La Comisión Europea ha publicado un informe en el que se recogen las directrices y recomendaciones para emprender acciones eficaces de desinstitucionalización en Europa. El documento -elaborado por un grupo de expertos y de representantes de diversas ONGs vinculadas con la salud mental, la discapacidad, los niños, las personas sin hogar y las familias en Europa, así como por miembros de la Oficina de las Naciones Unidas del Alto Comisionado para los Derechos Humanos- se ha elaborado con la finalidad de recopilar todos los aspectos que se deben tener en cuenta para la puesta en marcha de modelos de atención comunitaria alternativos.

Hasta los años 80, la modalidad vigente de atención a determinados colectivos -como personas con trastorno mental grave, niños en situación de abandono, personas con discapacidad o personas mayores-, ha estado basada en el internamiento de estos colectivos en centros residenciales. Sin embargo, la evidencia ha puesto de manifiesto que este tipo de atención no permite alcanzar una atención social o sanitaria digna y de calidad, ni centrada en la persona.

Además, se ha comprobado que el centro residencial, como única modalidad asistencial, obstaculiza el logro de otros objetivos, como la participación plena de los usuarios en la vida social y en la actividad comunitaria, dificultando su reinserción. Por todos estos motivos, la Comisión Europea defiende la plena implantación de modelos de atención basados en la atención comunitaria, en todo el territorio europeo.

En el informe, titulado Common European Guidelines on the Transition from Institutional to Community Based Care (Directrices comunes europeas para la transición de la atención institucional a la atención comunitaria), se ofrece una visión detallada de todos los aspectos que afectan directamente a los procesos de desintitucionalización, ya que no sólo implican cambios estructurales, sino modificaciones en los principios y marcos de trabajo de los equipos de intervención. Además, recoge ejemplos de buenas prácticas y un kit de herramientas de utilidad para ayudar a los responsables políticos a diseñar e implementar reformas dirigidas hacia el desarrollo de alternativas de calidad basadas en el modelo de atención comunitaria.

Las directrices, que estarán disponibles en los diferentes idiomas de la Unión Europea, se pueden consultar en el siguiente enlace:

Common European Guidelines on the Transition from Institutional to Community Based Care

Artículos Relacionados
Estigma y salud mental
Aprobada en el Congreso la PNL para apoyar campañas de concienciación sobre la Salud Mental
La Comisión Europea inicia una nueva Acción Conjunta por la Salud Mental y el Bienestar
Los beneficios de facilitar el acceso a los tratamientos psicológicos
FEAFES pone en marcha un programa para la Promoción de la Salud Mental y Prevención de la Exclusión
Prácticas vergonzosas en la atención a la esquizofrenia, según un informe del Reino Unido