En el último número de la revista Psicológica, David del Río y Ramón López-Higes, pertenecientes ambos a la Universidad Complutense de Madrid, han publicado una investigación relacionada con los efectos de la memoria operativa y de la carga de procesamiento en la comprensión de oraciones.

El objetivo último de esta investigación ha estado ligado a tratar de contrastar los postulados de la Teoría de la Capacidad frente a los de la Teoría de la Especificidad, a través de la lectura a ritmo personal (self-paced reading).

Con este propósito, los investigadores utilizaron diferentes pruebas y tareas para una muestra de estudiantes universitarios, pruebas y tareas que incluyeron: 

           

  • Una Prueba de Capacidad de Memoria Operativa Verbal, que se llevó a cabo antes del experimento en sí para poder seleccionar a los sujetos en función de las puntuaciones de una prueba basada en el Reading Span Test (Daneman y Carpenter, 1980), en su versión auditiva. Esta prueba permitió a los investigadores seleccionar dos grupos: sujetos con alta capacidad de memoria y sujetos con baja capacidad de memoria.

  • Una Tarea de Lectura A Ritmo Personal No-Acumulativa, respecto a la cual los autores indican en su investigación que "se construyeron diez pares de oraciones con cláusulas restrictivas de relativo anidadas. Cada miembro del par pertenecía a una condición experimental distinta: oraciones con cláusulas de relativo con extracción de sujeto (RS) y oraciones con cláusulas de relativo con extracción de objeto (RO). Todas las oraciones se igualaron en número de palabras (...). Cada miembro del par se asignó alternativamente a un bloque de estímulo,s de modo que se construyeron dos bloques de diez oraciones. A cada bloque se añadieron doce oraciones de relleno con estructuras sintácticas diversas. Las oraciones fueron introducidas respetando esta división en bloques en un programa de lectura a ritmo personal no-acumulativa desarrollado por el CAI de la Facultad de Psicología de la UCM (...). El orden de los bloques fue alternado para cada sujeto y dentro de cada bloque el orden de presentación de oraciones fue aleatorizado".

  • Una prueba de comprensión de las oraciones, para lo cual, al final de cada ensayo se añadió una pregunta sobre el contenido de la oración.

  • Y una tarea de Reordenamiento de Dígitos; cuyo objetivo era servir "como carga de procesamiento extra en la memoria operativa". Se trataba de una prueba similar a la propuesta por MacDonald et al. (2001). Se dio a los sujetos una serie aleatoria de dígitos y éstos debían responder con la serie ordenada de menor a mayor.

 

Los autores añaden en su investigación que "con el propósito de evitar que los efectos de la tarea de reordenamiento de dígitos se debiesen a problemas en el cambio atencional entre tareas en lugar de a la carga extra de procesamiento (Caplan y Waters, 1999), para los sujetos que realizaron ambas tareas se daba primero la serie de dígitos (leída por el experimentador) e inmediatamente después se procedía tanto a la lectura de la oración como a la respuesta a la pregunta, de forma que no se interrumpiera la tarea principal. La última parte de cada ensayo incluía la recuperación ordenada de la serie de dígitos".

Finalizado el experimento, los autores han podido afirmar que "los resultados confirman el efecto de la complejidad sintáctica señalado de forma recurrente en la literatura: la estructura de las cláusulas relativas de objeto induce un mayor coste de procesamiento en regiones críticas de integración como son el verbo de la cláusula de relativo y el verbo de la cláusula principal (Gibson, 1998, 2000). Las oraciones con cláusulas relativas de objeto son también peor comprendidas (...). Por otro lado, en contra de las predicciones de la Teoría de la Especificidad de Recursos (Caplan y Waters, 1999; Waters y Caplan, 1996), el efecto de la complejidad sintáctica sobre los tiempos de lectura sí es modulado por la capacidad de memoria operativa verbal (...).

A esto añaden que "el presente estudio introduce, sin embargo, una diferencia que ha podido influir de forma determinante en los resultados: el tipo de tarea que se propone habitualmente sólo implica retener una secuencia de dígitos, y por tanto, simplemente exige recuperar información del bucle fonológico de la memoria operativa (Baddeley, 1986); en este caso, sin embargo, la tarea concurrente no sólo supone la retención de material verbal, sino también su procesamiento (la reordenación de los dígitos), de forma que las demandas sobre los recursos computacionales son mayores".

Los autores finalizan diciendo que, al contrario de lo que se postula en la Teoría de la Capacidad, los resultados del estudio muestran que "cuando la capacidad de procesamiento es inferior por una menor capacidad operativa del sujeto o por la presencia de una tarea concurrente que sobrecarga la memoria, el tiempo de procesamiento disminuye. Hay que señalar, no obstante, que la reducción en el tiempo de procesamiento va en contra de la eficacia en la comprensión de las oraciones".

El artículo completo puede encontrarse en la revista Psicológica: Río, D. y López-Higes, R (2006) Efectos de la memoria operativa y de una carga de procesamiento en la comprensión de oraciones. Psicológica, 27, 79-95.

http://www.uv.es/revispsi/articulos1.06/4DELRIO.pdf