzheimer de Reino Unido) ha publicado en su página web un artículo referente a un nuevo programa de entrenamiento para el personal de las residencias, cuya finalidad es reducir las prescripciones de fármacos antipsicóticos en personas con demencia, constituyéndose como una alternativa preferible al uso de medicación.

El programa, denominado Intervención centrada en el entrenamiento y el apoyo (Focused Intervention Training and Support –FITS-), surgió a partir de una revisión realizada por el Departamento de Salud (Health Department) de Reino Unido sobre el uso de antipsicóticos en pacientes con demencia, que concluía que dos tercios de las prescripciones médicas eran erróneas, duplicando el riesgo de muerte y triplicando el riesgo de accidente cerebrovascular de estos pacientes.

En 2003-2004 se llevó a cabo una investigación inicial sobre la eficacia de este programa de entrenamiento. Durante un año se realizó un seguimiento a 349 personas con demencia de 12 residencias. Los resultados mostraron que en aquellas residencias que habían seguido el programa de entrenamiento, el uso de antipsicóticos había disminuido considerablemente (23 por cien) en relación con aquellas en las que no se intervino (42,1 por cien).

Este programa, apoyado por el Departamento de Salud y un grupo de residencias, se aplicará en varias residencias de Reino Unido, y se espera que pueda beneficiar a más de 5.000 personas que padecen demencia.

La Intervención centrada en el entrenamiento y el apoyo consistirá en dar formación teórico-práctica a todo el personal que trabaja en las residencias. Se impartirá en la Asociación para estudios de la demencia de la Universidad de Worcester (Reino Unido) - University of Worcester's Association for Dementia Studies- y será un programa intensivo de 10 días, durante los cuales se aumentará el conocimiento y la comprensión de la demencia, dotando al personal con herramientas y recursos para proporcionar una atención de calidad a los pacientes (cómo cuidarlos, cómo manejar los problemas de conducta, etc.). De forma adicional, el personal recibirá regularmente sesiones de supervisión con el fin de asegurar que utilizan las herramientas aprendidas en su trabajo y que puedan enseñarlas a otros compañeros.

Se utilizará la Escala de logro de objetivos (Goal Attainment Scaling –GOAL-) para medir la eficacia del programa de entrenamiento. Con esta herramienta, las personas con demencia pueden establecer sus propias metas personales, pudiendo controlar el progreso de acuerdo con lo que es importante para cada paciente.

Para el profesor Clive Ballard, director de investigaciones de la Alzheimer’s Society, es esencial disminuir las prescripciones inadecuadas de antipsicóticos a los pacientes con demencia. Según afirma en la página web de esta sociedad, este programa puede servir de gran ayuda: formar al personal con los conocimientos que necesitan para entender la demencia y a las personas que la padecen, puede ayudarles a proporcionar un cuidado individualizado y de buena calidad, así como un trato digno a las personas con demencia.

Los datos aportados por la Alzheimer’s society acerca de los efectos que produce el consumo de antipsicóticos, cuestionan nuevamente el uso de tratamiento farmacológico en salud mental.

Como Infocop viene publicando en los últimos meses, hay muchas investigaciones que ponen en duda la eficacia de los psicofármacos y advierten del peligro de sus efectos adversos. Así, Robert Whitaker publicó un libro basándose en datos científicos sobre los daños irreversibles que provocan en el cerebro los antipsicóticos y Daniel Carlat realizó una crítica sobre las causas y consecuencias de la incorporación de psicofármacos en psiquiatría.

En la misma línea, los organismos más importantes en materia de salud, recomiendan la intervención psicológica como tratamiento de primera línea y alertan sobre la elevada prescripción de psicofármacos. Concretamente, el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica del Reino Unido (National Institute for Health and Clinical Excellence, NICE), recomienda en su guía la intervención psicosocial como el tratamiento de primera línea para el abordaje de la agitación y la psicosis en casos de demencia y enfatiza la importancia de la evaluación de las condiciones médicas y del dolor, que a menudo subyacen al desarrollo de estos síntomas. También incide en la necesidad de no tomar decisiones precipitadas en relación con la prescripción farmacológica, ya que en muchas de las ocasiones estos estados alterados del comportamiento remiten o presentan una mejoría espontánea a las 4-6 semanas desde su aparición.

Para consultar el artículo completo, pincha el siguiente enlace: Alzheimer’s society

Artículos Relacionados
LOS FÁRMACOS ANTIPSICÓTICOS TRAS 60 AÑOS DE SU DESCUBRIMIENTO: ¿UN HITO HISTÓRICO EN EL TRATAMIENTO DE LAS PSICOSIS?
SE CUESTIONA LA EFICACIA DE LOS FÁRMACOS ANTIPSICÓTICOS
LUCHANDO CONTRA LA PRESCRIPCIÓN INADECUADA DE ANTIPSICÓTICOS EN LA DEMENCIA, GUÍA DE LA SOCIEDAD DE ALZHEIMER
AUGE Y ¿CAÍDA? DE LA ERA DE LOS ANTIPSICÓTICOS ATÍPICOS
“INSISTIR EN UNA VISIÓN DE LA DEPRESIÓN COMO ENFERMEDAD Y OFRECER COMO ALTERNATIVA LOS PSICOFÁRMACOS ES UN ERROR” – ENTREVISTA A JORGE BARRACA
DANIEL CARLAT Y LA ALIANZA ENTRE LA PSIQUIATRÍA Y LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
ROBERT WHITAKER Y LOS EFECTOS NOCIVOS DE LOS PSICOFÁRMACOS
DESTRUYENDO LOS MITOS SOBRE LOS DIAGNÓSTICOS Y LOS PSICOFÁRMACOS EN SALUD MENTAL
EXPERTOS RECLAMAN UN NUEVO MODELO ASISTENCIAL CON PRESENCIA DE PSICÓLOGOS EN ATENCIÓN PRIMARIA
EL CONSUMO ABUSIVO DE PSICOFÁRMACOS EN ESPAÑA
LOS ANTIDEPRESIVOS EN TELA DE JUICIO - ENTREVISTA AL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN DE IRVING KIRSCH