España no tiene el mejor sistema sanitario del mundo. De hecho, el sistema sanitario español se encuentra por debajo de la media europea. Así se desprende en el informe europeo sobre la calidad asistencial de la salud sanitaria pública en Europa, que realiza anualmente la consultora Health Consumer Powerhouse, denominado Euro Health Consumer Index (EHCI) 2014.

Este informe se viene realizando desde el año 2005 y evalúa la atención sanitaria que se presta a los pacientes en diferentes países europeos a través de 48 indicadores de calidad agrupados en una serie de categorías: derechos e información de los pacientes, accesibilidad al tratamiento y tiempos de espera en la administración de tratamientos, resultados de los tratamientos, gama y alcance de los servicios proporcionados, prevención y accesibilidad de los tratamientos farmacológicos.

Los resultados del último informe muestran que España ocupa el puesto 18 de la lista de 36 países europeos, con 670 puntos de los 1.000 posibles, lo que supone que con respecto al estudio realizado en 2013, su posición no ha sufrido ninguna variación. Holanda, como viene siendo habitual en los últimos años, se mantiene a la cabeza de la lista de mejores sistemas sanitarios, con 898 puntos, seguida de Suiza, Noruega, Finlandia y Dinamarca.

Según se subraya en la nota de prensa elaborada por Health Consumer Powerhouse, el sistema sanitario español se encuentra “bajo presión”. Una de las carencias más importantes que presenta actualmente radica en la dificultad de acceso a los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos, una situación que se ha visto deteriorada durante el último año.  A este respecto, la nota de prensa alerta que “un acceso tan malo es verdaderamente alarmante y una amenaza  para la seguridad del paciente y la igualdad”.

Asimismo, los tiempos de espera también han aumentado hasta límites “alarmantes”, lo que ha dado lugar a que un porcentaje importante de la población abandone el sistema sanitario público, en busca de una mejor atención en los sistemas privados.

Otros indicadores donde suspende nuestro país es en la participación del paciente en la toma de decisiones, acceso al médico de familia en el mismo día o el acceso directo al médico especialista, entre otros.

En materia de prevención, se obtienen resultados medios en prevención del consumo de tabaco, consumo de alcohol y promoción de la actividad física.

Asimismo, desde el año 2005, el estudio incluye la depresión como indicador de la evaluación de la calidad de la atención en salud mental. A este respecto, España se agrupa dentro de la lista de países situados en niveles medios, junto con Malta, Montenegro, Portugal, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia, Bélgica, Austria, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Estonia, Francia o Hungría. Por el contrario, entre los países que destacan por una buena calidad asistencial en este indicador se encuentra Dinamarca, Alemania, Islandia, Irlanda, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Suiza y Suecia.

En definitiva, los datos demuestran que el sistema sanitario público español necesita un importante impulso para situarse, al menos, en la media europea. Si bien los indicadores utilizados en el informe son generales, los resultados del análisis del sistema sanitario español, esto es, elevados tiempos de espera, falta de participación del paciente en la toma de decisiones sobre el tratamiento, imposibilidad de acceso directo al especialista, carencia de medidas eficaces de prevención..., se pueden aplicar a cada una de las especialidades médicas. En el caso de la salud mental -que, a la luz de los recursos destinados, no constituye una prioridad en la política sanitaria de nuestro país (a pesar del enorme peso que tienen los trastornos mentales en términos de incidencia y de días perdidos por discapacidad)-, este contexto tiene, aún, más graves repercusiones. 

Más información en :

Euro Health Consumer Index 2014

Artículos Relacionados
ESPAÑA BAJA POSICIONES EN EL ÚLTIMO ESTUDIO EUROPEO SOBRE SISTEMAS DE SALUD
EL PROBLEMA DE LAS LISTAS DE ESPERA EN EL SISTEMA SANITARIO ESPAÑOL, SEGÚN EL EURO HEALTH CONSUMER INDEX-2008
El nuevo Libro Blanco de RRHH de las Profesiones Sanitarias incluye la mayoría de propuestas del COP
Los beneficios de facilitar el acceso a los tratamientos psicológicos
Los casos de depresión han aumentado un 19% en España desde el inicio de la crisis - 5è Congrés Català de Salut Mental