El pasado mes de marzo, la Asamblea del Consejo de Europa aprobó una Resolución a través de la cual insta a sus Estados Miembros a garantizar el tratamiento integral de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

El Consejo, integrado por los Jefes de Estado o de Gobierno de los Estados miembros de la Unión Europea (UE), así como por su Presidente y el Presidente de la Comisión, es la institución que define la orientación política general y las prioridades de la UE, mediante la adopción de Conclusiones que definen asuntos específicos de interés y exponen actuaciones concretas que se han de emprender u objetivos que se han de alcanzar.

Tal es el caso de esta Resolución, con base en un documento presentado a principios de este año 2015 –en cuya elaboración participó el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) del Instituto de Salud Carlos III-, que recoge una serie de recomendaciones y razones que justifican la mejora del diagnóstico y tratamiento individualizado del TDAH a nivel Europeo (ver http://assembly.coe.int/nw/xml/XRef/Xref-XML2HTML-en.asp?fileid=21557&lang=en).

En su introducción, el texto alerta sobre cómo la complejidad del trastorno por déficit de atención e hiperactividad puede complicar su evaluación, e incrementar el riesgo de realizar un diagnóstico erróneo. A este respecto, señala el significativo incremento registrado en la pasada década, tanto en la incidencia de este trastorno como en la prescripción de psicoestimulantes para su tratamiento, y que, a juicio del Consejo, podría explicarse por la presencia de diversos factores, tales como los cambios en los elementos del entorno, la creciente conciencia del TDAH, un posible sobrediagnóstico, o la excesiva confianza en la medicación. Igualmente, advierte de las desigualdades en el acceso a la atención, del estigma y conceptos erróneos que rodean al TDAH, y de la formación inadecuada de los profesionales en tanto que podría conducir a su infradiagnóstico e infratratamiento.

El Consejo Europeo reconoce la necesidad de llevar a cabo un tratamiento multimodal del TDAH, combinando las intervenciones médicas, conductuales y educativas. Asimismo, a nivel de investigación sobre el tratamiento, llama la atención sobre el volumen de estudios centrados principalmente en las intervenciones farmacológicas, “sin la suficiente consideración de otras opciones de tratamiento, en particular, las intervenciones conductuales/psicosociales dirigidas a la enseñanza de habilidades que mejoren el comportamiento de los niños con TDAH”.

Por todo lo anterior, la Asamblea hace un llamamiento a los Estados miembros del Consejo de Europa para que adopten una serie de medidas, entre ellas, asegurarse de que los profesionales de la salud cuenten con la formación adecuada sobre el diagnóstico y tratamiento pertinente para el TDAH (basándose en el principio del interés centrado en el niño), cumplir los procedimientos de diagnóstico establecidos en las directrices nacionales e internacionales, y adoptar un enfoque integral para el tratamiento del TDAH, garantizando que “los medicamentos psicoestimulantes se utilicen como medida de último recurso -y siempre en combinación con otros tratamientos- dando prioridad a las intervenciones conductuales y apoyo académico”.

Asimismo, la Resolución propone introducir programas de detección e intervención temprana y llevar a cabo “estudios independientes y bien diseñados” sobre el papel de los factores ambientales en la etiología del TDAH, y sobre la evaluación de resultados a corto y largo plazo asociados con las diferentes opciones de tratamiento, así como los posibles efectos adversos a largo plazo del uso de estimulantes en niños.

El texto plantea también la importancia de identificar las razones subyacentes a las discrepancias existentes hoy en día en torno a la prevalencia y el tratamiento del TDAH, y de proporcionar tanto a padres como a profesores información sobre su diagnóstico e intervención.

Por último, la Asamblea invita a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a difundir ampliamente la próxima nueva edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades y establecer criterios más estrictos para el diagnóstico de este trastorno.

El texto completo se encuentra disponible en inglés a través del siguiente enlace:

Resolution 2042 (2015) Final versión, Ensuring comprehensive treatment for children with attention disorders

Artículos Relacionados
Un estudio alerta sobre la prescripción de medicación para el tratamiento del TDAH a menores de 5 años
Radiografía de la hiperactividad, ¿es necesaria la intervención farmacológica?
Los intereses que hay detrás del diagnóstico del TDAH-Entrevista a Marino Pérez Álvarez
“La intervención del psicólogo en el tratamiento del TDAH es esencial”- Entrevista a Inmaculada Moreno, IV Symposium Nacional de Psicología Clínica y de la Salud con niños y adolescentes (13-15 noviembre)
Presentada una PNL sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad
¿El Ritalin, o metilfenidato, mejora el rendimiento escolar?
Se presenta el Libro Blanco Europeo sobre TDAH
Falsos positivos en el diagnóstico de TDAH, según un estudio de la Universidad de Sevilla