• El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España advierte de las graves consecuencias de esta medida.

  • El colectivo profesional presentará alegaciones en el trámite de audiencia pública al que debe someterse el Anteproyecto Ley de Servicios y Colegios Profesionales del 2 de agosto, ya que de aprobarse el texto así como definitivo se discriminaría a la Psicología respecto al resto de las profesiones sanitarias.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España considera que la exclusión de la Psicología de la colegiación obligatoria en el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales aprobado el 2 de agosto por el Consejo de Ministros, supone un atentado grave contra el ordenamiento jurídico, contra la salud y seguridad de las personas, además de contradecir al propio anteproyecto, ya que la profesión cumple todos los requisitos para la pertenencia obligatoria a un Colegio Profesional.

La Disposición Adicional Primera del citado Anteproyecto incluye la lista de profesiones sujetas a colegiación obligatoria, incorporando a todas las profesiones sanitarias que hasta ahora tenían colegiación obligatoria excepto a los profesionales de la Psicología, sin mediar motivo jurídico o racional que justifique tal decisión.

La Psicología es una profesión colegiada desde la promulgación de la Ley 43/1979, de 31 de diciembre, de Creación del Colegio Oficial de Psicólogos, que exigía la obtención del título de Licenciado en Psicología o título homologado además de la colegiación para el ejercicio de la profesión. Al igual que el médico o el enfermero, el psicólogo es un profesional sanitario reconocido en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias que interviene en la prestación de los servicios incluidos en la Cartera de Prestaciones del Servicio Nacional de Salud, en los centros de sanidad privada y en las consultas que estos profesionales pueden abrir para el tratamiento de gran número de pacientes. Del mismo modo, en otros ámbitos emiten informes que permiten la concesión de permisos penitenciarios y de la libertad condicional a los presos, la modificación del sexo en el registro civil y la solicitud de licencias, permisos y autorizaciones para el uso de armas, tenencia de animales peligrosos, conducción de vehículos de motor, embarcaciones y aeronaves, entre otros. ¿Cómo es posible que el Gobierno considere que puede conllevar riesgo para la salud e integridad de las personas la intervención de otros profesionales sanitarios y no la de un psicólogo que participa en la decisión acerca de quién ha de pilotar un avión o conducir un tren, portar armas en un espacio público o que interviene en una situación de riesgo de suicidio?

Otros países

Portugal e Italia ya han adaptado su legislación a la normativa europea y no sólo no han eliminado la colegiación obligatoria, sino que Italia ha mantenido su sistema de Examen Estatal para la acreditación de los profesionales para el ejercicio profesional. En este sentido, El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos cree que “La Unión Europea, como es lógico, no nos exige poner en peligro a nuestros ciudadanos, pero el Gobierno en su afán liberador parece dispuesto a ello”.

Costes económicos y atascos en el sistema judicial

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos se quiere recordar también el papel fundamental que juegan los Colegios Profesionales como los que agrupan a los profesionales de la Psicología en la sanción de las malas conductas de los profesionales y la resolución extrajudicial de los conflictos con los destinatarios de los servicios. La existencia de un Colegio Profesional permite al consumidor acudir a él para denunciar a un profesional por mala conducta profesional y que éste sea sancionado, así como presentar las pertinentes reclamaciones por los servicios. Estas reclamaciones evitan que el destinatario del servicio se vea abocado a acudir a la vía judicial con el coste que para él supondrá y que aumente la congestión de nuestro sistema judicial.

Es por todo ello, que el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España y otras corporaciones colegiales van a presentar alegaciones en el trámite de audiencia pública al que debe someterse el Anteproyecto con el temor de que sus argumentos caigan en saco roto y el texto se apruebe en segunda lectura en Consejo de Ministros, tal cual fue presentado por el Ministro de Economía y Competitividad. Si finalmente esto es así, “el Gobierno no podrá decir que es Europa quien manda, será decisión enteramente suya discriminar a la Psicología respecto del resto de las profesiones sanitarias y poner en riesgo la vida, salud, integridad y seguridad de las personas”, según declara el Consejo.

Artículos Relacionados
El Observatorio sobre Intrusismo Sanitario alerta sobre el intrusismo e inicia una campaña para combatirlo
Plan contra el Intrusismo del COP Tenerife
El COPLP pide una Ley de Servicios Profesionales que prime la atención al usuario