Hay una menor intolerancia a la violencia de control entre los jóvenes. Esta es una de las principales conclusiones del informe titulado Percepción de la Violencia de Género en la Adolescencia y la Juventud, presentado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad el pasado martes 27 de enero.

El documento, elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas para la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad (CIS), recoge información relativa a las opiniones y actitudes de los jóvenes sobre la violencia de género y las medidas que se adoptan para combatirla, extraída de los datos de una encuesta dirigida a la población residente en España de 15 a 29 años. 

El informe se estructura en nueve capítulos, a lo largo de los cuales se ofrece una panorámica detallada de las percepciones que tienen hoy en día los jóvenes sobre distintos aspectos relacionados con la violencia de género -tales como las desigualdades, el grado de tolerancia hacia este tipo de violencia o los estereotipos asociados con ella, entre otros-, comparando estos datos con los resultados de una encuesta anterior llevada a cabo también por el CIS, sobre la percepción de la ciudadanía en general acerca de la violencia de género.

A continuación, presentamos algunos de los principales resultados del informe:

  • El 44% de los hombres y el 63% de las mujeres de entre 15 a 29 años, consideran que en la actualidad existe una gran desigualdad de género en todos los ámbitos (mercado laboral, estabilidad en un puesto de trabajo, acceso a puestos de responsabilidad, posibilidad de conciliación familiar y laboral, etc.).

  • Las mujeres adolescentes y jóvenes (93%) opinan con mayor frecuencia que los hombres (85%) que los malos tratos hacia las mujeres están bastante o muy extendidos. El porcentaje desciende a un 13%, para ambos sexos, cuando se pregunta por la extensión de los malos tratos hacia los hombres.

  • El 71% de los hombres y 67% de las mujeres de entre 15 a 29 años, se inclina por pensar que la violencia de género no ha aumentado sino que, en la actualidad, salen más casos a la luz. A mayor edad, está más difundida la impresión de que, más que un aumento de casos de violencia de género, lo que ocurre es que su difusión es mayor.

  • El 96% de las mujeres y el 92% de los hombres jóvenes, consideran “totalmente inaceptable” la violencia de género, un rechazo que se incrementa con la edad de los entrevistados.

    Sin embargo, no todas las formas de violencia de género suscitan el mismo rechazo, ni todos los comportamientos que constituyen maltrato son identificados como tales. Así, mientras que más del 90% de los encuestados rechaza ampliamente tanto la violencia física y sexual como la violencia verbal, el 67% considera inaceptable la violencia de control. Los autores hacen hincapié en este último porcentaje para alertar que uno de cada tres jóvenes (es decir, el 33% restante) considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias “controlar los horarios de la pareja”, “impedir a la pareja que vea a su familia o amistades”, “no permitir que la pareja trabaje o estudie” o “decirle las cosas que puede o no puede hacer”.

  • Aunque al preguntar de forma global sobre la violencia de género, las mujeres más jóvenes la rechazan en mayor porcentaje que el resto de grupos de edad (96% de las mujeres de 15 a 29 años, frente al 92% del total de mujeres), al tratar ítems concretos, estas jóvenes resultan ser el grupo de mujeres menos críticas con la violencia de control (68% consideran totalmente inaceptable la violencia de control frente al 71% del total de la población femenina).

  • Se muestra un patrón similar en el caso de los hombres más jóvenes: cuando a los chicos de entre 15 y 29 años se les cuestiona de forma global por la violencia de género, éstos la rechazan en menor medida (92% la consideran totalmente inaceptable) que los hombres de entre 30 y 59 años (94%), pero en mayor medida que los mayores de 60 (87%). Empero, ante ítems concretos de maltrato, los hombres más jóvenes pasan a ser el grupo menos crítico con la violencia de control: siendo totalmente inaceptable para el 66%, frente al 70% del total de hombres.

  • El 87% de la adolescencia y la juventud considera que la restricción de la libertad es inaceptable y debería ser siempre castigada por la ley. Es decir, es mayor el porcentaje de los que siempre la castigarían por ley que el de aquellos que, como mencionamos anteriormente, consideran totalmente inaceptable la violencia de control (67%). La explicación de esta diferencia porcentual  radicaría, según el estudio, en el planteamiento del enunciado de las preguntas: mientras que en la cuestión relativa a la “restricción de la libertad” se hacía referencia explícita a los “malos tratos”, en la pregunta sobre violencia de control únicamente se hablaba de comportamientos. En opinión de los autores del informe, este hecho daría cuenta de que, acciones como el control de horarios, de las amistades de la pareja, de sus acciones, etc., no se entiendan siempre como restricción de libertad por parte de los jóvenes y las jóvenes.

  • Por otro lado, en relación con los estereotipos sobre las personas implicadas en violencia de género, el 40% de los hombres y mujeres de 15 a 29 años tiende a exculpar al agresor al considerar que "los agresores suelen tener alguna enfermedad mental", y el 38% considera que hay más agresores entre los extranjeros que entre los españoles. Los datos revelan que a medida que aumenta el nivel de estudios, las personas jóvenes encuestadas se alejan de los estereotipos sobre los agresores, así como del estereotipo que tiende a culpabilizar a las víctimas al considerar que si sufren maltrato es porque lo consienten (54% de quienes tienen estudios primarios está muy o bastante de acuerdo con esta última consideración, frente al 28% de quienes tienen estudios universitarios).

  • En lo que se refiere a la percepción de vulnerabilidad a padecer este tipo de violencia, el colectivo que se considera más vulnerable por parte de los encuestados, es el de las mujeres discapacitadas (62%), seguidas de las menores de edad (56%) y las mujeres extranjeras (52%).

  • Con respecto al hecho de tener conocimiento sobre algún caso de violencia de género, el 29% de las personas jóvenes y adolescentes afirma conocer alguna víctima de violencia de género en su contexto más próximo. Concretamente, el porcentaje de mujeres (34%) que sí saben de algún caso supera en diez puntos al de hombres (24%). En un 21% de los casos, la mujer maltratada que conocen los y las jóvenes y adolescentes es, en el momento del hecho, menor de edad.

  • Entre las principales causas para no denunciar, el 80% de la adolescencia y la juventud menciona el miedo, el 40% piensa que no se denuncia por los hijos y las hijas, un 25% cree que las víctimas no alertan de su situación por vergüenza, y un 15% porque la víctima depende económicamente de su agresor. Estas razones son las más comúnmente esgrimidas, por ese orden, en todas las categorías sociodemográficas analizadas.

  • La medida de intervención mencionada como más efectiva por la adolescencia y la juventud es la de apoyo psicológico (25%), seguida de los “alojamientos protegidos” (15%) y las pulseras que controlan al maltratador si intenta acercarse a la víctima (13%).

  • Las personas más jóvenes (15-29) prefieren con más frecuencia que el resto de la población el apoyo psicológico (24% hombres y 25% mujeres, frente a una media de 18% y 19% respectivamente).

  • En cuanto al conocimiento de cualquiera de las estrategias de información y sensibilización existentes en la actualidad, un 81% de la adolescencia y la juventud afirma conocer la Ley Integral contra la Violencia de Género, el teléfono 016, o recuerda alguna campaña contra la violencia de género. A este respecto, las mujeres jóvenes (84%) conocen al menos una de las tres medidas contra la violencia de género estudiadas (Ley Integral, 016, campañas de sensibilización) en mayor proporción que los hombres de estas edades (79%).

  • Las personas de 15 a 29 años que viven en hábitats urbanos (82%) conocen alguna de las tres medidas contra la violencia de género analizadas en mayor medida que quienes viven en entornos rurales (77%). El efecto del hábitat de residencia en el conocimiento de alguna de las medidas contra la violencia de género sólo es significativo para las mujeres.

  • El 88% de la población joven considera satisfactoria la existencia de una normativa específica en materia de violencia de género, y el 78% piensa que las campañas de sensibilización contra la violencia de género ayudan a concienciar a la sociedad sobre este problema, una opinión que se incrementa entre los entrevistados a mayor nivel académico.

A raíz de la publicación de este informe, el Gobierno ha anunciado su intención de reforzar la sensibilización contra la violencia de género a lo largo de este año 2015, a través de dos nuevas campañas: una dirigida a los jóvenes y otra, a la población en general, y ambas “con un denominador común: denunciar cualquier forma de violencia que se ejerza contra la mujer”.

Para ver el informe pincha el siguiente enlace: Percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud

Artículos Relacionados
Nuevos datos avalan la necesidad de revisar las valoraciones de riesgo de violencia de género
La violencia de género entre los jóvenes sigue siendo un grave problema en España - Entrevista a Pilar González y Ana Isabel García
Aprobada una PNL sobre sobre la mejora de la evaluación de riesgo en violencia de género
Aprobadas dos PNL sobre medidas contra la violencia de género
SuperLola-Nueva campaña de educación en igualdad del IAM
Nueva guía del NICE sobre violencia y abuso doméstico
La juventud universitaria ante la igualdad y la violencia de género
Aplicación LIBRES, para mujeres víctimas de violencia de género
Programa socioeducativo para la prevención de la violencia de género en parejas adolescentes
Guía divulgativa procesal para mujeres víctimas de violencia de género
Los profesionales de la Psicología en la evaluación del maltrato psicológico infantil en la familia