Recientemente, se ha publicado el Estudio de la incidencia de las reestructuraciones de empresas en la salud de los trabajadores, elaborado por Labour Asociados y dirigido por Ricardo Rodríguez Contreras. Este informe evidencia que las reestructuraciones de plantilla afectan a la salud física y mentalno sólo de los trabajadores que son despedidos, sino también de los que permanecen en la empresa (lo que ha venido a denominarse por algunos expertos como "síndrome del superviviente").

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), encargó este estudio, con la finalidad de profundizar en el conocimiento sobre cómo se enfrentan las empresas a los procesos de reestructuración y las consecuencias de estos en la salud y seguridad de los trabajadores y en un contexto laboral en el que la crisis económica ha agravado la dureza y duración de los procesos de reestructuración.

En el mismo, se hace referencia a la reestructuración, no sólo como procesos de reducciones de plantilla, sino también como otros procesos de cambio que pueden tener efectos directos o indirectos sobre la salud física y mental de los trabajadores como, por ejemplo, la modificación de funciones, la movilidad geográfica o, simplemente, la presión que se recibe como consecuencia de una reorganización productiva.

A modo general, el informe señala que el estrés, la depresión y la ansiedad se han convertido en las principales causas de enfermedad de los centros de trabajo europeos.

Incluye, además, datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que indican que la crisis ha hecho que los trabajadores se enfrenten al miedo y estrés ante la posibilidad de perder sus empleos. Esta situación emocional, puede aumentar el riesgo de accidentalidad, lesiones e incluso muertes en el trabajo.

Señala que, en el caso de España, a pesar de la tasa de paro tan elevada que presenta, el informe subraya que la salud está ausente en las negociaciones de los procesos de reestructuración, tanto de las grandes empresas como de las pymes, debido a que la prioridad se centra en las indemnizaciones y en las condiciones para el paro o la jubilación.

Finalmente, concluye que en nuestro país no existen instrumentos de mediación y análisis estadístico sobre el impacto de las reestructuraciones en las condiciones de trabajo y la salud de los trabajadores. Según recalca el informe "La investigación cuantitativa española es especialmente escasa en este aspecto", y añade, que apenas se aprecian acciones ni recursos significativos dirigidos a este fin.

Para consultar el informe completo de este estudio:

Estudio de la incidencia de las reestructuraciones de empresas en la salud de los trabajadores

Artículos Relacionados
Agredidos que agreden: la relación entre víctima y agresor en situaciones de acoso psicológico en el trabajo
Sufrir una depresión sigue siendo tabú en el trabajo, estudio de la Asociación Europea de Depresión
Informe de buenas prácticas para la promoción de la salud mental en el trabajo
La importancia de recuperarse del trabajo
GUÍA PRÁCTICA SOBRE LIDERAZGO EN LA GESTIÓN DE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS
LA PSICOLOGÍA DEL TRABAJO ANTE LA CRISIS DEL EMPLEO
SALUD MENTAL Y ABSENTISMO LABORAL: UN BINOMIO POR RESOLVER
EL PAPEL DE LA PSICOLOGÍA EN LA SALUD MENTAL Y EL BIENESTAR EN EL TRABAJO
El estrés laboral puede causar enfermedades cardiovasculares en mujeres
LA COMISIÓN EUROPEA DEFIENDE LA PROTECCIÓN FRENTE AL ESTRÉS LABORAL
EL ESTRÉS LABORAL SUPONE UN COSTE DE VEINTE MIL MILLONES DE EUROS