Con ocasión de la conmemoración del Día Mundial para la Prevención del suicidio, celebrado ayer, 10 de septiembre, la EFPA (European Federation of Psychologists Associations-Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos) ha publicado una nota de prensa a través de la cual manifiesta su adhesión al comunicado emitido por la IASP (Asociación Internacional de Prevención del Suicidio-International Association for Suicide Prevention) con el propósito de sensibilizar a la sociedad sobre este grave problema e invitar a la reflexión, resaltando el papel clave que juega el interés y la preocupación por las personas vulnerables en la prevención del suicidio.

Según señala la EFPA, esta iniciativa impulsada por la IASP y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alienta a todas las asociaciones de psicología europeas a tener en cuenta el importante papel que desempeña el apoyo en la lucha contra el suicidio, y considera fundamental movilizar los recursos necesarios de cara a promoverla.

A continuación transcribimos el comunicado:

Una muerte cada 40 segundos

Cada año, más de 800.000 personas mueren por suicidio; esto corresponde aproximadamente a una muerte cada 40 segundos. El número de vidas perdidas cada año por suicidio es superior a la suma del número de muertes por causa de homicidio y conflictos bélicos. En 2010, se registraron aproximadamente 60.000 muertes por suicidio en los estados miembros de la UE, sin embargo, existen grandes discrepancias entre los diferentes países: las tasas de suicidio son inferiores en los países del sur de Europa y mucho más elevadas en los Países Bálticos y de Europa Central. Las personas mayores constituyen uno de los grupos más vulnerables a este respecto.

Asimismo, todos y cada uno de los suicidios conllevan un alto precio en términos de sufrimiento y dolor, tanto para aquellos que piensan en poner fin a sus vidas como para sus familiares y amigos cercanos.

No obstante, el suicidio puede prevenirse y se han observado acciones positivas de cara a lograr este propósito en las últimas décadas. El tema del Día Mundial para la Prevención del Suicidio para este año 2015, titulado 'Prevención: Tendiendo la mano y salvando vidas', nos alienta a considerar el rol que desempeña el apoyo ofrecido a las personas en riesgo en la lucha contra el suicidio.

Los enfoques psicológicos necesitan recursos para poder ser eficaces

De acuerdo con la EFPA, los enfoques psicológicos juegan un papel importante en la prevención del suicidio, ya que abordan la comunicación y las relaciones –ambas esencialmente psicológicas. El conocimiento científico sugiere vías a través de las cuales podemos manejar de forma más eficaz el problema, empoderando a los padres y a las familias, desarrollando escuelas infantiles y de educación primaria de alta calidad, construyendo barrios seguros e inclusivos, y proporcionando un fácil acceso a la ayuda psicológica cuando sea necesario (incluyendo la detección temprana y la intervención). A través de estos enfoques, los psicólogos pretenden promover las relaciones sociales positivas que pueden ayudar a prevenir cualquier tipo de trastorno psicológico, incluidos aquellos que pueden llevar al suicidio. Una buena infancia perdura toda la vida.

Los psicólogos como grupo profesional son, con frecuencia, los que desarrollan e implementan las intervenciones de salud pública, tales como la preparación de planes nacionales de prevención del suicidio o la educación de los medios de comunicación sobre el papel que pueden jugar en la prevención del suicidio; están implicados en el reconocimiento de las personas necesitadas, así como en la detección y evaluación en diferentes situaciones; llevan a cabo investigaciones; realizan intervenciones psicológicas para ayudar a aquellas personas que tienen un problema o para prevenir riesgos mayores, y apoyar a otros en el desarrollo de habilidades psicológicas en esta área. Por este motivo, de acuerdo con la EFPA, los psicólogos tienen un importante papel de liderazgo con los gobiernos locales y nacionales, y necesitan poder contar con los recursos suficientes para llevar a cabo su trabajo.

En palabras del Dr. Tony Wainwright, de la Junta de Prevención e Intervención de la EFPA: ‘El pasado año, la OMS puso en marcha el primer informe mundial sobre el suicidio. Esperamos que se reconozca más ampliamente la coste-eficacia y la utilidad de las intervenciones psicológicas, para llegar a las personas con mayor riesgo'. "

El comunicado se encuentra disponible en inglés a través del siguiente enlace:

EFPA, the European Federation of Psychologists’ Associations, joins the efforts in ‘Reaching out and saving lives’ on the occasion of World Suicide Prevention Day

Artículos Relacionados
Prevenir el suicidio: Tender la mano y salvar vidas-10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio
Respuesta del Gobierno sobre las cifras de suicidios del INE y los IML, y el estado de la Estrategia de Salud Mental
Aumenta la tasa de suicidios en Galicia
El suicidio: nuevamente la principal causa externa de muerte, según el INE
Los trastornos mentales tienen un riesgo de mortalidad más elevado que cualquier otra enfermedad
El Gobierno destaca el papel de la Psicología en la prevención de Conductas Suicidas en respuesta a una pregunta de UPyD
Estrategias de abuso psicológico en grupos
La tasa de suicidios en Grecia se disparó debido a las medidas de austeridad, según un estudio
UPyD pregunta al Gobierno sobre la discrepancia entre las cifras de suicidios del INE y los IML, y el estado de la Estrategia de SM