COP Madrid

El pasado 13 de diciembre el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid convocó un desayuno de prensa para analizar la alarma social que se ha creado en España por la puesta en libertad de diversos condenados por graves delitos contra las personas (violaciones, abuso sexuales, homicidios, asesinatos…), en cumplimiento de la sentencia dictada por el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, en relación, con la conocida como «Doctrina Parot».

Para analizar en profundidad este tema, sus consecuencias y contestar a los muchos interrogantes que se están haciendo actualmente tanto los ciudadanos como los medios de comunicación, el COPM convocó a dos expertos: Ángel Luis Ortiz González, Magistrado-Juez del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Madrid y Dª. Rocío Gómez Hermoso, Psicóloga Forense de los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria de Madrid y Psicóloga forense del Grupo de Expertos del Tribunal Internacional Penal de la Haya.

D. Ángel Luis Ortiz y Dª Rocío Gómez en el momento del desayuno de prensa

Durante el desayuno de prensa se abordaron, entre otros, los temas siguientes:

  • El índice de reincidencia de los penados en los casos de delitos graves.
  • Cómo se analiza y detecta el nivel de peligrosidad de estos penados.
  • Qué tratamiento reciben estos penados en los centros penitenciarios.
  • Cómo se deberían conjugar los valores que en ocasiones están en conflicto: la seguridad de las víctimas y de la sociedad en general y el carácter rehabilitador de la pena.
  • Seguimiento terapéutico de este tipo de penados cuando salen en libertad.
  • Análisis de la legislación actual en el caso de medidas postpenales ya aprobadas y su posible puesta en marcha.

Además se debatieron propuestas de actuación que se podrían poner en marcha en relación con esta situación que tanto preocupa a nuestra sociedad.

Durante el acto se hizo referencia al estudio que ha realizado la psicóloga forense Dª Rocío Gómez, y que analiza 150 casos de delitos graves que pasaron por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Madrid entre 2003 y 2006, donde la tasa de reincidencia fue sólo del 12%. El 88% de los presos excarcelados no había reincidido en los 10 años en los que se estudió sus casos.

Dª Rocío Gómez reconoció durante el acto que “es difícil equilibrar el derecho de las personas a demostrar que han cambiado con el miedo de la sociedad a que vuelvan a cometer un delito”. Pero insistió en que “muchas personas que están en libertad tienen un comportamiento totalmente normalizado” y “con los datos que tenemos a día de hoy no tenemos por qué pensar que va a haber ningún daño”.

Hay una serie de requisitos indispensables para que un psicólogo forense de un informe favorable de un preso: que haya reconocido la autoría y la peligrosidad de su comportamiento, que tenga estabilidad psicológica y autocontrol y que haya sentimientos hacia la víctima y dolor por los actos cometidos.

Por todo ello, la posibilidad de que un preso reincida, según Dª Rocío Gómez, se puede conocer con bastante certeza. De los 150 reclusos estudiados en su informe sólo tres presos reincidieron tras recibir la libertad gracias a un informe psicológico favorable, y ni siquiera cometieron delitos con violencia. La eficacia fue de un 96%.

D. Ángel Luis Ortiz, Magistrado del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de Madrid, que acompañó a Dª Rocío Gómez en el encuentro, aseguró que la ley actual sí previene eficazmente estas situaciones: “Hay una situación nueva, una medida denominada libertad vigilada, que se aprobó en 2010. En supuestos como los que se dan estos días, si hay un informe de peligrosidad, se podrá imponer al excarcelado una serie de obligaciones y prohibiciones y un control telemático, para en todo momento saber dónde se encuentra. Es el futuro inmediato”.

Al margen de los delitos por terrorismo, que habría que analizar por separado, los delitos que más alarma social causan son los de agresión sexual. Según explicó el juez D. Ángel Luis Ortiz, en España hoy en día hay 3.140 condenados por violación. "Muchos de estos condenados", asegura el magistrado, "son personas que han cometido un solo delito, que saldrán de prisión y no volverán a reincidir. En todos los estudios que se conocen los índices de reincidencia de los delitos relacionados con agresión sexual son más bajos que los de reincidencia general, sin distinción de delito, que están en torno al 37%. La alarma generada se debe a que han salido todos a la vez". Pero esto, aseguró el magistrado, no tiene nada que ver con la peligrosidad de los sujetos.

Artículos Relacionados
Aprobada en el Congreso una PNL sobre requisitos mínimos en la formación de psicólogos forenses y otros peritos judiciales
I Convención de la Asociación de Psicólogos Forenses de la Administración de Justicia
El COP Madrid potencia las publicaciones científico-profesionales del área de psicología jurídica
Se crea la Asociación de Psicólogos Forenses de la Administración de Justicia