Hoy, 29 octubre, se celebra el Día Mundial sin Juegos de Azar. Este día nos sirve para recordar el importante problema del juego patológico en nuestro país, que se ha visto acrecentado desde la aparición de los juegos online. A este respecto, Infocop ha querido hacerse eco de una interesante investigación llevada a cabo por psicólogas de la UNED y la Universidad de Deusto, que ha encontrado que los jugadores patológicos, tienen una mayor ilusión de control no sólo respecto a la conducta de juego, sino también en otros aspectos de su vida cotidiana.

La ilusión de control es la tendencia a creer que podemos influir sobre ciertos acontecimientos que, en realidad, son incontrolables. Se trata de un fenómeno que nos ocurre a todos, pero al que los jugadores patológicos son más vulnerables, ya que tienden a relacionar los resultados del juego con algún comportamiento que llevan a cabo.

El objetivo del estudio llevado a cabo por Cristina Orgaz, Ana Estévez y Helena Matute, era comprobar si los jugadores patológicos tienen una mayor ilusión de control que los demás, también en otras situaciones que no sea el juego de azar.

En la investigación participaron 100 personas, de las cuales la mitad eran jugadores patológicos en proceso de rehabilitación. Los participantes se enfrentaron a una situación ficticia en la que tenían que decidir si administrar o no, un medicamento que estaba siendo testado, para mejorar los síntomas de dolor de una enfermedad. Cada uno de los sujetos resolvía 100 casos y al final se les preguntaba hasta qué punto consideraban que el medicamento era eficaz para esa enfermedad. El experimento fue diseñado para que no hubiese relación entre la administración del medicamento y la recuperación del paciente, ya que en la mayoría de los casos el paciente se recuperaba independientemente de la decisión de los participantes de administrar o no el medicamento.

Los resultados del estudio mostraron que la ilusión de control manifestada por las personas adictas al juego era significativamente mayor que la del resto de participantes.

Según las autoras del artículo, esto no sólo pone en evidencia la vulnerabilidad de los jugadores patológicos en aspectos hasta ahora ignorados, sino que además plantea interrogantes como hasta qué punto es la ilusión de control la que induce al juego o, por el contrario, es el juego el que hace más probable esa conducta.

El fin último de este trabajo, ha sido comprender mejor el comportamiento de los jugadores compulsivos, con la intención de mejorar el tratamiento y la recuperación de estas personas.

Referencia del estudio:

Orgaz C, Estévez A and Matute H (2013) “Pathological gamblers are more vulnerable to the illusion of control in a standard associative learning task”. Front. Psychol. 4:306. doi: 10.3389/fpsyg.2013.00306

Fuente:

DivulgaUNED

Artículos Relacionados
Una propuesta de Juego Responsable en la situación española actual
Apuestas Online, el nuevo desafío del juego patológico
Aumento alarmante de jóvenes adictos a las nuevas tecnologías y apuestas online
Se constituye el Consejo Asesor de Juego Responsable
Denuncian videojuegos para móviles y tablets que incitan al consumo de drogas
EL JUEGO PATOLÓGICO. AVANCES EN LA CLÍNICA Y EN EL TRATAMIENTO