El pasado día 4 de mayo, el Pleno de las Cortes de Aragón debatió y aprobó una Proposición No de Ley planteada por el Grupo Parlamentario Popular en septiembre del año 2016, sobre el acceso a una terapia psicológica de calidad con el objetivo de mejorar la salud mental de los aragoneses.

En su exposición de motivos, el PP se hacía eco de la importante falta de cobertura respecto a los tratamientos psicológicos que existe en el Sistema Nacional de Salud; para apoyar su afirmación, citaba los datos del Estudio ESEMED (European Study of the Epidemiology of Mental Disorders) y del Proyecto Atlas de la Salud Mental de la OMS, que apuntan a 4,3 psicólogos por cada cien mil habitantes, disminuyendo en Aragón la media de psicólogos clínicos a 3,97, quedando en ambos casos muy por debajo de la media europea (18 psicólogos/100.000 habitantes).

Asimismo, el Grupo Popular puso de relieve la eficacia en términos de coste-beneficio del tratamiento con técnicas psicológicas basadas en la evidencia científica disponible, tanto a corto como a largo plazo.

En esta línea, recordó la labor del Ministerio de Sanidad en la promoción de tratamientos eficaces basados en la evidencia empírica, a través de propuestas como la publicación de las Guías de Práctica Clínica, promovidas por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, y en las cuales el tratamiento psicológico se erige “como el tratamiento de elección para los problemas de ansiedad y depresión, como tratamiento único para los casos leves y moderados y con tratamiento farmacológico complementario para los casos más graves”.

A pesar de lo anterior, lamentaba el número insuficiente de profesionales de la Psicología para ofrecer una atención de calidad, inversamente proporcional al incremento anual del gasto público en ansiolíticos y antidepresivos en nuestro país, cuya inversión, a juicio del PP, equivaldría “al salario de casi 9.000 profesionales de la Salud Mental (psicólogos y psiquiatras)”.

Tan importante como el incremento de los recursos humanos, la propuesta del Grupo Popular apelaba a la mayor visibilidad y mejor gestión de la atención psicológica, mejorando la prevención, la detección y/o intervención precoz de los trastornos mentales, reduciendo el tiempo de espera para recibir este tipo de atención, ofreciendo tratamientos psicológicos basados en la evidencia, y disminuyendo “la medicación y la medicalización de los trastornos de naturaleza psicológica”.

Durante la sesión plenaria, se aceptaron tres enmiendas presentadas por el PSOE y una de Ciudadanos, y se admitió la demanda de Podemos de votar el punto cinco del texto por separado, al estar en desacuerdo con el mismo.

Tras la votación, quedaron aprobados de forma unánime todos los puntos de la iniciativa, excepto el punto quinto, que se aprobó con todos los votos a favor excepto los de Podemos.

El texto final de la Proposición No de Ley queda redactado como sigue:

"1. Las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a: “Incorporar, en el Plan Estratégico de Salud Mental de la Comunidad Autónoma de Aragón que se está elaborando, el análisis de las necesidades de Psicólogos Clínicos, para aproximar la ratio por 100.000 habitantes a la media europea, satisfacer las necesidades reales de la población y garantizar que las personas con trastornos mentales reciban en la red de Salud Mental de la Comunidad Autónoma de Aragón un tratamiento psicológico eficaz basado en la evidencia científica disponible.

2. Aumentar progresivamente las plantillas de Facultativos Especialistas de Área de Psicología Clínica en los dispositivos de Salud Mental sanitarios y sociales, de acuerdo con el análisis previo.

3. Ampliar las plantillas de F.E.A. de Psicología Clínica en aquellos servicios y unidades donde las intervenciones psicológicas han demostrado su eficacia y eficiencia.

4. Continuar con la incorporación en Atención Primaria de los equipos multidisciplinares de profesionales de salud mental. Asimismo, tal como prevé el Plan de Salud Mental de Aragón 2017-2021, incorporar progresivamente la figura del psicólogo clínico en unidades especializadas de salud mental, haciendo posible la detección temprana de los trastornos mentales, la atención a los trastornos emocionales, como ansiedad y depresión, y la progresiva incorporación de los programas de intervención psicológica para colectivos de enfermos especialmente vulnerables.

5. Incluir dentro de los servicios de Psiquiatría la coordinación y gestión propia de la Psicología Clínica.

6. Asegurar la presencia de los psicólogos clínicos en órganos asesores como la Comisión Técnica Asistencial de Salud Mental”.

El vídeo del debate se encuentra disponible aquí:

Debate y votación de la Proposición no de ley número 348/16, sobre el acceso a una terapia psicológica de calidad con el objeto de mejorar la salud mental de los aragoneses, presentada por el G.P. Popular

Para acceder a la propuesta original, pincha el siguiente enlace (pág. 8386):

Proposición no de Ley núm. 348/16, sobre el acceso a una terapia psicológica de calidad con el objetivo de mejorar la salud mental de los aragoneses

Artículos Relacionados
"Veo buena disposición del Gobierno de Canarias a hablar del PsicAP"-Antonio Cano Vindel
Organizaciones europeas se unen por la mejora de la Salud Mental en Europa
La OCU reclama que los psicólogos estén presentes en los servicios de Atención Primaria
Los pacientes que reciben intervención psicológica en Atención Primaria se recuperan de sus síntomas cuatro veces más que los que reciben el tratamiento habitual
Presentación de los resultados preliminares del Ensayo Clínico PsicAP
Cada vez más Comunidades Autónomas se suman a la demanda de psicólogos en AP