El cannabis es la sustancia ilícita más consumida por los adolescentes a nivel mundial. El último estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre comportamiento adolescente (Health Behaviour in School-aged Children) -basado en un estudio realizado en 42 países, la mayoría europeos, en 2013 y 2014-, sitúa a los adolescentes españoles entre los que consumen más cannabis. De hecho, según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias, ESTUDES, del Plan Nacional Sobre Drogas, en el último año, en nuestro país se iniciaron en el cannabis 146.200 estudiantes de 14 a 18 años y, de ellos, 53.000 escolares hacen un consumo problemático.

Con estos datos tan preocupantes, se presenta el primer “Congreso Internacional sobre Cannabis y sus derivados: Salud, Educación y Ley”, un evento que se celebrará en Catoira (Pontevedra), durante los días 24 y 25 de noviembre, con el propósito de aglutinar a profesionales sanitarios y de la educación, estudiantes de las ramas socio-sanitarias, y todas aquellas personas interesadas en dar una respuesta a los problemas derivados del consumo de cannabis, un fenómeno que, a razón de los últimos datos, ha sufrido un gran auge en nuestro país.

Para hablarnos sobre este novedoso encuentro, Infocop Online ha entrevistado a Manuel Isorna, presidente de su Comité Organizador.

Manuel Isorna

Manuel Isorna es Doctor en Psicología por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Drogodependencias y Máster en TDAH. Actualmente, ejerce como Técnico Servicios Sociales ayuntamiento de Catoira y profesor asociado de la facultad de Ciencias de la Educación Universidad de Vigo. Su campo de investigación se centra en las drogodependencias, siendo autor de numerosas investigaciones en torno a este ámbito.

Para hablarnos en detalle sobre este Primer Congreso, le hemos realizado la entrevista que presentamos a continuación:

ENTREVISTA

El próximo mes de noviembre, entre los días 24 y 25, se celebrará el primer Congreso Internacional sobre Cannabis y sus derivados: Salud, Educación y Ley. ¿Podría explicarnos cómo surge esta iniciativa y cuáles son sus objetivos?

El congreso de cannabis es una iniciativa científica que pretende aglutinar a profesionales sanitarios y de la educación, estudiantes de las ramas socio-sanitarias y todas aquellas personas interesadas en dar una respuesta a los problemas derivados del consumo de cannabis, fenómeno que ha sufrido un gran auge en los últimos años.

Poner en común los crecientes conocimientos sobre el consumo de cannabis, bien aislado o en asociación con otras sustancias psicoactivas, puede ser de gran utilidad para todas aquellas personas que en su actividad laboral se ven, directa o indirectamente, afectadas por el mismo.

Este Congreso pretende ser un lugar de trabajo e intercambio de saberes y de respaldo, que pueda ser también útil a todas aquellas personas con una responsabilidad educativa directa, a quienes realizan actividades de voluntariado con población juvenil e incluso también a los propios consumidores.

Desde el Comité Organizador nos hemos propuesto los siguientes:

- Difundir información y los últimos avances sobre los efectos del consumo de cannabis en la salud de la población fumadora voluntaria, así como sobre los efectos perniciosos de la exposición pasiva al humo del cannabis, destacando la especial importancia de no fumar durante el embarazo, ni en presencia de niños, ancianos y enfermos.

- Difundir información sobre los efectos terapéuticos reales y potenciales del cannabis y al mismo tiempo dar a conocer los falsos mitos y creencias sobre su “poder de curación” de enfermedades. 

- Facilitar formación a profesionales sanitarios, docentes y padres sobre el problema de salud pública que representa el consumo de cannabis (en la mayoría de los casos unido al tabaco), las tendencias actuales de la edad de inicio y el aumento del consumo en adolescentes, señalando la importancia de su intervención para evitar la adquisición del hábito en la población no fumadora.

- Ofertar un lugar para que los investigadores puedan presentar sus resultados bien a través de comunicaciones orales y/o póster. Se editará un libro con estas investigaciones.

¿A quién va dirigido y cómo pueden inscribirse al mismo?

El programa va dirigido a los profesionales de la Psicología, Psiquiatría, Medicina, Enfermería, de la Docencia, así como otros profesionales de otras disciplinas que trabajan en este campo. Y por supuesto a los estudiantes de estas ramas científicas-profesionales para que puedan aumentar sus conocimientos.

Nuestra pretensión es profundizar en todos los campos de conocimiento que engloba el cannabis. Pretendemos que los asistentes obtengan una visión global de las consecuencias de su consumo. Así hay mesas de trabajo que abordan temas bioquímicos, terapéuticos, legislativos, preventivos-educativos, etc.

En la Web www.congresocannabis.es disponen de toda la información sobre el mismo: plazos de inscripción (hasta el 17 de noviembre), presentación de comunicaciones orales/póster -24 octubre, precios (muy reducidos para ONGs, grupos de tres o más miembros), etc.

Como presidente del Comité Organizador de este interesante encuentro, ¿podría adelantarnos qué expertos van a formar parte del programa científico y cuáles son los principales ejes temáticos que abordarán?

Sinceramente si de algo estamos orgullosos el comité científico es de la calidad profesional y científica de los ponentes:

Rafael Maldonado López: "Efectos del cannabis a nivel cerebral"; Manuel López_Rivadulla Lamas: "Utilidad de los valores de THC en muestras biológicas para evaluar los efectos del cannabis"; Guillermo Burillo-Putze: "Nuevos cannabinoides sintéticos"; Fernando Rodríguez de Fonseca: "El sistema cannabinoide endógeno"; Amador Calafat:"Cannabis: droga, medicamento o producto de consumo"; Julia Osca Lluch: "De qué de lo publicado nos podemos fiar"; Arturo Álvarez Roldán: "El mito de los clubs cannábicos como alternativa de regulación”; Luis M. Uriarte Valiente: "Y la actual Ley. ¿Nos protege?"; Juan Carlos González Luque: "Accidentabilidad"; Benjamín Climent: "Patología orgánica relacionada con el consumo de cannabis"; Enriqueta Ochoa: "Diferenciación de género en consumidores de cannabis"; Francisco Arias Horcajada: "Psicosis y cannabis"; Sergio Fernández-Artamendi: "Cannabis, trastornos afectivos y de ansiedad"; Joseba Zabala  y Adelaida Lozano: "El binomio cannabis-tabaco”; José Antonio Ramos y César Pereiro: "Aplicaciones clínicas y terapéuticas de los cannabinoides"; Javier Ayesta: "Control de tabaco y cannabis: lo que la experiencia de los cigarrillos electrónicos nos pueden enseñar sobre reducción de riesgos"; Gregor Burkhat: "La prevención ambiental"; Manuel Isorna: "Mitos y creencias sobre el consumo de cannabis"; Sonia Moncada: "La prevención del consumo en el marco de la evaluación de la Estrategia Nacional sobre Drogas y sus Planes de Acción"; Iria Vázquez, Gerardo Flórez y Manuel Serrano: "Abordaje terapéutico de las personas con problemas de consumo"; Carmina Palau: "Abordaje en personas con consumos aparentemente no problemáticos"; Pilar Lusilla: "La entrevista motivacional en el consumo de riesgo"; y Francisco de Asís Babín: "¿Qué podemos extraer de los informes de organismos internacionales sobre la política española en relación con el cannabis?".

¿Qué novedades presenta el Congreso en relación con otros eventos de esta índole? ¿Cuáles son sus expectativas con respecto a su celebración?

Se pretende crear un lugar de debate con los mejores profesionales, abierto al público interesado y medios de comunicación para que sirva de caja de resonancia de los efectos reales que causa el consumo de cannabis en los fumadores. Buscamos trasladar a la población que no es una sustancia inocua. Como todas las drogas tiene y tendrá posibles fines terapéuticos, pero esto no puede ni debe ser motivo para que cada uno pueda consumirlo con la creencia de que puede hacerlo cuando quiera y la cantidad que desee. Es una droga con efectos perjudiciales para quien lo consume a nivel físico, psicológico, en muchos casos, incluso psiquiátricas, y que, bajo los efectos del THC, puede causar posibles daños a terceros (familiares y sociales).

Hasta este momento en España, todos los mal llamados “congresos” sobre esta sustancia, que se han realizado son literalmente ferias comerciales para la venta y promoción de productos para el cultivo y consumo del cannabis.

En España se celebran anualmente cerca de la decena “macro-ferias” a la cual acuden de media, unas 5.000 personas por feria, con más de 150 expositores en los que se pueden comprar semillas, fertilizantes, papel, etc. Con charlas pseudocientíficas en las que se pueden escuchar a “verdaderos charlatanes” que el cannabis cura el cáncer, la epilepsia, el glaucoma, etc.

La industria del cannabis siempre ha utilizado como “cabeza de turco” a los movimientos procannabis y han usado el potencial terapéutico como “caballo de Troya” para inocular en la población (y en los políticos principalmente) la idea de que es una sustancia que “cura enfermedades”, desde la esclerosis múltiple, pasando por el cáncer, el glaucoma, epilepsia, los trastornos de conducta alimentaria, etc.; ¡en fin, la panacea farmacológica! Este mensaje a pesar de ser falso, a base de repetirlo muchas veces ha ido calando en una parte importante de la sociedad, principalmente en los más jóvenes que han visto como, una vez descubierto lo perjudicial que es el tabaco, han encontrado en el cannabis un buen sustituto y refugio (no debemos olvidar que cerca del 85% de los consumidores de cannabis también son fumadores de tabaco). Para estas personas, es evidente que una sustancia que “cura” tantas enfermedades no puede ser perjudicial, este es el mensaje que han ido inoculando en la población, principalmente en la última década, a través de Internet, ferias “comerciales”, foros de debate a los cuales se invitan a determinados “profesionales” pagados principalmente con los beneficios de esas empresas, a base de la venta de semillas y parafernalia para su cultivo, ya han conseguido crear un estado de opinión donde solo represente las bondades de su consumo, pero nunca se hable del cáncer de pulmón que causa su consumo (recordemos que se inhala exactamente igual que el tabaco y en la mayor parte de las ocasiones se consume mezclado con el), los trastornos mentales en determinados tipos de consumidores, del deterioro cognitivo que causa su consumo (sobre todo si se comienza  a consumir en la adolescencia),  los problemas de memorización y aprendizaje, efectos a nivel psicomotor (por ejemplo en la conducción de vehículos), etc.

Concretamente, usted participará en la mesa redonda sobre Prevención, con una Ponencia titulada Mitos y creencias sobre el consumo de cannabis, ¿podría adelantarnos en qué consistirá y qué temas tratará durante la misma?

La representación mental (y social) que tiene una parte importante de la población sobre el cannabis se ha ido consolidando a  base  de escuchar, leer y ver en múltiples ocasiones las “bondades” de su consumo. En España, el movimiento social en defensa del cannabis, lo forman asociaciones, profesionales y medios de comunicación que se encargan de dar a conocer argumentos y estrategias en pro de legalizar y legitimar socialmente su consumo, su defensa se ha sustentado en un entramado de argumentos, que tienen como función principal presentar los beneficios terapéuticos del cannabis y mostrar las incoherencias e incongruencias del sistema político que mantiene su prohibición. En mi ponencia trataré de mostrar con datos de publicaciones científicas qué hay de cierto y de mentira en todos estos argumentos, desde lo terapéutico hasta su posible legalización.

A su juicio, ¿qué papel juega la Psicología en este ámbito?

Pretender entender el consumo de cannabis sin la aportación de la Psicología es absurdo, y de la misma forma sería pretender entender su tratamiento y/o prevención. Tal y como se puede comprobar en el programa, casi un 50% son profesionales o investigadores de la rama de la psicología.

Para finalizar, ¿le gustaría añadir algún comentario más?

Dos cuestiones, una organizativa y otra más personal.

Punto uno, la localidad de Catoira está muy bien comunicada; los aeropuertos más cercanos: 30 km de Santiago y 35 Km de Vigo, con estación de autobuses y Ferrocarril regional propia y de alta velocidad en Vilagarcía de Arousa a 8 km. Es una zona muy turística y al tratarse de temporada baja los alojamientos están muy bien de precio.

Punto dos: si el cannabis realmente es un medicamento y éste tiene propiedades terapéuticas, debe ser el personal sanitario quién lo recete y por supuesto debe ser vendido en farmacias como todos los demás medicamentos. El consumo por cuenta propia, fomentando el autocultivo y la automedicación, como pretende la industria del cannabis, no es la solución y solo acarrea y conducirá en el futuro, un mayor número de problemas relacionados con su consumo.

Artículos Relacionados
El cannabis es la droga ilegal más consumida y con menor percepción de riesgo entre los jóvenes-Informe Alcohol, tabaco y drogas ilegales 2016
Respuesta del Gobierno sobre el incremento del consumo de cannabis entre los menores de edad
Validación de intervenciones eficaces para jóvenes consumidores de cannabis
Permisividad, control y afecto parental y consumo de drogas en adolescentes
Informe 2012 sobre la drogodependencia en Europa
INFORME 2011 SOBRE LA DROGODEPENDENCIA EN EUROPA