El 55% de los adolescentes defiende el uso de violencia verbal o amenazas a través de las redes sociales (como twitter, twenty o facebook) para obtener lo deseado. Esta es una de la conclusiones del Informe Adolescentes y Social Media: 4 generaciones del nuevo milenio, presentado por la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Intermedia Consulting y Davide.it, y enmarcado dentro del proyecto internacional Stop violence on social media (Frenar la violencia en los medios de comunicación social). 

El estudio, que ha analizado los estilos de vida de cerca de 7.000 jóvenes españoles e italianos, en relación con el uso que hacen de la violencia a través de los medios de comunicación social y las causas que favorecen esta conducta, ha obtenido otros datos que invitan a la reflexión y que hoy, 30 de enero, día Escolar de la No Violencia y la Paz, cobran, aún si cabe, más relevancia.

Tal y como recoge el estudio, si bien la mayor parte de los adolescentes entrevistados entre 12 y 18 años (80%) realiza un uso “pasivo” de la red y se limita a consumir contenidos, casi todos ellos tienen al menos un perfil en las redes sociales (72,5%) y la presencia de la violencia es elevada en este grupo de edad.

En concreto, el 27% de los jóvenes reconoce insultar a compañeros a través de la red “cuando se les provoca” y el 19% haber amenazado a otros. Más allá, el 8% de los jóvenes entrevistados considera que la violencia es "necesaria, útil y agradable".

El consumo de contenidos violentos así como otras conductas de riesgo, (por ejemplo: establecer contacto virtual con extraños) tampoco son infrecuentes. El 17% de los adolescentes afirma consumir material pornográfico a través de la red, y un 6% haber recibido este tipo de contenidos por parte de sus compañeros. A su vez, el 22%, es decir, casi uno de cada cuatro jóvenes, reconoce haber establecido contacto virtual con extraños y un porcentaje similar (26,7%) muestra su interés en aprender a manejar armas de fuego.

De acuerdo a los resultados del informe, la supervisión y asistencia de los padres hacia un uso responsable de las redes sociales son factores clave para frenar la incidencia de comportamientos violentos entre los jóvenes. Sin embargo, la mayor parte de los adolescentes (60,4%) no habla con sus padres sobre lo que hace en internet, y el 48% afirma no haber recibido consejo sobre los peligros y el uso adecuado de las redes sociales.

Los datos obtenidos han permitido también establecer cuatro grupos diferenciados de adolescentes, en función del uso de la violencia en las redes sociales:

  • Los denominados “generación GPS”, que comprenden el 38,6% de la muestra: presentan una conducta en las redes sociales clara y proactiva. Este grupo se expresa libremente y cuenta con supervisión adulta, así como posee una elevada autoestima y una conducta basada en valores. El uso de violencia o la presencia de conductas de acoso por este grupo es bajo.
  • Los denominados “generación MP3”, que representan el 21,8% de los jóvenes: carecen de vínculos sociales consolidados, no se expresan libremente y poseen unos niveles de autoestima bajos. En general, usan ocasionalmente las redes sociales y no suelen ser violentos o problemáticos, a pesar de que se encuentran aislados de su entorno.
  • Los denominados “generación GTA” (31,6% de la muestra): hacen un uso de la violencia elevado a través de las redes sociales. Cuentan con un grupo de amigos, aunque parten de un concepto utilitarista de la amistad. Dedican poco tiempo al estudio y su tendencia al acoso es elevada.
  • Los denominados “generación NN” (7% de la muestra): presentan problemas de cohesión familiar y dedican poco tiempo al estudio. Sus niveles de impulsividad son altos, pero se desconoce el uso que hacen de las redes sociales ya que se negaron a contestar a la mayoría de las preguntas.

En vista de los resultados, los autores del informe han alertado sobre la necesidad de que los padres, educadores y profesores se involucren más en el uso que hacen los jóvenes de las redes sociales, promoviendo una conducta responsable en la red y fomentando las relaciones positivas. Por otro lado, urgen a los responsables políticos a que inviertan más esfuerzos en medidas de prevención de este tipo de conductas violentas en las redes sociales, tanto desde los centros educativos como desde el entorno familiar, dada la amenaza creciente que suponen.

Más información en:

Adolescentes y Social Media: 4 generaciones del nuevo milenio

Artículos Relacionados
ACOSO ESCOLAR Y CONSUMO DE DROGAS, RIESGOS CRECIENTES EN LOS CENTROS ESCOLARES ESPAÑOLES
PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN FRENTE A ACOSO LABORAL Y ESCOLAR EN LAS AULAS, DE FETE-UGT
ESTRATEGIAS DE LOS ALUMNOS PARA RESPONDER AL ACOSO ESCOLAR
LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA, EL PROFESORADO Y LOS IGUALES EN EL APOYO A LAS VÍCTIMAS DE ACOSO ESCOLAR
GUÍA CONTRA EL CIBERBULLYING DEL DEFENSOR DEL MENOR
AGRESIVIDAD INJUSTIFICADA, BULLYING Y VIOLENCIA ESCOLAR
IMPACTO EMOCIONAL DEL CYBERBULLYING: ¿PERCIBEN VÍCTIMAS Y AGRESORES ESTE IMPACTO DE LA MISMA FORMA?
SE PUBLICA NUEVA GUÍA LEGAL SOBRE CIBERBULLYING Y GROOMING
EL PAÍS VASCO DESARROLLA EL PRIMER PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ESCOLAR ANTE CYBERBULLYING
EL BULLYING PERCIBIDO POR LOS ADOLESCENTES