La Comisión Europea ha establecido un acuerdo con la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), para la realización de un proyecto piloto sobre la seguridad y salud de los trabajadores mayores. Según este acuerdo, la EU-OSHA asistirá a la Comisión Europea en la ejecución de una petición del Parlamento Europeo sobre este asunto.

La finalidad del proyecto, que lleva por título Trabajo más seguro y saludable a cualquier edad – seguridad y salud en el trabajo (SST) en el marco del envejecimiento de la población activa, es poder ofrecer recomendaciones para ayudar a elaborar políticas eficaces y ejemplos de buenas prácticas y estrategias adaptadas a una población activa de avanzada edad y asegurar una mejor prevención para todos los ciudadanos a lo largo de la vida laboral.

La disminución del número de jóvenes empleados actualmente y la prolongación de la vida laboral dará lugar en los próximos años a un considerable aumento del porcentaje de trabajadores de edad avanzada. Estos cambios requerirán que las empresas y organizaciones se adapten a las necesidades y características de su fuerza de trabajo. De ahí, la importancia de desarrollar políticas que tengan en cuenta a este colectivo de trabajadores.

Según la EU-OSHA, los estudios muestran que los trabajadores de avanzada edad, si bien pueden presentar una disminución de sus capacidades funcionales y físicas, tienen una mayor dedicación profesional, menos absentismo por enfermedad y mayor duración en el empleo, por lo que pueden suponer un importante beneficio para el mercado laboral.

El proyecto piloto de la Comisión Europea, que se inició en junio de 2013 y que tiene previsto culminar a finales de 2015, se encuentra en la primera fase de ejecución. Durante estos meses, el grupo de trabajo encargado de este proyecto ha estado recopilando información de las políticas, estrategias, programas y prácticas sobre seguridad y salud de los trabajadores mayores en los diferentes Estados miembros y otros países. Los expertos también han estado trabajando en la elaboración de herramientas y guías para ayudar a los centros de trabajo en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo en relación con una población activa que envejece. Tal y como ha señalado la EU-OSHA en una nota de prensa, esta información contribuirá a “ofrecer un panorama completo de lo que está ocurriendo y lo que se necesita”.

Más información en:

EU-OSHA

Artículos Relacionados
Según un estudio, 1 de cada 3 personas mayores de 50 años se sienten discriminados por su edad
La salud mental, un derecho básico de las personas mayores
La mitad de los trabajadores europeos soporta estrés laboral
GUÍA SOBRE ESTRATEGIAS EFICACES PARA MEJORAR LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES