Tal y como sucede al ver una película extranjera con el audio mal sincronizado, los niños con autismo tienen dificultades para procesar la información recibida por vía auditiva y por vía visual de forma simultánea; así concluye un estudio publicado recientemente en “The Journal of Neuroscience” (Revista de Neurociencia).

Para el estudio, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville (EE.UU.), compararon dos grupos de 32 niños (uno de niños con desarrollo normativo y otro de niños con autismo de alto funcionamiento) de edades comprendidas entre los 6 y 18 años.

A ambos grupos se les administró una batería de tareas que incluía desde estímulos visuales y auditivos sencillos (tales como destellos y sonidos), hasta estímulos ambientales más complejos (como palabras habladas o un martillo golpeando un clavo), solicitándoles, a su vez, que indicaran si los estímulos auditivos y visuales ocurrían al mismo tiempo.

Los resultados mostraron que, si bien para crear una percepción integrada de la información auditiva y visual esta debía llegar al cerebro en un intervalo de tiempo de 100 a 200 milisegundos (mecanismo conocido como “ventana temporal”), en los niños con TEA esta ventana temporal era más amplia (500 ms), por lo que ambas señales se percibían como eventos separados.

Asimismo, los datos indicaron que cuanto mayor era la ventana temporal, más dificultad tenían estos niños para enlazar adecuadamente el sonido de una palabra con el movimiento de los labios y crear una percepción del habla, lo que posiblemente influiría en el aprendizaje del lenguaje oral y, en consecuencia, en el desarrollo de habilidades sociales y de comunicación.

Para los investigadores, los resultados obtenidos a partir de este estudio pueden contribuir a mejorar la programación de terapias orientadas a tratar las dificultades de comunicación de los niños con TEA a partir de la inclusión de diversas técnicas, tales como la presentación de palabras destacadas en color o relieve para trabajar el aprendizaje del lenguaje o la realización de actividades de entrenamiento cerebral para reducir la ventana temporal, entre otras.

Fuente: The Journal of Neuroscience

Artículos Relacionados
Se edita una Guía de intervención ante trastornos de la alimentación en niños y niñas con TEA
Día Mundial del Autismo – 2 de abril de 2013
LAS FUNCIONES ATENCIONALES EN PERSONAS CON TRASTORNO DEL ESPECTRO DEL AUTISMO
NUESTRO OBJETIVO ES MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS CON TEA Y SUS FAMILIAS – ENTREVISTA A MARCOS ZAMORA, DIRECTOR TÉCNICO DE AUTISMO SEVILLA
EL CONGRESO APRUEBA POR UNANIMIDAD UNA PROPUESTA NO DE LEY DE CiU PARA MEJORAR LA CALIDAD DE LA ATENCIÓN A LAS PERSONAS CON TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA
PROTOCOLO SOBRE AUTISMO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN