La rápida expansión que ha tenido Internet en los últimos años, ha provocado una gran dificultad para disponer de controles efectivos contra los comportamientos antisociales y delictivos en la Red. Además, hoy en día que tenemos acceso a Internet en cualquier lugar y a cualquier hora, la ciberviolencia puede atacar en cualquier momento y seguir incansablemente a sus víctimas, vayan donde vayan.

La Comisión de las Naciones Unidas para la Banda Ancha (Broadband Commission) ha publicado el informe: Combatir la ciberviolencia contra las mujeres y las niñas: Una llamada de atención al mundo (Cyber violence against women and girls: A world-wide wake-up call), cuyo objetivo es conocer los datos de este tipo de violencia para poder frenar la escalada de violencia online en todas sus formas, y en concreto contra las mujeres y las niñas.

Este informe señala que la ciberviolencia contra las mujeres y las niñas (ciber-VCMN) consiste en una evolución de la violencia de género que no sólo se restringe al ámbito del hogar, familiar o de la pareja.

Se trata de un tipo de violencia que se manifiesta en la Red de muy diversas formas, desde las tradicionales violaciones de privacidad online como son: el hackeo para conseguir información personal, suplantación de identidad digital, la vigilancia y seguimiento por geolocalización, spameo y acoso, e incluso el deseo manifiesto de querer causar un daño físico; hasta nuevos conceptos surgidos del traslado de la violencia de género a la esfera de las comunicaciones online como la porno-revancha, el sexting o el grooming.

Según los datos que se recogen en el informe, el 73% de las mujeres ha estado expuesta o ha experimentado ya algún tipo de violencia online. En la Unión Europea el porcentaje de mujeres mayores de 15 años que han sufrido episodios graves de violencia en Internet, es del 18%, cerca de 9 millones de niñas. Además, las mujeres de entre 18 y 24 años presentan un gran riesgo de ser objeto de persecución y acoso sexual, además de amenazas físicas.

Si a estos datos le sumamos que la mayoría de las usuarias viven en países donde es muy poco probable que se castigue la ciberviolencia y que muchas de ellas prefieren no denunciar su victimización por miedo a las repercusiones sociales, nos encontramos ante un grave problema que tiende a invisibilizarse.

Vemos que hay millones de afectadas por la ciberviolencia en todo el mundo, pero que la mayoría de los países siguen sin afrontar eficazmente este problema creciente. En el informe se presentan recomendaciones importantes y compatibles entre ellas, para afrontar este problema:

  • Llevar a cabo medidas de prevención a través de la sensibilización pública y la concienciación, con el fin de intervenir a través del cambio en las actitudes y las normas sociales.
  • Promocionar dispositivos de supervisión y seguimiento, para asegurar la seguridad y la igualdad en Internet para las mujeres y las niñas.
  • Adaptar y aplicar las leyes y reglamentos, que impliquen sanciones para los autores del ciberacoso.

Se puede descargar el informe completo en el siguiente enlace:

Cyber violence against women and girls: A world-wide wake-up call

Artículos Relacionados
Bullying, ciberbullying y sexting: ¿Cómo actuar ante una situación de acoso?
Guía para actuar ante el ciberacoso, pautas para padres y educadores
Decálogo para padres: cómo actuar en caso de ciberacoso
Guía clínica sobre ciberacoso para profesionales de la salud
Repercusión nacional de la Guía "Ciberbullying: prevenir y actuar" del COP Madrid
CYBERPROGRAM 2.0. Programa de intervención para prevenir y reducir el ciberbullying
Acoso escolar y Ciberacoso: Propuestas para la acción, nuevo informe publicado por Save the Children
Facebook lanza un Centro de Prevención del Acoso
Guías SOS contra el ciberbullying y el grooming para padres y educadores
Decálogo por la ciberconvivencia positiva y contra el cyberbullying