El pasado 27 de junio de 2014, el Consejo General de la Psicología (COP) celebró el IX Desayuno de Infocop, un encuentro en el que participaron representantes de partidos políticos y de sindicatos vinculados con la educación, así como expertos en el ámbito académico y profesional de la psicología educativa, para debatir, en un ambiente distendido, sobre la situación de la Orientación Educativa y la Psicología Educativa en nuestro país.

El Desayuno, moderado por D. José Ramón Fernández Hermida, director de Publicaciones del COP, contó con la presencia de D. Mario Bedera Bravo, portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados, D. Ramón Marcos Allo, portavoz del Grupo Parlamentario de UPyD en la Comisión de Educación y Deporte de la Asamblea de Madrid, Dña. Luz Martínez Ten, secretaria de Políticas Sociales de la Federación de Trabajadores de Enseñanza de UGT, FETE-UGT, Dña. María Victoria Pizarro Díaz, representante del Sector Nacional de Enseñanza de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, D. Felipe Moraga Vacas, representante de la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza, STES-Intersindical, D. Ramón Izquierdo Castillejo, secretario nacional de Acción Sindical de la Asociación Nacional de Profesores Estatales- ANPE, D. Marcelino Cuesta Izquierdo, presidente de la Conferencia de Decanos de Psicología de las Universidades Españolas, y D. Josep Vilajoana i Celaya, coordinador del Área de Psicología de la Educación del COP.

Asistentes al IX Desayuno de Infocop

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO., D. Francisco García Suárez, que había aceptado la invitación al Desayuno de Infocop, excusó su asistencia por motivos personales de última hora.

El IX Desayuno se prolongó durante dos horas y media de distendido diálogo, en el que los participantes analizaron el papel de la orientación educativa en la enseñanza y plantearon posibles soluciones para impulsar la labor de los profesionales que integran estos servicios.

Los representantes de los sindicatos trasladaron la preocupación de los profesores y docentes ante las nuevas demandas que plantea el alumnado hoy en día: atención a la diversidad, trastornos del desarrollo, trastornos del aprendizaje, prevención de drogodependencias, violencia escolar, falta de motivación, etc., las cuales requieren, dada su complejidad, intervenciones especializadas por parte de equipos multiprofesionales.

Asimismo, todos los participantes en el debate mostraron su acuerdo en resaltar el incalculable valor que juega la orientación educativa, como un servicio de apoyo al profesorado, para mejorar el rendimiento escolar, así como para alcanzar una educación de calidad, dentro de un modelo de educación inclusiva.

A pesar de su importancia, no obstante, los servicios de orientación educativa no están alcanzando el grado de desarrollo óptimo. Según demandaron los asistentes al Desayuno hacen falta más medios, más recursos humanos y mejor cualificados, para que puedan dar una respuesta acorde a la creciente demanda de los alumnos, profesores y familias.

Los invitados plantearon la necesidad de reorganizar los servicios de orientación educativa para que alcancen un mayor peso y calidad en el sistema educativo, de tal manera que se considere al orientador como un docente más y como una figura imprescindible en todos los centros. Todos  los participantes manifestaron su acuerdo en la necesidad de que los servicios de orientación deberían estar profesionalizados, dentro de un modelo de trabajo multidisciplinar, de tal manera que se garantice una atención de calidad. Los representantes de UGT, UPyD, Conferencia de Decanos y COP defendieron, además, la presencia de la figura del psicólogo educativo como un integrante esencial dentro de estos equipos multiprofesionales.

Al respecto, se valoró el borrador del Estatuto del Funcionario Docente no universitario, que se encuentra paralizado desde la anterior legislatura, como una oportunidad para fijar unos criterios de mejora relativos a esta especialidad.

Igualmente, todos los invitados señalaron las carencias que presenta el actual Máster de Formación del Profesorado para capacitar a los docentes en las complejas tareas de prevención, evaluación diagnóstica e intervención que se demandan a la figura del orientador escolar. La legislación vigente, permite además que los licenciados o graduados de cualquier disciplina (Filosofía, Químicas, Matemáticas…) puedan optar a trabajar en los servicios de orientación educativa simplemente con cursar la especialidad de orientación educativa de dicho Máster, lo que dificulta que se pueda ofrecer una respuesta acorde al nivel de competencia que se requiere.

En relación con la formación del profesorado, algunos representantes sugirieron la posibilidad de implantar un sistema de formación  similar al del Médico o Psicólogo Interno Residente. Sin embargo, en el transcurso del debate se plantearon las grandes disparidades entre el ámbito sanitario y el educativo, incluso en su tratamiento legislativo, y la imposibilidad de extrapolar este sistema de formación. Como alternativa, al menos para el colectivo de psicólogos que integran estos equipos, los representantes del COP y de la Conferencia de Decanos defendieron su propuesta de implantar un Máster de Psicología Educativa, estrechamente vinculado con el trabajo práctico en los centros escolares, de carácter profesionalizante, como vía alternativa de acceso a los servicios de orientación escolar, de tal manera que se garantice que los psicólogos que accedan a estos servicios se encuentren convenientemente formados y capacitados.

Los participantes, de manera unánime, lamentaron la ausencia en el debate de representantes del Partido Popular y del Gobierno, que habían sido invitados al encuentro, dada la trascendencia de los temas abordados y su implicación con la legislación vigente.

A continuación, se ofrecen las principales aportaciones de los invitados en este provechoso encuentro, tras las cuestiones planteadas por el moderador del debate, D. José Ramón Fernández Hermida.

Por su parte, si bien D. Francisco García Suárez, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO., no pudo acudir a la mesa redonda por motivos ajenos a su voluntad, ha trasladado a la Redacción de Infocop su opinión sobre el tema que se debatió en este IX Desayuno, por lo que sus apreciaciones se han incluido al final del texto.

D. José Ramón Fernández Hermida, director de Publicaciones del Consejo General de Psicología

D. José Ramón Fernández Hermida abrió paso al Desayuno señalando que la orientación educativa es un área que toca muy de cerca a los psicólogos del ámbito académico y profesional: “Nuestra disciplina nace del contacto directo con las escuelas, constituyendo este ámbito una de las primeras preocupaciones de los psicólogos (…) Profesionalmente, constituye un campo importante para la psicología, ya que se calcula que cerca de 6.000 psicólogos están trabajando en el sistema educativo”. De igual forma, recalcó la trascendencia del tema a debatir en este IX Desayuno: “tal y como se recoge actualmente en diferentes normativas, se exige a la escuela que cumpla una función sociosanitaria de prevención o que resuelva los problemas de fracaso escolar y de conflictividad en las aulas, entre otros, lo que da cuenta del importante papel que juega en nuestra sociedad y de la necesidad de someter este escenario a un análisis riguroso”.

En su planteamiento inicial del debate, D. J.R. Fernández Hermida, apuntó que “los diferentes actores involucrados en el ámbito escolar (asociaciones de padres y madres de alumnos, decanos de psicología, directores de centros educativos y psicólogos) muestran un acuerdo generalizado en reconocer que los servicios de orientación educativa no están funcionando como deberían, es decir, la relación entre las demandas y las respuestas que se pueden ofrecer están descompensadas”.

D. José Ramón Fernández

En este sentido, el director de publicaciones del COP, advirtió que “la implantación de la orientación educativa se encuentra paralizada en España, en comparación con otros países del ámbito europeo que presentan mejores resultados en cuanto a rendimiento académico de sus alumnos y que cuentan, además, con sistemas eficientes de apoyo al profesorado”. De esta manera, el moderador del debate animó a los participantes a trasladar su opinión respecto a lo que está sucediendo en nuestro país en relación con los servicios de orientación educativa, así como a compartir posibles soluciones a este problema.

D. Mario Bedera Bravo, portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados

D. Mario Bedera

Según D. Mario Bedera, la figura del orientador es una pieza clave en el sistema educativo: “La orientación educativa constituye un derecho del alumnado (…) Los orientadores son la argamasa que sujeta el edificio de la educación en un modelo educativo que apoya la diversidad”. A este respecto, D. M. Bedera destacó los recientes resultados del último informe TALIS (Teaching and Learning Internacional Survey) que revelan que el profesorado reclama, en primer lugar de la lista, más formación para abordar el problema de las necesidades educativas especiales y la atención a la diversidad.

Sin embargo, para el portavoz del Grupo Socialista, nos encontramos en un momento difícil para impulsar los servicios de orientación educativa: “Para cambiar el panorama de la educación, tenemos que tener en cuenta que partimos de una situación defensiva, de recortes, que afecta también a los servicios de orientación educativa. Lo que está funcionando a este nivel, lo hace por puro voluntarismo de los equipos y por la implicación de los profesionales que trabajan en los centros. Partiendo de este panorama, vemos complicado que el Gobierno acepte replantearse la situación de la orientación educativa, si bien nosotros sí estaríamos dispuestos”.

Asimismo, D. Mario Bedera señaló que un importante obstáculo para el desarrollo de los servicios de orientación educativa tiene su origen en la propia legislación vigente, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que presenta una paradoja entre la ideología que propugna, y que aparentemente defiende una educación inclusiva, y la falta de inversión en medios y recursos para alcanzar este objetivo. Tal y como afirmó el portavoz: La LOMCE se estudiará en el futuro como un ejemplo de hipocresía legislativa. El preámbulo es intachable, pero el articulado es todo lo contrario a lo que plantea en sus principios”.

En cuanto a las posibles vías de solución, D. M. Bedera consideró que el borrador del Estatuto del Funcionario Docente No Universitario “constituye una oportunidad excelente para reconsiderar el papel del orientador y para que esta figura tome cuerpo y personalidad propia dentro de los derechos y deberes del profesorado y de las especialidades que entendemos como necesarias”. No obstante, reconoció al mismo tiempo que este borrador, en el que se había avanzado enormemente, se encuentra en la actualidad “embarrancado”, por lo que tiene “pocas expectativas” de que salga adelante en los plazos estipulados.

De igual forma, D. Mario Bedera señaló la necesidad de un “replanteamiento del Máster actual de Formación del Profesorado, a través de un estudio específico, que debería ser liderado por el propio Ministerio de Educación”. Finalmente, en lo que respecta a la propuesta de los representantes del COP y de la Conferencia de Decanos sobre la implantación de un Máster de Psicología Educativa, homologable al Máster de Formación del Profesorado para los servicios de orientación, el portavoz del Grupo Socialista aclaró que su grupo tiene “algunas dificultades, aunque no insalvables” para la implantación de este Máster, dadas sus implicaciones, por lo que de replantearse el tema “se debería estudiar seriamente con todas las partes implicadas”.

Dña. Luz Martínez Ten, secretaria de Políticas Sociales de la Federación de Trabajadores de Enseñanza de UGT, FETE-UGT

De acuerdo con Dña. Luz Martínez Ten, secretaria de Políticas Sociales de la Federación de Trabajadores de Enseñanza de UGT, FETE-UGT, la educación está en una situación desesperante, el profesorado no tiene recursos, ni medios, ni ayudas suficientes para dar respuesta a la diversidad del alumnado… se siente abandonado”.


A su modo de ver el problema no obedece tanto a razones presupuestarias, sino a que “el modelo educativo que tenemos se encuentra en las antípodas”, por lo que “en este sentido, habría que mirar a medio y a largo plazo y cambiar el modelo educativo actual, muy competitivo, por un modelo que realmente defienda la inclusión y donde se trabaje a través de equipos multiprofesionales, como ocurre en otros modelos educativos de referencia, como Finlandia”.

Según afirmó la representante del FETE-UGT, “la figura del orientador es fundamental. En esta línea, apoyamos la implementación de equipos de orientación multidisciplinares, con profesionales especializados, que cuenten con recursos y que puedan prestar la atención adecuada a las demandas que se presentan hoy en día en el entorno escolar”.

Dña. Luz Martínez Ten

De acuerdo con su modo de entender estos servicios, el equipo de orientación “no puede trabajar por su cuenta, sino que debe apoyar y formar al profesorado, en un marco de trabajo cooperativo.

En el marco de esta “educación inclusiva y personalizada”, Dña. Luz Martínez Ten calificó como indispensable la presencia del profesional de la Psicología: “consideramos fundamental la figura del psicólogo educativo no sólo para atender los casos individuales, sino desde una perspectiva global, para trabajar en prevención y para fomentar una educación en valores, en una sociedad que está en constante cambio”. Asimismo, insistió en la necesidad de mejorar la formación del profesorado y de invertir más esfuerzos en proporcionar las herramientas necesarias para dar una respuesta de calidad.

Dña. María Victoria Pizarro Díaz, representante del Sector Nacional de Enseñanza de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF

Dña. María Victoria Pizarro

Dña. María Victoria Pizarro Díaz, representante del Sector Nacional de Enseñanza de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, destacó la valoración positiva de los servicios de orientación escolar por parte del profesorado y cómo estos servicios se han ido ganando, con el paso del tiempo, este prestigio. “Desde hace unos años se ha producido un cambio enorme en el reconocimiento de la labor del orientador educativo. Hoy en día, el profesorado entiende que estos servicios de orientación son de una gran ayuda para su labor diaria (…) Como profesional de la educación, personalmente he recurrido a este servicio en numerosas ocasiones”, apuntó.


Para Dña. María Victoria Pizarro, “la orientación educativa es un recurso imprescindible”, ya que “los resultados académicos son importantes, pero no deben ser el objetivo exclusivo de la escuela: es imprescindible dotar a los alumnos de habilidades que les ayuden a enfrentarse a las dificultades de su vida diaria”.

La representante del CSIF también trasladó la preocupación actual del profesorado, que “no se siente valorado ni por la sociedad ni por las autoridades educativas”, y elogió el esfuerzo que cada día hacen los docentes, a pesar de no contar con los recursos de apoyo necesarios.

“No podemos permitir que se desprestigie a los profesionales como ha venido ocurriendo. En el sistema educativo, todos los agentes somos importantes y muy necesarios”, recalcó. En esta línea, reconoció que el colectivo de docentes no tiene los recursos suficientes para hacer frente a las nuevas y crecientes demandas del sistema (necesidades educativas especiales, atención a la diversidad…) y que está reclamando más formación y apoyo en esta labor:Existe una necesidad real del profesorado de tener apoyo en temas, como la atención a las necesidades educativas especiales, para los que no sabemos cómo hacer frente (…) El conjunto del profesorado estamos deseando que se nos forme en este y en otros temas que afectan al desarrollo adecuado de nuestro trabajo”.

D. Felipe Moraga Vacas, representante de la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza, STES-Intersindical

De acuerdo con D. Felipe Moraga Vacas, para entender el estancamiento de la orientación educativa “hay que recurrir a la LOMCE (…) Esta normativa habla de inclusión y de calidad educativa en su preámbulo, pero recorta la inversión, y la orientación educativa se materializa en “nada”, de tal manera, que con los escasos recursos que se dispone a lo único que se puede dar respuesta es a los alumnos con necesidades educativas especiales, lo que implica que muchos otros alumnos que necesitan también atención y apoyo se quedan fuera (problemas de escolarización tardía, de aprendizaje, altas capacidades…). Además, se requieren más recursos de orientación en el paso al segundo ciclo de Educación Infantil, para reforzar la prevención y la atención temprana”.


En esta situación, según aclaró D. Felipe Moraga, “no se pueden esperar milagros, el orientador no es el mago de la chistera, necesita medios, tiempo y un equipo coordinado de profesionales especializados para dar respuesta a las complejas demandas que requieren los centros educativos hoy en día”.

D. Felipe Moraga

Tal y como afirmó el representante de STES-Intersindical, para mejorar la situación de estos servicios de orientación, sería necesario un cambio de la legislación vigente en educación”, y que el Gobierno entendiera que “la educación no es un gasto, sino una inversión”.

Respecto a las posibles mejoras de la orientación educativa, D. Felipe Moraga defendió la necesidad de que estos servicios se refuercen también, de manera generalizada, en todos los niveles educativos, y que se mejore su composición y funcionamiento: “Para mejorar la calidad de la orientación educativa se deberían incrementar los recursos de orientación educativa en los niveles de Educación Infantil y Primaria, así como se deberían realizar estas labores mediante un trabajo coordinado de un conjunto de profesionales especializados”.

Basándose en las demandas que se realizan desde los centros educativos, D. Felipe Moraga consideró que “un buen orientador es aquel que está bien formado y que es capaz de realizar las labores de diagnóstico y de prevención temprana y de atención de los diferentes trastornos de aprendizaje y de conducta”.

Al respecto, lamentó que en el ámbito de las necesidades educativas especiales “el único cambio legislativo que se ha introducido es la inclusión del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)”. A su modo de ver, existen otras importantes problemáticas de todo el conjunto de trastornos de la infancia y del desarrollo (trastornos generalizados del desarrollo, trastornos del espectro autista…) que también requieren atención y que, con esta prioridad al TDAH, se han quedado atrás.

D. Ramón Izquierdo Castillejo, secretario nacional de Acción Sindical de la Asociación Nacional de Profesores Estatales- ANPE

D. Ramón Izquierdo

D. Ramón Izquierdo Castillejo recalcó los cambios que ha experimentado el ámbito escolar desde hace unas décadas y las nuevas necesidades del alumnado. “Ahora se demanda una mayor atención a la diversidad y esta labor debe estar dirigida desde la orientación educativa”, manifestó. Prueba de ello, tal y como informó el representante de ANPE, los resultados del último informe TALIS revelan que “seis de cada 10 docentes españoles consideran que sus centros no están preparados para hacer frente a la diversidad (lo que sitúa a nuestro país muy por debajo de la media europea)”.


El secretario nacional de ANPE coincidió con el resto de los invitados en reconocer el valor indiscutible de la figura del orientador educativo. “A nuestro entender, la orientación educativa es una herramienta indispensable en todos los centros, es un pilar fundamental para luchar contra el fracaso y el abandono escolar. El orientador puede ayudar al tutor a detectar problemas de conducta y aprendizaje en el aula, así como puede realizar tareas de prevención y de coordinación con otros servicios”, recalcó.

Por este motivo, D. Ramón Izquierdo manifestó que hoy en día “resulta imprescindible que todos los centros educativos cuenten con la figura del orientador escolar”. Para el representante de ANPE, esta figura es tan importante que debería estar integrada en el sistema educativo como un docente más, dejando claro su valor”.

Asimismo, D. Ramón Izquierdo señaló las carencias del Máster de Formación del Profesorado para formar a los profesionales en las labores de orientación educativa, afirmando que este Máster “debería replantearse y pensarse, de tal manera que forme para lo que el profesional se va a dedicar”. El representante de ANPE, aseguró que “se debería garantizar una adecuada formación inicial de estos profesionales, así como facilitar su formación permanente”.

De igual forma, D. Ramón Izquierdo Castillejo indicó que, tal y como defiende su sindicato, para garantizar una respuesta adecuada de los servicios de orientación educativa se deberían plantear diferentes niveles de atención, acordes a la especialización que se requiere. En un primer nivel de atención, se situarían el tutor y el profesorado, en un segundo nivel, el orientador educativo y en un tercer nivel, se situarían equipos multidisciplinares con especialistas de todos los ámbitos, que actuarían como asesores.

Tal y como manifestó D. Ramón Izquierdo, todas estas mejoras podrían alcanzarse a través del Estatuto del Funcionario Docente No Universitario, un documento que brindaría la oportunidad de “homogeneizar los 17 sistemas educativos que tenemos en nuestro país, vertebrando el sistema y fijando unos criterios mínimos de calidad”. No obstante, mostró su preocupación ante la paralización del borrador. “Si habíamos llegado a un punto de partida con la anterior legislación, que contaba con el consenso de las partes implicadas, no hemos percibido ningún movimiento para avanzar con este tema por parte del Gobierno actual”, señaló.

D. Ramón Marcos Allo, portavoz del Grupo Parlamentario de UPyD en la Comisión de Educación y Deporte de la Asamblea de Madrid

D. Ramón Marcos Allo, coincidió con el resto de invitados en señalar las nuevas demandas a las que deben hacer frente los centros educativos hoy en día, en comparación con los años 80: “Ahora son frecuentes los problemas de disciplina de los alumnos, la falta de motivación, el fracaso escolar, etc. Los profesores se enfrentan a más dificultades, con menos apoyo por parte de la Administración”.


De acuerdo con el portavoz de UPyD, el Máster de Formación del Profesorado no cumple con los requisitos de formación que exige el trabajo en las aulas, por lo que considera necesario que se cambie el sistema de selección y formación del profesorado, proponiendo un modelo diferente, similar al proceso de formación del Médico Interno Residente, con mayor periodo de prácticas y más selectivo.

Para D. Ramón Marcos Allo, los esfuerzos deben concentrarse, principalmente, en conseguir que los centros educativos tengan servicios de orientación “que funcionen”, a través dela profesionalización de los servicios de orientación educativa.

D. Ramón Marcos

En esta línea, “consideramos que la orientación se ha entendido desde posiciones teóricas equivocadas o poco fundamentadas y creemos que estos servicios deben prestarse desde bases científicas reales, de tal manera, que la Psicología es el camino válido para lograrlo”, apuntó el portavoz.

Además de subrayar que la orientación educativa “debe ser profesional, basada en criterios científicos y técnicos y ser ejercida por profesionales competentes”, D. Ramón Marcos Allo señaló otras importantes mejoras que deben realizarse para mejorar la situación de los servicios de orientación educativa, como ampliar la autonomía de los centros, retomar un modelo de educación más inclusivo y rescatar a los mejores alumnos, entre otras.

D. Marcelino Cuesta Izquierdo, presidente de la Conferencia de Decanos de Psicología de las Universidades Españolas

D. Marcelino Cuesta

D. Marcelino Cuesta Izquierdo agradeció la invitación al Desayuno, mostrándose complacido al observar que “existe una necesidad reconocida por todos de los servicios de orientación”, puesto quepara la Conferencia de Decanos de Psicología, la orientación educativa constituye un tema crucial en este momento.


En su intervención, D. Marcelino Cuesta dejó claro que la Conferencia de Decanos de Psicología tiene el compromiso firme de “garantizar una adecuada formación de los futuros profesionales de la psicología que se dediquen al área de la orientación educativa, contando con el consenso de las partes implicadas”. Igualmente,manifestó el apoyo de la organización que representa a “todas aquellas acciones del COP dirigidas a la integración de psicólogos bien formados en el ámbito de la orientación educativa”. “El acceso a estos servicios de orientación, actualmente está limitado a través del Máster de Formación del Profesorado, en el que se ha suprimido la especialidad de Psicología y Pedagogía por una orientación genérica, en la que con un simple itinerario y formación, que nosotros consideramos que no son los adecuados, se accede a esa figura”, añadió.

Seguidamente, D. Marcelino Cuesta puntualizó que “con esta postura, no pretendemos echar por tierra la labor de otros profesionales en este ámbito o reclamar la exclusividad de la figura del psicólogo educativo. Tan sólo nos preocupa el momento inmediato, ya que hay formar adecuadamente a los futuros psicólogos con la implantación de los grados. En esta línea, consideramos que el Máster de Formación del Profesorado actual no ofrece la formación suficiente para ejercer las labores de orientación educativa y por este motivo, defendemos la implantación de un Máster en Psicología Educativa, de carácter profesionalizante, que garantice una adecuada preparación y capacitación de los profesionales en este campo. Este Máster, con una orientación eminentemente práctica y muy centrado en la realidad que viven los centros, consideramos que podría servir como vía alternativa de acceso a los servicios de orientación educativa, entendidos como equipos donde psicólogos educativos formados específicamente para estas funciones desarrollan su labor en colaboración con otros profesionales”.

D. Josep Vilajoana i Celaya, coordinador del Área de Psicología de la Educación del COP

D. Josep Vilajoana, resaltó el papel destacado que juega la Psicología en este ámbito de actuación: “la Psicología, en sus inicios, se ha dedicado a la evaluación del rendimiento de las personas y ha ido evolucionando, debido a una exigencia de especialización, hasta llegar a la Orientación Educativa”.


Asimismo, mostró su preocupación ante la actual normativa legislativa que permite que “cualquier graduado o licenciado, de cualquier disciplina (Químicas, Filosofía, etc.), pueda acceder a la especialidad de Orientación Educativa y pueda ejercer labores de orientación, simplemente con haber cursado el Máster de Formación del Profesorado”. Al respecto, indicó que “desde el COP estamos comprometidos en conseguir que las labores de orientación vinculadas a la prevención e intervención en determinados problemas de conducta y aprendizaje sean realizadas por personal especializado, en este caso, por psicólogos y pedagogos”, aclarando que este modelo ideal de orientación educativa que defiende la organización colegial “no es más caro (simplemente requiere un cambio de funcionamiento hacia un trabajo coordinado, en apoyo mutuo), ni compite con el profesorado (sirve para facilitar la labor del equipo docente”.

D. Josep Vilajoana

Finalmente, D. Josep Vilajoana evidenció las diferencias en el tratamiento de la figura del psicólogo educativo entre España y el resto de países de nuestro entorno europeo.  En Europa la figura profesional del psicólogo educativo está mucho más valorada que en España, desde el punto de vista legislativo (…) Este reconocimiento y defensa del psicólogo educativo está fundamentado en las ventajas que supone su incorporación en el sistema de enseñanza, ya que permite poner en marcha acciones para mejorar el clima en el aula, el rendimiento escolar, y es una pieza clave de enlace y coordinación con los diferentes  agentes implicados (alumnado, equipo docente y familiares)”, subrayó el coordinador del Área de Psicología de la Educación del COP.

D. Francisco García Suárez, secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras

D. Francisco García

D. Francisco García Suárez, agradeciendo la posibilidad de incluir sus aportaciones a pesar de su incapacidad de última hora para asistir al Desayuno, resume la posición de su sindicato a través del siguiente escrito:


"Vivimos una etapa de acelerados cambios sociales y educativos que aparejan nuevas demandas sobre el sistema educativo y sus profesionales. El reto de la atención a la creciente diversidad del alumnado es, sin duda, uno de los más perentorios y relevantes. En este contexto, el papel de la orientación educativa es fundamental. Unos equipos de orientación multidisciplinares, bien dotados, que trabajen codo a codo con el profesorado y con los centros educativos, estableciendo estrategias que permitan atender al alumnado con dificultades de aprendizaje, a los alumnos con trastornos de personalidad que dificultan su progresión en el sistema educativo, a aquellos otros con sobredotación… En resumen, la orientación escolar es un instrumento clave en la apuesta por una política de atención a la diversidad que tenga como horizonte final el éxito escolar de todo el alumnado, que todos los alumnos/as lleguen al máximo posible dentro del sistema educativo.

Desde este punto de vista, se configura también como un instrumento imprescindible para preservar la equidad, al garantizar un tratamiento personalizado de los alumnos, ya que el sistema educativo debe procurar un mayor apoyo a aquellos que lo necesitan por sus circunstancias personales. Esto es tanto más necesario cuando el principal reto de nuestro sistema educativo estriba en reducir las altas tasas de abandono educativo temprano, que duplican las de los países de nuestro entorno, y alcanzar los objetivos europeos para el 2020 (90% de titulados en educación secundaria postobligatoria).

Todo ello exigiría reforzar el compromiso con la educación, dotar de estabilidad a nuestro sistema educativo y apostar por una educación de calidad con equidad. En sentido contrario, el Gobierno ha llevado a cabo intensos recortes en educación que afectan gravemente al profesorado (en el último año y medio se han perdido 32.000 profesores), a la orientación educativa y al conjunto de las medidas de atención a la diversidad que desplegaba el sistema educativo, que se han visto socavadas. La nueva ley educativa (LOMCE), más allá de declaraciones retóricas, supone el abandono de la educación inclusiva, del concepto y de las estrategias de atención a la diversidad y apuesta por una suerte de “darwinismo educativo” visible en la afirmación de que el sistema educativo reconocerá los diferentes talentos, sin añadir que trabajará más con aquellos que tengan un talento menor o diferente.

También sería necesario reforzar la formación del profesorado, así como la del conjunto de profesionales que trabajan en el sistema educativo. Pero esto es también una entelequia pues los fondos destinados a este fin se han visto drásticamente mermados.

Pero el trabajo de los orientadores es necesario más allá de la atención a la diversidad en un sistema educativo inclusivo. Es imprescindible ayudar al alumnado a conocer y comprender sus propias potencialidades e intereses y orientar sobre cuáles son las oportunidades de aprendizaje que ofrece el sistema educativo para optimizar su proyecto vital y profesional futuro. A este respecto, cabe recordar que más de la mitad de los jóvenes en situación de Abandono Educativo Temprano tienen el título de graduado en ESO, lo que remite a la hipótesis de que con una orientación adecuada podrían haber continuado sus estudios. Todo ello nos lleva a poner énfasis en la orientación como elemento estratégico en el sistema educativo.

El Estatuto del Funcionario Docente sería el instrumento para definir el perfil de la profesión docente del siglo XXI, para regular los perfiles profesionales necesarios en los centros (y en este contexto fortalecer la orientación educativa), para reforzar el compromiso del profesorado con la sociedad y el de la sociedad con sus profesores. Todo ello abordando la formación inicial y permanente del profesorado, el ingreso en la profesión, el modelo de desarrollo profesional… Pero una vez más, la cosa va para largo, porque la cortedad de miras del Gobierno tiene el Estatuto en la vía muerta. Y también porque el Ministerio no está pensando con amplitud de miras en el Estatuto de la profesión docente del siglo XXI, sino en un modelo de profesión coherente con los postulados de la LOMCE, dónde los profesionales progresen según los resultados y junto al ranking de centros haya un ranking de profesores”.

Artículos Relacionados
La Orientación Educativa y la Psicología Educativa, hoy, en el IX Desayuno de Infocop
CONCLUSIONES DEL VIII DESAYUNO DE INFOCOP: LA ATENCIÓN PSICOLÓGICA EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD
EL COP ACOGE EL VIII DESAYUNO DE INFOCOP QUE VERSARÁ SOBRE LA ATENCIÓN PSICOLÓGICA EN EL SNS
VII DESAYUNO DE INFOCOP: SITUACIÓN DEL SISTEMA EDUCATIVO EN ESPAÑA Y EL PAPEL DE LA PSICOLOGÍA
CELEBRADO CON ÉXITO EL VII DESAYUNO DE INFOCOP
Mapa profesional de la Psicología en los servicios de orientación educativa por Comunidades Autónomas - resultados preliminares
En las aulas, es imposible separar la educación de la salud
Celebrada la Jornada “El Psicólogo Educativo en el Sistema Educativo Actual”
La organización colegial apuesta por impulsar el ámbito de la Psicología Educativa