Carmen Pozo Muñoz, Enrique Alonso Morillejo, Sonia Hernández Plaza y M.ª José Martos Méndez pertenecen todos ellos a la Universidad de Almería.

En el último número de la revista Ansiedad y Estrés estos investigadores publicaron un artículo titulado "Determinantes de la satisfacción laboral en trabajadores de la Administración Pública: el valor de las relaciones interpersonales en el lugar de trabajo". Los autores ofrecen a continuación una panorámica de esta investigación, apuntando alguno de los aspectos más destacados. 

Carmen Pozo Muñoz - Enrique Alonso Morillejo - Sonia Hernández Plaza - Mª José Martos Méndez

Universidad de Almería

Desde la Teoría de Maslow mucho se ha investigado acerca del constructo satisfacción laboral y de las características del lugar de trabajo que pueden incrementar, no sólo dicha satisfacción sino, en general, el bienestar psicológico de los trabajadores. Posteriores investigaciones han puesto de manifiesto que a medida que los individuos consiguen alcanzar en la organización determinadas metas de carácter básico (estabilidad profesional, garantías económicas, suficiencia de recursos para desarrollar su trabajo, etc.), aumentan las necesidades de éxito, de realización personal y de relación con los demás.

Posteriores investigaciones han puesto de manifiesto que, a medida que los individuos consiguen alcanzar en la organización determinadas metas de carácter básico (estabilidad profesional, garantías económicas, suficiencia de recursos para desarrollar su trabajo, etc.), aumentan las necesidades de éxito, de realización personal y de relación con los demás.

               
Por otro lado, la investigación previa ha mostrado que no existe un modelo general que asegure que ciertas condiciones vayan a provocar los mismos índices de satisfacción en todos los contextos laborales (por ejemplo, las variables ligadas al estrés de rol o al contacto con pacientes o allegados en el ámbito sanitario pierden todo su interés en otro tipo de organizaciones, donde el contenido del trabajo es totalmente distinto como es el caso de los trabajadores de la Administración Pública que componen la muestra de este estudio). En este sentido, es posible que la ausencia de consistencia en los resultados sea debida precisamente al empeño por intentar establecer asociaciones generales más que examinar las relaciones en un contexto específico de trabajo.

Teniendo presente esa falta de consistencia llevamos a cabo una investigación apoyándonos en un marco de análisis que relaciona condiciones de trabajo y satisfacción laboral, y asume la relevancia de dos bloques fundamentales de variables: las relativas a las necesidades de crecimiento y las ligadas a las relaciones interpersonales. La importancia relativa de ambos factores se sustenta en el hecho de que en este grupo de trabajadores, donde las necesidades básicas o "de existencia" están cubiertas (estabilidad laboral, jornada de trabajo cómoda, condiciones de trabajo adecuadas, etc.), tendrán una mayor incidencia en la satisfacción laboral las relativas al "desarrollo personal" o profesional (formación continua y oportunidades de promoción) y de relación con los demás, ambas mediatizadas por el efecto de las variables sociodemográficas.

Las variables ligadas a las "relaciones interpersonales" adquieren en nuestro modelo un especial protagonismo (ausencia de conflictos con superiores o compañeros, apoyo social y reciprocidad), ya que la investigación previa ha demostrado que el apoyo social puede resultar particularmente beneficioso en el lugar de trabajo, a través del intercambio y la movilización de recursos psicosociales de diversa índole (afecto, información, ayuda instrumental, etc.), que ayudan a crear un clima apropiado para llevar a cabo un trabajo de calidad. Su influencia sobre el bienestar puede darse de forma directa, o bien a través de su efecto amortiguador, protegiendo a los empleados de las consecuencias negativas que determinadas condiciones adversas, en especial el estrés, pueden provocar en su bienestar.

En este estudio se contó con la participación de 294 trabajadores (el 74.24% de la población total) pertenecientes a 48 centros de la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía en una provincia andaluza, quienes cumplimentaron un instrumento de medida conformado por varias escalas, algunas adaptadas para este estudio, y otras ya baremadas y utilizadas anteriormente en el contexto español.

La primera de las conclusiones que los datos nos proporcionan hace referencia a la confirmación de que unas adecuadas condiciones de trabajo están relacionadas positivamente con la satisfacción laboral, en especial en lo que tiene que ver con las condiciones ambientales, los recursos y equipamientos, el desarrollo profesional, la ausencia de estrés laboral y de forma más importante, si cabe, todas las variables relativas al apoyo social.

 

           

La propuesta que manejamos en este trabajo hace referencia a la necesidad de considerar cada contexto de forma específica a la hora de abordar la explicación de la satisfacción laboral. La disparidad de resultados en investigaciones previas nos hizo suponer que no existe un conjunto de variables que sistemáticamente den cuenta de la satisfacción laboral en todos los contextos analizados. Partiendo de este planteamiento, y dado que el grupo de trabajadores que han participado en este estudio tienen, en general, unas condiciones de trabajo bastante satisfactorias, es de esperar que tengan un peso especial factores cercanos a las denominadas por Alderfer (1972) necesidades de relación interpersonal y necesidades de crecimiento o desarrollo personal. Así, los distintos análisis efectuados han permitido evidenciar, por un lado, la importancia que para los trabajadores de la Administración Pública tienen los sistemas de reconocimiento social y las variables ligadas al desarrollo profesional (valorar el trabajo bien hecho, tener en cuenta las sugerencias de los trabajadores, permitir su formación continua o posibilitar su promoción). Y por otro lado, y de forma especialmente significativa, se ha constatado la relación existente entre apoyo social, reciprocidad y satisfacción laboral, lo que viene a reforzar los resultados de otros estudios, y confirma con rotundidad la hipótesis principal manejada en este trabajo que otorga a las relaciones interpersonales un papel fundamental en la explicación de la satisfacción laboral. Un dato que resulta, cuanto menos, un tanto curioso es el hecho de que la relación con el superior (apoyo social y reciprocidad hacia el mismo) tenga un mayor impacto en la predicción de la satisfacción laboral que la relación con los compañeros. Estos resultados pueden tener muy diversas explicaciones. En primer lugar, es posible que el apoyo de los compañeros sea más importante ante condiciones de trabajo más desfavorables; no olvidemos que los colegas suelen ser la fuente de recursos más importante en el contexto laboral y que, en situaciones laborales conflictivas, son las primeras personas a las que se acude (proporcionando información, consejo, apoyo emocional en situaciones de conflicto, y ayuda instrumental en la realización de tareas). Por otro lado, la ayuda brindada por el jefe actúa de forma diferente y proporciona otro tipo de reacciones en los trabajadores. Un mecanismo que puede explicar los efectos particularmente beneficiosos del apoyo social proporcionado por el superior es el impacto positivo que aquél tiene sobre la autoestima de los trabajadores, entendiéndose dicho apoyo como un refuerzo y reconocimiento al trabajo bien hecho.

La importancia de la reciprocidad refuerza esta posibilidad, ya que la recepción de ayuda del superior puede reducir la autoestima si el apoyo no es recíproco, generando sentimientos de dependencia, incompetencia e inseguridad. Los intercambios recíprocos de apoyo no dañan la autoestima según el "Modelo de Amenaza a la Autoestima" (Deelstra et al., 2003) y permiten la equidad. Además estos resultados refuerzan la importancia de la valoración positiva del trabajo por parte de personas significativas como los superiores, frente a la menor relevancia del feedback recibido de los compañeros.               

Por último, es preciso recordar que la muestra tiene unas características específicas por el tipo de trabajo que desarrolla y difiere, en gran medida, del desempeñado por otros grupos de profesionales también englobados bajo la denominación "trabajadores de la Administración Pública" (educación, sanidad, etc.); a ello se suma el hecho del carácter aún exploratorio de la Escala de Condiciones de Trabajo, por lo que futuros estudios de este equipo se encaminarán a ampliar la muestra con otros grupos de trabajadores con objeto de validar dicha escala, comprobar si es igualmente aplicable al conjunto de trabajadores de los distintos estamentos públicos y, en última instancia, contrastar si las relaciones interpersonales siguen ocupando un papel fundamental en nuestro entorno laboral aumentando el nivel de satisfacción y bienestar, y ayudándonos a afrontar más eficazmente las situaciones de conflicto. Si estos datos se confirman ayudarían al planteamiento de estrategias interventivas o preventivas en el contexto laboral, donde la mejora de las relaciones sociales fuese una vía de reducir el estrés, mejorar el entorno de trabajo, incrementar el nivel de satisfacción e incluso aumentar el rendimiento laboral.

El artículo completo se puede encontrar en la revista Ansiedad y Estrés:  Pozo Muñoz, C., Alonso Morillejo, E. Hernández Plaza, S. y Martos Méndez, M.ª J. (2005). Determinantes de la satisfacción laboral en trabajadores de la Administración Pública : el valor de las relaciones interpersonales en el lugar de trabajo. Ansiedad y Estrés, 11 (2-3), 247-264.

Ver referencias bibliográficas de este artículo