Cada empresa del país se ve afectada por problemas de salud mental entre sus empleados. Estas cifras ponen de relieve la importante necesidad de crear ambientes de trabajo saludables, y de apoyar adecuadamente a aquellos empleados que están experimentando problemas de salud mental. En caso contrario, se socava, no sólo el bienestar y la felicidad de los trabajadores, sino también los beneficios de las empresas y la salud de la sociedad en general.

Así lo advierte el Centro de Salud Mental de Reino Unido (Centre for Mental Health) a través de un informe publicado recientemente, bajo el título Mental health at work: The business costs ten years on (La Salud Mental en el Trabajo: el coste laboral después de diez años).

El documento presenta nuevas estimaciones de los costes que suponen a los empleadores los problemas de salud mental laboral, actualizando las cifras publicadas por el Centro de Salud Mental hace diez años.

Las nuevas cifras corresponden al ejercicio 2016/17, y muestran que los costes agregados para los empleadores alcanzaron los 34,9 mil millones de libras esterlinas el pasado año, lo que equivaldría, según los autores del informe, a unas 1,300 libras por cada trabajador del personal laboral de Reino Unido, evidenciando un aumento del 35% sobre el total correspondiente a 2007.

Los costes agregados de los problemas de salud mental en el trabajo en Reino Unido se recogen desglosados en la siguiente tabla:

 

Tabla 1: Relación de costes totales para los empleadores

  Coste promedio por empleado (libras) Coste total para los empleadores (mil millones de libras) Proporción sobre el total (%)
Absentismo 395 10,6
30,4
Presentismo 790 21,2
60,8
Rotación 115 3,1
8,8
Total 1.300 34,9
100,0

*Adaptado de Parsonage y Saini (2017), pág. 9.

Tal y como se indica en la Tabla 1, los costes por absentismo laboral asociados con problemas de salud mental, se estiman en 10.6 mil millones de libras, esto es, un 26% más que en el año 2007, cuya cifrada estimada era de 8.4 mil millones. Para realizar esta actualización estimada, se han considerado tres factores: el incremento en la cifra total de empleados en Reino Unido, el aumento del nivel medio de absentismo entre los empleados británicos y el aumento en la prevalencia de problemas mentales comunes (ansiedad, depresión) entre la población en edad de trabajar.

En relación con los costes a causa del presentismo (reducción de la productividad en el trabajo) asociado con problemas de salud mental, cuya cifra se estiman en 21.2 mil millones de libras, se aprecia un incremento del 40% con respecto al año 2007 (15.1 mil millones). Para los autores, este aumento en una década, así como el hecho de que la mayor proporción de costes asociados a problemas de salud mental se reflejen en el presentismo, pueden atribuirse, en parte, a un mayor número de personal laboral empleado que recibe salarios más altos, y al “miedo” a una posible penalización mayor en caso de absentismo.

Estos datos, concuerdan con los resultados de diversas investigaciones que evidencian cómo los costes del presentismo son significativamente más elevados que aquellos asociados al absentismo laboral por enfermedad (RAND Europe, 2015), y que la relación entre el presentismo y una mala salud es particularmente significativa en el caso de las enfermedades mentales en comparación con las físicas (Johns, 2010; Schultz y Edington, 2007, Schultz et al., 2009). En palabras de los autores de este informe, una de las razones principales de ello, es el temor al estigma y la discriminación, tanto por parte de los empleadores como de los compañeros de trabajo, que puede llevar a muchos empleados con problemas de salud mental a presentarse a trabajar a pesar de sentirse mal, en lugar de solicitar una baja laboral.

Con respecto a los costes derivados del reemplazo de personal que deja su trabajo debido a problemas de salud mental, estos se han incrementado un 30% desde el año 2007, estimándose en 3.1 mil millones de libras una década después.

Los autores del informe concluyen señalando que todas estas cifras ponen de manifiesto la necesidad fundamental de que las organizaciones promuevan el bienestar, creen ambientes de trabajo saludables, apoyen a aquellos que experimentan enfermedades mentales y apoyen a los empleados que se reincorporan al trabajo tras una baja laboral.

El informe se puede descargar desde la página Web del Centro o bien directamente a través del siguiente enlace:

Mental health at work: The business costs ten years on

Artículos Relacionados
La percepción negativa sobre los factores de riesgo psicosocial y el desarrollo de depresión en el trabajo
“Nuestra profesión está muy bien preparada para hacer contribuciones sólidas, eficaces y bien fundamentadas para la mejora de las organizaciones y del bienestar de los trabajadores”- Entrevista a J. María Peiró
El papel del bienestar en el ámbito laboral: fundamentos y aportaciones desde la Psicología
Efectos del trabajo sobre el Bienestar del Empleado, nuevo informe
Herramientas de la OIT para recopilar datos en materia de salud y seguridad del trabajo
Beneficios de implementar Programas para la Salud y el Bienestar en el ámbito laboral
Acoso en el ámbito laboral: causas, consecuencias y estrategias de intervención
La inclusión de medidas de conciliación en las organizaciones repercute en el incremento de la productividad laboral-Entrevista a Pilar Rojo