Entre los días 2 y 4 de julio, bajo el lema “Desafíos globales y locales para una buenas prácticas en evaluación” (Global and Local Challenges for Best Practices in Assessment), se celebrará en San Sebastián la 9ª Conferencia de la Comisión Internacional de Test (International Test Commission- ITC).

Como ya saben nuestros lectores, la ITC es una asociación internacional de diferentes asociaciones psicológicas, comisiones de test, editores y otras organizaciones comprometidas en promover directrices efectivas en la evaluación de personas y en el desarrollo de instrumentos de medición psicológica, cuya misión es facilitar el intercambio de información, a nivel internacional, sobre los problemas relacionados con la construcción, distribución y el uso de tests psicológicos y de otras herramientas psicodiagnósticas.

Con este propósito, organiza bianualmente este Congreso, cuyo objetivo, en este año 2014, es el de erigirse como punto de encuentro para dar a conocer nuevas fronteras de la evaluación como un medio para la mejora y el desarrollo de pruebas psicológicas y educativas, así como el uso de tests a través de diferentes culturas.

Paula Elosua

Con motivo de este evento, Infocop Online ha querido entrevistar a Paula Elosua, profesora de Psicología de la Universidad de País Vasco y presidenta del Comité Organizador del Congreso, para hablarnos en profundidad del mismo y adelantarnos algunas de las novedades que se abordarán en esta próxima cita.

ENTREVISTA

El próximo mes de julio se celebrará la 9ª Conferencia de la Comisión Internacional de Test, ¿podría explicarnos los objetivos de la misma? ¿A quién va dirigida?

El objetivo del 9º Congreso es ofrecer un punto de discusión y encuentro sobre los avances, problemas y desafíos con los que se enfrenta la medición en psicología, educación y, en general, en las ciencias sociales y de la salud. Va dirigido fundamentalmente a profesionales que trabajan en el campo de la medición y de la evaluación de personas y/o instituciones que, siendo conscientes de las consecuencias de las decisiones basadas en su trabajo, quieren explorar, compartir y analizar los últimos desarrollos teóricos, metodológicos y tecnológicos en el área de los tests.

Como presidenta del Comité Organizador de este evento, ¿podría comentarnos qué novedades se van a abordar en esta edición? ¿Cuáles van a ser las áreas de mayor interés?

La conferencia se desarrolla por primera vez en España y hemos considerado oportuno, dado el carácter multilingüe de nuestro entorno, incidir en uno de los temas que más nos interesan: la conjunción entre los aspectos globales de la evaluación con las características propias de grupos lingüísticos y culturales no dominantes.

El tema de la conferencia “Desafíos locales y globales para unas buenas prácticas en evaluación”, aborda la importancia de la evaluación local, específica, aquella que tiene en cuenta las peculiaridades y características de cada cultura e idioma en un contexto económico y social en el que la globalización es un hecho. La variedad lingüística y cultural, vivida como una riqueza, exige la adecuación de los procedimientos de medición y evaluación. La diversidad lingüística es un fenómeno creciente. Baste recordar que en el mundo coexisten entre 6.000 y 7.000 idiomas y que salvaguardar esta pluralidad es uno de los objetivos defendidos por la UNESCO. Queríamos recoger esa idea y trasladarla al campo de la evaluación.

Dentro del tema general de la conferencia, hemos planteado cuatro lemas que resumen el impacto e integración de la nuevas tecnologías y los nuevos desarrollos formales en la evaluación, los problemas propios de la evaluación en contextos multilingües y multiculturales y, como ya es habitual en los congresos de la ITC, las directrices para la mejora en el uso de los tests. Son varias las sesiones dedicadas a las directrices elaboradas por la ITC sobre adaptación de tests, sobre el uso de tests online, se discutirán las nuevas directrices sobre la evaluación en contextos multilingües, las directrices para la seguridad o los avances en la evaluación de los tests.

  • Retos y oportunidades en la evaluación internacional

  • Aplicación de nuevas tecnologías y nuevos modelos psicométricos

  • Directrices para la mejora en el uso de tests

  • Evaluación en contextos multilingües y multiculturales

Como en ediciones anteriores, el encuentro cuenta con la presencia de expertos de reconocido prestigio en el ámbito de la evaluación, ¿podría avanzarnos algunos de los ponentes nacionales e internacionales que participarán en él?

El perfil del delegado es heterogéneo; los problemas de la medición afectan a todos los campos de la evaluación psicológica y educativa. Esta diversidad se manifiesta en los campos de especialización de los participantes, que provienen de la psicometría, evaluación psicológica, evaluación educativa y/o la psicología de las organizaciones. Aunque no es posible citar a todos los profesionales de primer nivel que se acercarán a San Sebastián, me gustaría destacar al profesor Dave Bartram (Reino Unido), Fanny Cheung (Hong Kong), Paul de Boeck (Bélgica), Kurt Geisinger (USA), Ronald Hambleton (USA), John Hattie (Australia), Thomas Oackland (USA), Neal Schmitt (USA), Andreas Scleicher (Francia), Jon Twing (USA), Wim van der Linden (Holanda), Fons van der Vijver (Holanda) o Bruno Zumbo (Canadá). Entre los participantes españoles de reconocida reputación internacional subrayamos a los profesores Alberto Maydeu-Olivares, actual presidente de la Psychometric Society y al profesor José Muñiz que, entre otros cargos, presidió la Comisión Internacional de Tests.

Bajo su punto de vista, ¿en qué estado se encuentra actualmente el uso de tests y la evaluación en Europa? ¿Cuál es su impresión de la situación del uso de tests en España?

La comunidad psicométrica ha tomado conciencia de la importancia del uso de los tests en la práctica profesional y este interés se evidencia en los proyectos de mejora amparados las últimas décadas por organizaciones nacionales e internacionales.

Los proyectos iniciados en España han sido liderados por la Comisión de Tests del Consejo General de la Psicología y se enmarcan en un contexto social y científico definido por una formación de grado en Psicología que incluye la asignatura de Psicometría, la regulación profesional del psicólogo, y la existencia de un mercado amplio y de calidad de pruebas psicológicas. Sustentada sobre esas 3 bases los objetivos de los proyectos de la Comisión de Tests han sido la formación de los profesionales y la diseminación de información sobre la calidad y características de los tests disponibles.

Los estudios sobre la actitudes de los psicólogos hacia los tests, la evaluación de los tests publicados -está en marcha la tercera edición- y la norma ISO 10667 para la evaluación en contextos laborales son tal vez los proyectos más ambiciosos.

Sin embargo no se trata de actuaciones aisladas; la mejora en el uso de los tests como objetivo y proyecto tiene un carácter marcadamente internacional. La Comisión de tests trabaja coordinada y en colaboración con la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (EFPA, European Federation of Psychologists’ Associations), en la cual existe una comisión específica sobre tests. Ambos organismos trabajan entre otros proyectos, sobre una revisión del cuestionario para la evaluación de los tests. Por supuesto, ambas tienen estrechos vínculos con la Comisión Internacional de Tests; dentro del congreso hemos programado una sesión específica para discutir los avances en los últimos proyectos conjuntos.

Los buenos resultados de estas iniciativas y el modelo cooperativo español, están siendo la plataforma para la construcción de una red iberoamericana que aborde estos mismos temas.

De forma más específica, ¿qué papel juega la Psicología dentro del ámbito de la evaluación y a qué retos futuros se enfrenta?

Las bases de la medición en las ciencias sociales y de la salud se han construido desde la psicología, y los problemas relacionados con el uso de los tests fueron abordados en primer lugar por los psicólogos. Baste citar como ejemplo la constitución de la Comisión Internacional de Tests que inició su andadura en el año 1972, con el objetivo de constituir una asociación de asociaciones de psicólogos nacionales para el estudio de los problemas relacionados con el uso de los tests, y para la propuesta de un código ético relacionado con la construcción y uso de tess.

Esta visión no ha cambiado, si bien los problemas relacionados con el uso y construcción de tests se han ampliado a otros sectores relacionados con las evaluaciones educativas, pruebas de acreditación, o exámenes de certificación. Lo que antes era planteado únicamente por los psicólogos es ahora de interés para colectivos más amplios de profesionales.

El campo de la medición y de la evaluación no es estático, la irrupción y desarrollo de las tecnologías de la información y de la computación ejercen, como no, una influencia directa en el campo de los tests. Los primeros modelos psicométricos para la construcción de tests y los primeros formatos de tests de lápiz/papel están adaptándose a las nuevas tecnologías (test adaptativos, tests computerizados, tests online) que marcan nuevos desarrollos, perspectivas y desafíos.

La construcción de tests exige ya la labor conjunta de equipos multidisiciplinares con la presencia de especialistas en el área de la evaluación, especialistas en psicometría y personal para el desarrollo y soporte de hardware/software. Los nuevos tests están generando nuevos hitos a la medición, y problemas que antes no existían. Por ejemplo, el control de la seguridad, el mantenimiento de la privacidad, la utilización de nuevos formatos de ítems que permiten profundizar en las variables medidas e integrar nuevas aspectos al proceso de medida que antes eran impensables. Todo ello nos enfrenta a retos que esperamos poder abordar, asumir e implementar para una mejora continua en el uso de los tests.

¿Cuáles son sus expectativas respecto a la celebración de este evento?

Queremos que el congreso, en el que participarán unos 500 especialistas, fusione dos elementos: el científico y el social. La parte científica está organizada en torno a 500 trabajos que, tras haber sido sometidos a una revisión por parte del comité científico, serán presentados en 84 sesiones. Pero la parte social no es menos importante. Los delegados provienen de 50 países diferentes y la formación de redes de trabajo entre los asistentes, y su continuidad es uno de los objetivos que nos hemos planteado desde la organización. Para ello, contamos con el entorno que nos brinda San Sebastián, una ciudad pequeña y acogedora que favorece el intercambio y el contacto entre los congresistas.

Para finalizar, ¿le gustaría añadir algún otro comentario?

Me gustaría incidir en la importancia de una buena formación en los temas relacionados con el uso y construcción de tests. Desde la psicometría, presente en los estudios de grado, abordamos temas de uso y mejora; en esta misma línea los nuevos másteres en Psicología General Sanitaria, en Psicología de las Organizaciones o Psicología Educativa deberían de integrar en sus programas cursos específicos sobre contenidos que sean impartidos por especialistas.

No podemos olvidar que el psicólogo toma decisiones sobre las personas y que las malas prácticas en el uso de los tests pueden atajarse desde una formación adecuada.

Artículos Relacionados
Guía de la ITC sobre el uso de pruebas e instrumentos de evaluación con fines de investigación
Primer anuncio de la 9ª Conferencia de la Comisión Internacional de Test- San Sebastián, Julio 2014
8º CONGRESO DE LA COMISIÓN INTERNACIONAL DE TEST – ÁMSTERDAM, JULIO DE 2012
7º CONGRESO DE LA COMISIÓN INTERNACIONAL DE TEST – HONG KONG, JULIO DE 2010