Miguel Hierro Requena
Ayuntamiento de Madrid

Los procesos de cambio o crisis, parte natural del proceso evolutivo familiar, son inevitables. En la mayoría de las ocasiones, el Sistema Familiar encuentra una manera adaptativa de enfrentar el cambio. Esta adaptación facilita y permite que la infancia se torne en juventud y que la juventud alcance la edad adulta. Así mismo, los padres modifican paulatinamente la manera de cuidar y criar a sus hijos, desarrollando nuevas funciones y abandonando otras que dejan de ser necesarias o eficaces.