Un trabajo llevado a cabo en la Universidad de Pensilvania ha analizado los datos de suicidios de los últimos 30 años en Grecia, mes a mes, desde enero de 1983 hasta diciembre de 2012. Se trata del primer estudio que relaciona la tasa de suicidios en Grecia con el último periodo de austeridad económica.

Según el informe, publicado en la revista BMJ Open, la introducción de las medidas de moderación económica en junio de 2011 a causa de la crisis, marcó el inicio de un sostenido incremento de los suicidios, hasta alcanzar el pico más alto en 2012.

Entre los hombres griegos, la tasa de suicidios creció un 13% (3,2 al mes) desde el comienzo de la crisis, en octubre de 2008. En junio de 2011, se registró otro incremento de los suicidios de un 35%, cuando el gobierno griego anunció nuevos recortes. Tras este momento, la tasa total de suicidios se mantuvo hasta 2012. En definitiva, se produjo un aumento de 11,2 suicidios cada mes, de media.

Los suicidios entre las mujeres, que representan una de cada cuatro muertes de este tipo en los 30 años del estudio, también aumentaron en mayo de 2011, tras el anuncio de las medidas de austeridad. El incremento, de un 2,4 cada mes (algo menos del 36%), se mantuvo en 2012. En total, entre 1983 y 2012, 11.505 personas se han quitado la vida en el país: 9.079 hombres y 2.426 mujeres.

En el trabajo también analizaron los datos de muertes voluntarias en momentos de prosperidad, con el fin de evaluar el efecto de la economía sobre la tasa de suicidios. Por ejemplo se examina la influencia del anuncio en 1997 de que Grecia sería la sede de los Juegos Olímpicos de 2004, la admisión del país en la Unión Europea (2000-2002) y su adopción del euro en enero de 2002. Este último evento se relaciona con una breve y brusca caída de los suicidios masculinos.

Según los investigadores, parece que las principales causas del estrés y la desesperanza que llevan al suicidio, han sido el desempleo, la deuda de los hogares y los recortes sociales; por lo que proponen que cuando los gobiernos planeen futuras medidas de austeridad, deberían valorar sus consecuencias sobre la salud de la sociedad, y ayudar a la población, con el objetivo de reducir el impacto de la crisis financiera en las tasas de suicidio.

Referencia del estudio:

Charles C. Branas et al. “The impact of economic austerity and prosperity events on suicide in Greece: a 30-year interrupted time-series analysis” (2015). BMJ Open 5 (1).

Fuente:

Sinc

Artículos Relacionados
Los trastornos mentales tienen un riesgo de mortalidad más elevado que cualquier otra enfermedad
UPyD pregunta al Gobierno sobre la discrepancia entre las cifras de suicidios del INE y los IML, y el estado de la Estrategia de SM
La prevención del suicidio, un imperativo mundial – Informe de la OMS
El dolor físico intenso y la desesperanza, principales motivos para el suicidio
Erradicar el estigma para prevenir el suicidio – 10 de septiembre: Día Mundial de Prevención del Suicidio
Respuesta del Gobierno sobre la PNL para reforzar las medidas de prevención del suicidio
UPyD pregunta al Gobierno sobre la nueva Estrategia de Salud Mental como medida de prevención del suicidio