El uso de redes sociales está relacionado con un aumento en las tasas de ansiedad, depresión y problemas del sueño entre los jóvenes.

Así lo afirma el informe titulado #Status Of Mind, examining the positive and negative effects of social media on young people’s health (Estado de la Mente, examinando los efectos positivos y negativos de los medios sociales sobre la salud de los adolescentes), publicado por la RSPH (Royal Society for Public Health) y el Movimiento por la salud de los jóvenes (Young Health Movement).

Tal y como señalan los autores, los medios sociales han revolucionado la forma en que nos conectamos unos con otros, y su uso se ha convertido en “una parte integral de la vida de muchas personas, conectándolas a nivel mundial con amigos, familiares y desconocidos”. Concretamente los jóvenes (conocidos hoy en día como “nativos digitales”), suelen interactuar y comunicarse entre sí mediante Internet y redes sociales.

A este respecto, el informe pone de relieve, no sólo la gran oportunidad que esto supone para la innovación, el aprendizaje y la creatividad, sino también en las potenciales consecuencias que puede tener el uso de los medios sociales para la salud mental de los jóvenes.

A continuación, recogemos las principales conclusiones del informe:

  • Potenciales efectos adversos de los medios sociales

- El 91% de los jóvenes de 16 a 24 años usan Internet para acceder a las redes sociales.

- Se estima que la adicción a las redes sociales afecta a un 5% de los jóvenes, considerándose estos medios más adictivos que los cigarrillos y el alcohol.

- Las tasas de ansiedad y depresión en los jóvenes han aumentado un 70% en los últimos 25 años.

- El uso de redes sociales está relacionado con un incremento en las tasas de ansiedad y depresión, con dificultades del sueño, y con problemas de autoimagen.

- El ciberbullying o acoso cibernético es un problema creciente: 7 de cada 10 jóvenes afirman haberlo experimentado.

- Miedo a ser ignorado (missing out), caracterizado por la necesidad de estar constantemente conectado con las actividades de otras personas, para no “perdérselas”.

  • Potenciales efectos positivos de los medios sociales

- Los medios de comunicación social pueden mejorar el acceso a las experiencias de salud de otras personas y a la información especializada sobre la salud.

- Aquellos que usan las redes sociales se sienten más apoyados emocionalmente a través de sus contactos (“Aproximadamente, siete de cada 10 adolescentes afirman haber recibido apoyo en los medios sociales durante momentos difíciles”).

- Los medios de comunicación social pueden actuar como una plataforma eficaz para la autoexpresión correcta y positiva.

El documento finaliza con una llamada a la acción del Gobierno británico, incluyendo para ello una serie de recomendaciones, tales como, la formación en centros educativos sobre el uso seguro de los medios sociales, el impulso de la investigación sobre los efectos de las redes sociales en la salud mental de los jóvenes, o la creación de plataformas de medios sociales orientadas a identificar y apoyar a los usuarios que podrían estar experimentando problemas de salud mental a causa de sus publicaciones.

El informe se puede descargar desde la página de la RSPH o bien directamente a través del siguiente enlace:

#Status Of Mind, examining the positive and negative effects of social media on young people’s health

Artículos Relacionados
Cyberscouts, juego online para aprender seguridad en internet
Madrid prepara un servicio de atención para adolescentes adictos al móvil
Factores de riesgo de cibervictimización en la adolescencia
“Tú Decides”, nuevo portal para fomentar un uso seguro de la Red entre adolescentes
Más de la mitad de los adolescentes justifican el ciberacoso
ADICCIÓN A LAS REDES SOCIALES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES