“La salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores son de fundamental importancia para los propios trabajadores y sus familias, y también para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas y, por ende, para las economías de los países y del mundo”. Así lo establece el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), titulado Ambientes de trabajo saludables: Un modelo para la acción para empleadores, trabajadores, autoridades normativas y profesionales.

El documento, que ha sido publicado el mes de junio de 2013, pretende servir de marco de referencia para la planificación y ejecución de estrategias sobre protección y promoción de la salud en el entorno laboral a escala mundial.

Tal y como se detalla en el texto, la salud ocupacional está experimentando un notable avance, de tal manera que hoy en día no sólo hace referencia a la protección de la salud física, sino también a la prevención y promoción de la salud psicosocial de los trabajadores. Según los datos aportados por la OMS, cada año se producen 160 millones de nuevos casos de enfermedades relacionadas con el trabajo. Asimismo, el 8% de la carga global de las enfermedades asociada a depresión se atribuye a riesgos ocupacionales.

De esta manera, el informe de la OMS describe los factores que intervienen en la creación de ambientes de trabajo saludables, así como los riesgos que pueden presentarse en cada una de las cuatro áreas básicas de actuación: el ambiente físico de trabajo, el ambiente psicosocial (es decir, la organización del trabajo, la cultura institucional, las actitudes, los valores, las creencias y las prácticas que se realizan diariamente en la empresa), los recursos personales de salud y la participación de la empresa en la comunidad. Además, el documento propone el proceso que se debe llevar a cabo para poner en marcha programas de salud ocupacional.

Según la OMS, la creación de ambientes de trabajo que promuevan la salud de los trabajadores no sólo debe ser un compromiso ético y legal para la empresa, sino que supone una “decisión inteligente” si se tienen en cuenta los perjuicios que implica no cuidar de estos aspectos, esto es, los costes asociados a los accidentes laborales, las consecuencias financieras derivadas de las violación de las normas y leyes laborales de salud y seguridad ocupacional y la disminución de la productividad de la empresa (aumento de las bajas laborales, rotación de personal, discapacidad, etc.). En este marco de trabajo, y tal y como señalan los expertos de la OMS, las empresas y los gobiernos deben comprender que la riqueza de las empresas depende de la salud de los trabajadores.

Se puede descargar el informe en el siguiente enlace:

Ambientes de trabajo saludables

Artículos Relacionados
LA COMISIÓN EUROPEA DEFIENDE LA IMPORTANCIA DE LA PROMOCIÓN DE LA SALUD MENTAL Y EL BIENESTAR EN EL TRABAJO
EL FACTOR HUMANO EN LA SEGURIDAD LABORAL. PSICOLOGÍA DE LA SEGURIDAD Y LA SALUD LABORAL.
Las empresas europeas no están preparadas para hacer frente a la violencia, acoso y estrés laboral
GUÍA PRÁCTICA SOBRE LIDERAZGO EN LA GESTIÓN DE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS
GUÍA SOBRE ESTRATEGIAS EFICACES PARA MEJORAR LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES
PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN FRENTE A ACOSO LABORAL Y ESCOLAR EN LAS AULAS, DE FETE-UGT
LA COMISIÓN EUROPEA INSISTE EN LA NECESIDAD DEL CUIDADO DEL BIENESTAR PSICOLÓGICO DE LOS TRABAJADORES
RIESGOS PSICOSOCIALES DE HOMBRES Y MUJERES EN EL TRABAJO
SE LANZA UNA CAMPAÑA EUROPEA DE EVALUACIÓN DE RIESGOS PSICOSOCIALES EN EL TRABAJO
INFORME SOBRE LOS RIESGOS PSICOSOCIALES EN EL TRABAJO NOCTURNO Y POR TURNOS
UGT EDITA UNA GUÍA SOBRE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS PSICOSOCIALES EN LA POLICÍA Y EN LA GUARDIA CIVIL