Helio Carpintero Capell

Se acaba de crear, por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, una Academia de Psicología de España. Las Academias son instituciones del más alto nivel cultural y científico, respetadas a nivel nacional e internacional, por reunir entre sus miembros a muchas de las figuras de más alto rango en una cierta especialidad.

Esta creación viene a añadir una pieza muy importante al proceso de institucionalización de la psicología española, que tiene ya una importantísima presencia en nuestras universidades, centros de investigación, y cuenta con un gran número de personalidades bien conocidas internacionalmente.

En el proceso de su creación han participado personalidades del mundo de la investigación y docencia, y de la vida profesional. Se constituyó, hace algún tiempo, una Comisión promotora para gestionar dicho proceso. Ha estado integrada por los siguientes miembros, todos bien conocidos en el campo de nuestra Psicología: Maria Teresa Anguera (U. Barcelona), y Ramón Bayés (emérito UAB), José Bermúdez (UNED), Fernando Chacón (decano del COP Madrid), Mª Jose Díaz Aguado (UCM), Agustin Dosil (U. Santiago de Compostela), Rocío Fernandez Ballesteros (UAM), Antonio Guillamón (UNED), Jose Ramón F. Hermida (U. Oviedo), Florencio Jiménez Burillo (emérito UCM), Araceli Maciá (UNED), Rosario Martínez Arias (UCM ), Manuel Medina (U. Murcia), José Francisco Morales (UNED), Gonzalo Musitu (U. Pablo Olavide), Jose M. Peiró (U. Valencia), José Muñiz (U. Oviedo), José M. Prieto (UCM), Jesús Rodríguez Marín (Universidad Miguel Hernández), Alicia Salvador (U. Valencia ), Francisco Santolaya (presidente Consejo General de la Psicología), F. Javier Urra (presidente de la Fundación Infancia) y Jaime Vila (U. Granada). Dicha Comisión ha sido presidida por Helio Carpintero (Real Academia de Ciencias Morales y Políticas).

Todos los nombres anteriores son bien conocidos por los psicólogos, y representan prácticamente todos los campos de la Psicología, y tienen una dilatada actividad en nuestro país -y también fuera de él-, en sociedades y congresos internacionales.

Esta Academia va a reunir en su organización hasta cincuenta académicos numerarios, a los que habrá que añadir otros tantos miembros correspondientes de España, y algunos nombres muy distinguidos de la Psicología internacional. Quiere llegar a ser una Real Academia, y tener así ese título que la Corona ya ha concedido a otras tantas existentes que despliegan, hoy en día, una importante actividad cultural y científica a lo ancho y a lo largo del país. Pero quiere, sobre todo, llegar a ser un verdadero centro de unión y de interacción de los psicólogos españoles de mayor relieve, de manera que pueda ser en su momento considerada como un núcleo que refleje la riqueza y variedad de esta disciplina científica y ámbito profesional, y contribuya de forma significativa a promover las contribuciones de excelencia de la Psicología a la sociedad

También queremos que tenga una vida activa, científica y cultural, de calidad. Para ello, se contará con las colaboraciones y sugerencias de todos los colegas interesados en el presente y porvenir de nuestra ciencia. Esta es una nueva oportunidad de desarrollo y consolidación tanto intelectual como social que los psicólogos no podemos dejar pasar sin aprovecharla.

Artículos Relacionados
Publicado en el BOE el Real Decreto por el que se crea la Academia de Psicología de España y se aprueban sus Estatutos
El Consejo de Ministros, en su reunión del día 14 ha aprobado la creación de la Academia de la Psicología de España y se aprueban sus estatutos