Cada año, la empresa de recursos humanos Great Place to Work crea un ránking con las mejores empresas para trabajar de España (Best Workplaces 2016), confeccionado con la percepción de los empleados (2/3 de la evaluación total) y la valoración de las prácticas y políticas de Recursos Humanos (1/3 de la valoración).

Este año se han analizado 325 empresas de tamaños y sectores diversos, encontrando que lo que diferencia a las mejores compañías para trabajar del resto son las siguientes características: crean empleo, poseen áreas de descanso para sus trabajadores; cuentan con un horario flexible y se puede teletrabajar. En cuanto a los salarios, casi todas disponen de retribución variable para todos sus empleados, dispone de algún método para asegurar la equidad salarial entre hombres y mujeres, y ofrecen un seguro médico privado. Asimismo, la mitad de las empresas evaluadas ofrecen tratamientos de cuidado alternativos como masajes o sesiones de meditación. Gracias a estas condiciones laborales, el promedio de rotación en estas empresas es apenas de 1,6%.

Más allá de los resultados de este año, Great Place to Work lleva 25 años analizando las opiniones de los empleados, encontrando resultados universales y consistentes año tras año. Los empleados consideran que un excelente lugar para trabajar es aquel donde: pueden confiar en las personas para las que trabajan (que se genera a través de la credibilidad de los jefes, el respeto con el que los empleados sienten que son tratados, y la justicia con la que esperan ser tratados), sienten orgullo por lo que hacen y respecto a la organización, y disfrutan de las personas con las que trabajan existiendo altos niveles de conexión y camaradería.

Desde el punto de vista de los líderes, estos deberían tratar de construir ambientes de confianza, que según los datos de Great Place to Work se consiguen inspirando, comunicando y escuchando. Además, si quieren conseguir que los empleados den lo mejor de sí mismos, un líder debería agradecerles, ayudarles a desarrollarse y cuidarles.

Los beneficios de que los empleados consideren sus empresas como un buen lugar de trabajo, se ven traducidos en números: son más exitosas, tienen mayores beneficios, la tasa de rotación voluntaria es mucho menor (ahorrando así dinero en contratación y formación), y consiguen que sus trabajadores se impliquen tanto en los malos como en los buenos momentos.

Fuente:

Great Place to Work

Artículos Relacionados
Innovar en las organizaciones ya no es una elección, es una necesidad-Entrevista Ana María Llopis, Congreso Internacional de Psicología del Trabajo y RR.HH.
Informe sobre Estrés en el trabajo de la OIT- Día de la Salud y Seguridad en el Trabajo, 2016
La inclusión de medidas de conciliación en las organizaciones repercute en el incremento de la productividad laboral-Entrevista a Pilar Rojo
El trabajo creativo global de un equipo mejora con la autoconfianza creativa del líder, según un estudio
Los beneficios del descanso para recuperarse de las demandas laborales
Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020, objetivos principales
Por unos lugares de trabajo saludables con empleados felices y eficaces – nueva guía del NICE